Defensa

Las empresas del 8x8 ficharán a un director ‘neutral’ para coordinar el proyecto

Estará al frente de la sociedad que van a constituir Santa Bárbara, Indra, Escribano y Sapa para fabricar el Vehículo de Combate sobre Ruedas del Ejército de Tierra

Prototipo del Vehículo de Combate sobre Ruedas (VCR) 8x8.
photo_camera Prototipo del Vehículo de Combate sobre Ruedas (VCR) 8x8.

El programa para fabricar 348 unidades del Vehículo de Combate sobre Ruedas (VCR), el conocido como 8x8, para el Ejército de Tierra empieza a desatascarse tras los problemas que llevaron al Ministerio de Defensa a declarar desierto la licitación y reiniciar el proceso.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, firmó el pasado 13 de mayo el compromiso que permitirá constituir una sociedad anónima entre las empresas encargadas del proyecto: Santa Bárbara Sistemas, Indra, Sapa y Escribano Mechanical & Engineering, empresa esta última que se une al proyecto con esta decisión de Defensa.

Ahora comienza el período de licitación, una vez que se apruebe en Consejo de Ministros. El departamento que dirige Margarita Robles apunta el tercer trimestre de 2020 como fecha aproximada para firmar el contrato definitivo de fabricación, en vista de que la propuesta de las cuatro empresas citadas “satisface las necesidades del Ejército de Tierra, al permitir retener la autoridad de diseño en España y favorecer una alta participación de la industria nacional en un porcentaje no inferior al 70%”.

Confidencial Digital ha podido conocer, por fuentes directivas de las empresas involucradas, los siguientes pasos en este proceso. Una vez que el Consejo de Ministros dé luz verde al proceso, las cuatro compañías formalizarán la creación de la sociedad anónima conjunta.

En principio, según esas fuentes, ya están cerrados detalles como el reparto de la participación de cada una de las empresas en la sociedad conjunta, aunque por el momento prefieren no concretar si es al 25% y si los porcentajes varían en función del papel de cada una en el proyecto.

Lo que sí adelantan es que al frente de esa sociedad anónima creada para ejecutar el programa VCR 8x8 para el Ejército de Tierra tendrá al frente a un director ‘neutral’, es decir, que no pertenezca a ninguna de las cuatro.

De esta forma, podrá ser más imparcial a la hora de dirigir y coordinar los trabajos conjuntos de Santa Bárbara, Indra, Sapa y Escribano en este proyecto. En la sociedad que conformen, claro está, habrá representantes de cada una de las cuatro empresas, pero por encima estará el director nombrado ex profeso para este encargo.

En principio, las funciones de cada empresa están más o menos acotada. Por ejemplo, Santa Bárbara se encargaría de la barcaza del vehículo; Sapa, del motor; Indra, de la electrónica y de las comunicaciones; y Escribano, de las torres de armas, junto a Indra.

Es la división a grandes rasgos, porque el proyecto requiere de la integración y coordinación de los trabajos de cada empresa en un proceso que permita culminar la fabricación de más de 300 Vehículos de Combate sobre Ruedas para dotar con ellos al Ejército de Tierra.

El vídeo del día

PP asegura que la ‘Ley Celáa’ “nace muerta”.

Al menos desde 2007 el Cuartel General de Tierra busca un relevo para los viejos BMR. El programa del 8x8 se convirtió en una de las prioridades del Ministerio de Defensa, que dirige el proceso de compra desde la Dirección General de Armamento y Material.

Pero los retrasos y problemas a la hora de encargar la fabricación han ido dilatando los plazos, hasta el punto de que el Ejército de Tierra, en sus previsiones para 2020, ya no contaba con recibirlos este año.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes