Defensa

España pide a Estados Unidos más sistemas guiados por láser como los de Arabia Saudí

La petición de compra se realiza a través de la agencia de adquisiciones de la OTAN. Está a punto de llegar la partida que se adquirió hace dos años

Una bomba con kit de guiado laser Paveway de fabricación estadounidense.
photo_cameraUna bomba con kit de guiado laser Paveway de fabricación estadounidense.

Mientras España espera por la llegada de un paquete de nuevos kits de guiado por láser para bombas adquiridas en 2016, la agencia de adquisiciones de la OTAN se prepara para una nueva adquisición en la que también se cuenta como receptor al Ejército del Aire español. Se trata del mismo tipo de armamento sobre el que giró la polémica venta de armas a Arabia Saudí el pasado verano.

Según ha podido confirmar ECD a través de documentos de la Defence Security Cooperation Agency (DCSA) , la OTAN ya ha cursado oficialmente -con fecha del pasado lunes- la solicitud de autorización de venta al gobierno de Estados Unidos.

Se trata de una venta valorada en 320 millones de dólares, que incluiría varios miles de kits de guiado láser para bombas así como otro tipo de equipamiento y servicios de ingeniería. La solicitud de autorización de venta es el primero de los pasos que requiere la legislación norteamericana antes de suministrar armamento a un país aliado.

Se suma al pedido de 2016 que aún no ha llegado

Tal y como contó Confidencial Digital el pasado mes de septiembre, la DCSA -la Defence Security Cooperation Agency de EE.UU.- anunciaba en un documento oficial que el primer paquete de bombas ya iba rumbo a sus destinatarios, Bélgica y Dinamarca (y algunas para Austria). Las de España llegarán algo más tarde, según fuentes militares consultadas se esperan para el primer semestre de 2019.

La compra se inició en 2016, cuando la NSPA -la agencia de la OTAN que gestiona compras de material y armamento para los aliados- solicitó a Estados Unidos la autorización para la adquisición de 2.000 kits de guiado láser para bombas tipo JDAM, 1.000 kits de guiado láser y CCGs tipo Paveway II (las que utilizan que España ha vendido a Arabia Saudí), sensores láser, piezas aerodinámicas... en total, 231 millones de dólares.

El contexto: las incompatibilidades de Libia

Entre marzo y octubre de 2011, la misión militar internacional autorizada por las Naciones Unidas intervino en Libia para proteger zonas pobladas por civiles de los ataques de las fuerzas leales a Muamar el Gadafi.

Durante la campaña de bombardeos, los aliados de la OTAN recurrieron a armamento de precisión guiado por láser.  En el plano aéreo, España envió cuatro cazas F-18 del Ala 12 -para misiones de policía aérea-, dos aviones cisterna y un CN-235 de patrulla marítima.

Una de las conclusiones extraídas por los aliados tras el análisis de la campaña militar fue la falta de interoperabilidad de los arsenales de bombas guiadas por laser. Cuando la aviación de un país se quedaba sin stock de este armamento y tenía que pedirlo a otro aliado, se encontraron grandes problemas para utilizarlo debido a complicaciones en las configuraciones.

Al parecer no sólo relacionadas en la adaptación de los proyectiles a los diferentes cazas, sino también con el CCG, el ‘ordenador’ que se acopla en la cabeza de la bomba y que la guía hacia el haz de láser que se proyecta sobre el objetivo.

Los socios de la OTAN tras constatar dicho problema, llegaron a la conclusión que deberían renovar sus arsenales con armamento específicamente diseñado para poder ser utilizado por cualquier caza aliado.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo