El Ejército del Aire rechaza revelar los expedientes sobre supuestos avistamientos de ovnis en España

Alega que los informes sobre fenómenos extraños en el espacio aéreo son confidenciales. Hace seis años, el Ministerio de Defensa publicó 80 documentos desclasificados

Cazas F-18 del Ala 15.
Cazas F-18 del Ala 15.

Una búsqueda en Google sobre “ovnis” arroja como resultado numerosas noticias recientes, de medios de todo el mundo. Entre las últimas novedades destaca que el Departamento de Defensa de Estados Unidos ha creado una Oficina de Resolución de Anomalías en Todos los Dominios (All-domain Anomaly Resolution Office o AARO), para investigar los objetos no identificados en el espacio aéreo, pero también en el mar y en el espacio exterior.

En España, el Ejército del Aire ha tenido que responder recientemente a una petición de información sobre el fenómeno de los ovnis. Y la respuesta ha sido, en parte, negativa: los documentos solicitados están clasificados con la categoría de “confidencial”.

Confidencial Digital ha consultado una resolución del Estado Mayor del Aire, en la que concede sólo parte de la información solicitada por un particular, que registró en el Ministerio de Defensa una solicitud de acceso a la información pública al amparo de la Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno.

La petición señalaba que “en la Biblioteca Virtual de Defensa se puede consultar un compendio de casos OVNI que han sido desclasificados. En su mayoría, son casos ya conocidos correspondientes a desclasificaciones anteriores a su publicación en esta página de consulta pública. También incluyen la Normativa militar sobre el fenómeno OVNI (1968-1985)”.

Lo que quería el solicitante era saber “si en la actualidad existe una normativa similar en vigor y cuáles son sus parámetros. Asimismo, estoy interesado en saber qué tratamiento se da desde el Ejército del Aire o cualquier otra instancia militar afectada a este fenómeno”.

Pero también requería “información y acceso a casos posteriores a los recogidos en la citada Biblioteca Virtual que, por su naturaleza, sean susceptibles de ser conocidos de forma pública. O en su defecto el número de expedientes de este asunto que existen en la actualidad”.

Clasificación ‘Confidencial’

Defensa rebotó esta solicitud de transparencia al Ejército del Aire, al entender que le correspondía la competencia para responder a la petición planteada.

El Estado Mayor del Aire analizó la solicitud y concluyó que procedía conceder al acceso a la información solicitada, si bien sólo en parte.

En la resolución, firmada por el general Segundo Jefe de Estado Mayor del Aire, el teniente general Ignacio Bengoechea Martí, se explica que “la normativa del Ejército del Aire que regula el tratamiento de los casos OVNI es la Instrucción General 40-5 ‘Normas a seguir tras la notificación de avistamientos de fenómenos extraños en el espacio aéreo nacional’”.

 

Esta instrucción general establece las normas relativas a la recepción de información sobre “avistamientos de fenómenos extraños dentro del Espacio Aéreo Nacional”, el procedimiento de elaboración de los informes, y la clasificación, tramitación y custodia de los mismos.

Dicha instrucción general del Ejército del Aire “establece que los expedientes, hasta su desclasificación, tendrán la consideración y tratamiento de CONFIDENCIAL”, señala el Estado Mayor del Aire, “y que el organismo responsable de su custodia será la Sección de Inteligencia del Mando Aéreo de Combate (MACOM)”.

Por tanto, se indica en la respuesta a la solicitud de transparencia, “por su naturaleza y hasta que no se realice la desclasificación de los expedientes estos no pueden ser conocidos de forma pública”.

80 expedientes desclasificados

Lo cierto es que en el año 2016 el Ministerio de Defensa publicó -y a eso se refería el inicio de esa consulta- en forma digital 80 informes desclasificados, que sumaban 1.900 páginas, y que se referían a supuestos avistamientos de ovnis en España.

Los informes abarcaban desde el primer caso registrado, en 1962 en San Javier (Murcia), hasta un aviso de 1995 en Morón de la Frontera (Sevilla).

Las alertas las habían dado pilotos de aviones comerciales y militares, marineros que navegaban en barcos, vecinos de zonas urbanas...

Defensa había iniciado el proceso de desclasificación de expedientes sobre ovnis en 1991. Los documentos desclasificados los depositó en la Biblioteca Central del Ejército del Aire, y en 2016 los digitalizó y publicó en la Biblioteca Virtual de Defensa.

Video del día

Una joven de 19 años muere en Rumanía devorada por un oso
Comentarios