Defensa

Industria armamentística

El ejército español cambia de modelo: su apuesta de futuro son los drones

Defensa aumentará considerablemente el presupuesto para adquisición de vehículos no tripulados en los próximos diez años

UAV Atlante
photo_cameraUAV Atlante

El futuro de las Fuerzas Armadas españolas pasa por la potenciación del uso de sistemas no tripulados. Se trata de un cambio de modelo similar al que ya ha puesto en marcha el ejército de Estados Unidos, que planea una reducción de efectivos sustituyéndoles por una mayor actividad de sus denominados drones. España seguirá ese ejemplo.

Los planes de adquisición que está elaborando el Ministerio de Defensa van encaminados a ello. Así lo confirman a El Confidencial Digital fuentes militares, que aseguran que los UAV –y otros sistemas similares terrestres y marítimos- coparán en la próxima década una parte importante de la inversión estatal en Defensa.

“El presupuesto es limitado, y por tanto, la necesidad de elegir en qué invertir es determinante, vital para las Fuerzas Armadas” aseguran fuentes militares a El Confidencial Digital. “Los UAVs son la apuesta fundamental de la OTAN, y España como miembro camina en esa dirección” afirma a ECD un mando del Ejército del Aire.

En estos momentos, Defensa está elaborando un documento marco en el que quedarán reflejadas las necesidades y aspiraciones de cada uno de los ejércitos –Armada, Tierra y Aire-. El informe debería estar listo este mismo año y en él se incluirán los pasos a seguir en materia de vehículos militares no tripulados en la próxima década.

En busca de UAVs ‘pesados’

España ya dispone de pequeños UAVs tácticos como el RQ-11 Raven, que han sido utilizados con mucho éxito en Afganistán para proteger a los convoys de vehículos militares en prevención de artefactos IED.

Sin embargo, la asignatura pendiente de las Fuerzas Armadas españolas es dotarse de un UAV ‘pesado’, como el MQ-9 Reaper o el MQ-1 Predator –Marruecos ya dispone de este sistema-, capaces de llevar a cabo misiones mucho más complejas e incluso  con posibilidad de ser artillados.

Tal y como contó ECD, Defensa valoró positivamente la opción de artillar el UAV Atlante, un aparato de fabricación y tecnología española. En 2012 se encargó al consorcio fabricante un informe sobre las posibilidades de esta opción, cuyos resultados resultaron satisfactorios para Defensa.

Pero no es la única opción. España mantiene actualmente, según confirman las fuentes consultadas, varias negociaciones abiertas con otros países interesados en facilitar aparatos no tripulados de Clase III (como denomina la OTAN a estos UAV cuyo peso supera los 600 kilogramos).

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?