Defensa

“España no es de fiar”, respuesta de oficiales de EEUU a la iniciativa de trasladar la Sexta Flota a Rota

Pablo Casado ha propuesto a Cádiz como alternativa a la base de Nápoles por la inestabilidad política y el populismo en Italia

Maniobras en el Báltico de la Sexta Flota.
photo_cameraManiobras en el Báltico de la Sexta Flota.

Que la Sexta Flota estadounidense se ‘mude’ desde Italia a la base de Rota es algo que Pablo Casado calificó como “probable, ahora que el Gobierno italiano está dando síntomas de no ser un gobierno fiable porque está gobernado por populistas”.

Casado lanzó esta propuesta recientemente, durante un acto del PP en Jerez de la Frontera. “Tenemos la mejor capacidad para albergar otros efectivos militares que nos permitirían no tener que afrontar un crecimiento presupuestario en materia de Defensa tal y como exige la OTAN y los socios europeos” aseguró. Para el líder del PP, Rota es “la instalación más competitiva de Europa”.

Las declaraciones pasaron más bien inadvertidas, aunque han dado bastante de que hablar en la Armada española o en el Ministerio de Defensa, donde según ha podido saber ECD se consideran “un brindis al sol”.

La Sexta Flota opera en seis bases navales italianas, concretamente en La Spezia, Augusta, Taranto, Brindisi, Gaeta y el cuartel general de Nápoles. Se compone de más de 20.000 militares, aproximadamente 200 aviones, el buque ‘Mount Whitney’ que comanda la fuerza, dos portaaviones nucleares, cuatro cruceros, más de diez destructores y cuatro submarinos, entre otras unidades.

Para fuentes de la Armada consultadas por ECD, la propuesta “no es para nada realista”. “Sería necesaria la creación de muchísimas infraestructuras que España no tiene en este momento. Estados Unidos lleva décadas operando desde Italia su Sexta Flota, alojarla aquí no se consigue de un día para otro” aseguran estas voces.

“España no es que sea muy fiable”

La propuesta/oferta tampoco ha sido recibida con demasiado entusiasmo al otro lado del Atlántico. Según ha sabido ECD, mandos militares que mantienen una relación profesional fluida con oficiales de la marina estadounidense han comentado el asunto en privado y la respuesta no ha sido positiva. El asunto ha salido discretamente a relucir también en un reciente acto en el que han coincidido militares de ambas naciones.

 “España no es que sea políticamente muy fiable tampoco”, es en resumen el mensaje que les han trasladado los oficiales estadounidenses a sus colegas españoles. Consideran que la inestabilidad política no solo afecta a Italia y que la situación parlamentaria en España no es un ninguna garantía. Y recuerdan que pese a que en Italia hay un gobierno ‘populista’, en el pasado ya han tenido que lidiar con otras fuerzas políticas muy críticas con Estados Unidos. “Hasta una ministra de Defensa del Partido Comunista”, en referencia a Roberta Pinotti.

Aznar y Rajoy intentaron conseguir el mantenimiento de la Sexta Flota

Lo que sí han intentado en varias ocasiones algunos gobiernos de España ha sido atraer hacia los astilleros de Cádiz el mantenimiento de las unidades de la Sexta Flota. Unos contratos millonarios que supondrían carga de trabajo estable para la plantilla de Navantia.

En 2002, los ejecutivos de Aznar y Bush tenían muy avanzadas sus negociaciones para derivar parte de este mantenimiento a España, por aquel entonces aliado preferencial de Estados Unidos en su denominada ‘Guerra contra el Terror’.

Las negociaciones nunca llegaron a fructificar y se truncaron definitivamente con la llegada de Rodríguez Zapatero a la Moncloa. La retirada de España de Irak en 2005 supuso encerrar en un cajón aquel ambicioso plan.

Años más tarde, el gobierno de Rajoy intentó aumentar la carga de trabajo de los astilleros gaditanos con algunos contratos de mantenimiento de buques de la Sexta Flota. Pero se quedaron en actuaciones puntuales.

Estados Unidos tiene otros planes para Rota y Morón

En 2014 ECD informó que el documento ‘Global Enroute Strategy’ del Pentágono establecía que Rota y Morón de la Frontera pasarían a ser instalaciones de primer nivel estrategico. En el caso de Rota, al nivel de Ramstein o Hickman (Pearl Harbor).

En aquel momento, Podemos acababa de ser fundado y ya había conseguido 5 diputados en el Parlamento Europeo. En su programa figuraba la revisión del contrato bilateral de defensa con Estados Unidos y la posible salida de militares estadounidenses de bases españolas.

Una declaración de principios que, tal y como contó ECD, inquietaba sobremanera al Pentágono: sus planes para Rota y Morón eran de vital importancia para su estrategia militar global (con el Escudo Antimisiles en plena fase de despliegue) y aún se estaba negociando la renovación del contrato bilateral de defensa.

Washington urgía a España a renovar el contrato cuanto antes, para que su presencia en Rota y Morón no se viese amenazada en caso de que Podemos llegase con fuerza al Congreso de los Diputados. Pasados los años, la formación morada rebajó sus postulados sobre la presencia militar norteamericana en el país.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo