Defensa

Una estructura de barras de acero en el acceso a la base de Torrejón para evitar la entrada por la fuerza de vehículos no autorizados

El Ejército del Aire ha ordenado instalar bolardos para reforzar la seguridad en el control principal ante el creciente tráfico que entra y sale a diario

Cazas F-18 del Ala 12 a punto de despegar de la pista de Torrejón.
photo_camera Cazas F-18 del Ala 12 a punto de despegar de la pista de Torrejón.

La base aérea de Torrejón de Ardoz tendrá más y mejores medios de seguridad, para enfrentar la posibilidad de que algún vehículo trate de colarse en las instalaciones en las que se encuentran los cazas F-18 del Ala 12, los aviones Falcon y Airbus en los que viajan el rey y el presidente del Gobierno y otras unidades del Ejército del Aire, así como el cuartel general de la Unidad Militar de Emergencias.

Confidencial Digital ha podido comprobar que la Jefatura de la Sección Económico Administrativa 22 del Ejército del Aire ha adjudicado a la empresa Troya Construcciones Ferroviarias SL un contrato para instalar un “sistema de bolardos”, por un importe de adjudicación de 25.250,07 euros.

Riesgo de entrada de vehículos no autorizados

El Ejército del Aire consideró necesario “llevar a cabo una serie de actuaciones que refuercen la seguridad” de la base de Torrejón, al constatar “el elevado tráfico de entrada y salida que diariamente utiliza el control principal” de esta base aérea.

La solución que decidió para reforzar la seguridad es “el empleo de bolardos de seguridad capaces de actuar con rapidez y resistencia frente al riesgo de entrada de vehículos no autorizados en la base aérea”, lo que “supondría una mejora destacable como complemento al Servicio de Seguridad de dicha base”.

Se trata, por tanto, de contar con unos bolardos que frenen un posible intento de acceder por la fuerza con un coche u otro vehículo a la base de Torrejón.

La posibilidad de que un vehículo no autorizado se cuele en un recinto de máxima seguridad no es tan remota. Por ejemplo, sucedió en el complejo del Palacio de la Zarzuela, residencia de la Familia Real: ECD reveló en octubre de 2017 que un coche con varios hombres armados se había saltado el control del acceso de Valdemarín, y había desatado una alerta en la Guardia Real y el Servicio de Seguridad de la Casa del Rey, que desplegó militares y guardias civiles armados para interceptar a los intrusos.

Acero galvanizado y sensor de vehículos

La empresa que ha resultado elegida debe instalar en el carril de entrada a la base, ante el control de seguridad, tres bolardos.

Deberán ser “bolardos automáticos fabricados en acero, con unas dimensiones mínimas de 200 mm de diámetro y 500 mm de altura con un vástago de acero de 304 mm, y espesor de 3,5 mm, montado sobre un chasis de acero galvanizado de 3 mm”.

Cada bolardo tendrá que ir instalado en un cajón independiente de encofrado, con una tapa de mínimo 10 mm de espesor “para el desbloqueo con llave de este tipo de instalaciones”.

 

Además, se tendrá que instalar un “sensor de vehículos bicanal”.

Zelenski pide a la ONU definir el concepto de "Estado terrorista" tras el ataque ruso en Kremenchuk

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable