Defensa

El Ejército busca de urgencia detectores de gases para actuar en el volcán de La Palma

Acaba de publicar una licitación para adquirir por el procedimiento de emergencia equipos portátiles destinados al Regimiento de Defensa NBQ, que monitoriza las emisiones tóxicas

Volcán de La Palma.
photo_camera Volcán de La Palma.

El volcán Cumbre Vieja, en la isla de La Palma, suma ya más de un mes en erupción. El fenómeno meteorológico llevó al Gobierno de España a movilizar a la Unidad Militar de Emergencias (UME), como fuerza de reacción para colaborar en el desalojo de los vecinos de las zonas afectadas por las coladas de lava.

A la UME se ha sumado el Ejército de Tierra, con unidades como el Regimiento de Artillería de Campaña nº 93, cuyos miembros han colaborado en las tareas de evacuación.

Confidencial Digital ha podido comprobar que el Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra ha abierto una licitación pública, tramitada por el procedimiento de emergencia, que tiene por objeto la “adquisición de equipos de detección-identificación de gases para Operación Volcánica”.

Tramitación de emergencia

La activación de un contrato público de suministros suele tardar, pero en este caso ha sido más ágil. La Dirección de Adquisiciones del Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra propuso el 19 de octubre el inicio de la tramitación del expediente de contratación por el procedimiento de emergencia para la adquisición indicada.

El general jefe del Mando de Apoyo Logístico solicitó autorización para declarar la tramitación de emergencia para la adquisición de cuatro equipos de identificación de gases necesarios para cumplir la misión encomendada a la UME y al Ejército de Tierra por la erupción del volcán en La Palma.

El 20 de octubre, la Dirección General de Asuntos Económicos autorizó “la adquisición de equipos de detección-identificación de gases para operación volcánica, por un importe de 430.000,00 euros, mediante la tramitación de emergencia del expediente de contratación”.

Finalmente el 22 de octubre se firmaron los pliegos de condiciones y se publicó la licitación en el portal de Contratación del Estado.

Para el Regimiento NBQ

El Ejército de Tierra ha dispuesto un importe estimado inicial de 430.000 euros para adquirir los equipos de detección-identificación de gases, que servirán para “garantizar la adecuada detección, previsión y respuesta antes posibles nuevos focos de emisión que pudieran desencadenar en nuevas evacuaciones de población”.

Concretamente, se van a comprar dos analizadores portables de gases, y dos equipos portátiles de “identificación y cuantificación de AGQ y TIC,s con multitecnología y TIC,s con multitecnología”.

 

Este material será enviado al Regimiento de Defensa NBQ “Valencia” nº 1, que ha sido movilizado por el Ejército de Tierra para actuar en la zona de la erupción del volcán de La Palma.

Identifica un gas en 45 segundos

Los pliegos definen las características que deben tener estos equipos que utilizarán los expertos en riegos NBQ del Ejército que despliegan en las zonas de emisiones de gases tóxicos del volcán.

“La tecnología en que se basará el equipo estará formada, al menos, de Espectrometría de movilidad Iónica, Detector de Fotoionización, Sensores de Óxido de Metal y Célula Electroquímica”, especifica el Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra.

El equipo consistirá en “un detector, identificador y cuantificador de agentes químicos de guerra (CWA) y compuestos tóxicos industriales (TIC) en forma gaseosa”. Tendrá que identificar sustancias como el dióxido de azufre, el ácido clorhídrico, el ácido fluorhídrico, el dióxido de carbono y el monóxido de carbono.

Cuando detecte gases tóxicos, “emitirá una alarma visual y una bocina para proporcionar alarma audible”, e identificará los compuestos en menos de 45 segundos, indicando la concentración de las sustancias.

Para hacer más fácil su manejo y proteger a los militares, el Ejército de Tierra exige que cada equipo “permita montarlo sobre vehículo (VRAC, URO VAMTAC y/o vehículo de Reconocimiento NBQ) y manejarlo desde su interior”. Incluso deberá disponer de antena GPS y conexión tipo WLAN para controlar el equipo de forma remota.

“Respuesta a nuevos focos de emisión”

Justifica el Ejército de Tierra la importancia (y la urgencia) de esta compra señalando que “la adquisición de estos materiales de detección suponen un elemento fundamental para la protección y actuación frente a la situación de emergencia antes descrita, resultando como unas herramientas idóneas y útiles para realizar las acciones de colaboración encomendadas a las Fuerzas Armadas desplegadas en la zona de actuación de La Palma en colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.

Advierte que “la ausencia de este material podría reducir la capacidad de previsión y respuesta antes posibles nuevos focos de emisión que pudieran desencadenar en nuevas evacuaciones de población”.

Sánchez anuncia 400 millones de inversión para Egipto

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes