Defensa

Exculpado un piloto de F-18 que fue arrestado tres días por una mala maniobra durante el despegue

El Supremo ordena al Tribunal Militar Territorial Primero que revise de nuevo el recurso del capitán contra la sanción por una falta leve cometida en la Base de Torrejón

Caza F18 del Ala 15.
photo_camera Caza F18 del Ala 15.

El Tribunal Supremo ha exculpado a un piloto de caza F-18 al que se le impuso una sanción disciplinaria de tres días de arresto por una mala maniobra en el avión durante el despegue al considerar que hay falta de pruebas y de datos.

Los hechos se remontan al 17 de noviembre de 2018 en la Base Aérea de Torrejón. Según la sentencia a la que ha tenido acceso Confidencial Digital, el piloto se subió a su avión para llevar a cabo una misión de escolta y, durante el despegue, realizó una maniobra curva hacia la derecha que completó con un tonel, es decir, una pirueta de 360 grados.

El escrito señala que “durante el tiempo que dura el tonel no se observa presión ni desplazamientos de la palanca hacia atrás con el ánimo de bajar el morro del avión”. Posteriormente, el capitán realizó otro movimiento en el que sí se pudo observar “una ligera presión de la palanca hacia atrás que, en esta ocasión, sí que parece acompañada de una significativa reducción de ángulo de morro alto de la aeronave”.

Durante el vuelo, se mantuvo una conversación telefónica entre el piloto y el jefe de la Base Área de Torrejón.

Pero el Supremo ha considerado que en la sentencia dictada por el Tribunal Militar Territorial Primero hay falta de datos, testigos y pruebas, por lo que ha pedido que dicho tribunal vuelva a revisar de nuevo el recurso del capitán sancionado.

La sentencia relata que se presentó como prueba la transcripción de las comunicaciones mantenidas durante el vuelo entre el piloto y el controlador aéreo que se encontraba de servicio pero que en “la sentencia impugnada no se dedica una sola línea a la valoración de la mencionada prueba, la cual ni si quiera cita”. Asimismo, tampoco se explicó el tipo de maniobra que se tenía que hacer durante el despegue.

Además, el Tribunal Supremo ha considerado que hay falta de pruebas ya que sólo se ha presentado el escrito del piloto y no ha sido llamado a testificar el jefe de la Base Aérea de Torrejón, por lo que no ha podido explicar su versión de los hechos.

Por otro lado, el piloto resaltó que se había vulnerado su presunción de inocencia. El Tribunal Supremo no le ha dado la razón porque ha considerado que fue “debidamente informado de que se había dado un parte disciplinario sobre su actuación y se le informó de sus derechos”.

 

Almeida recalca la “necesidad” de recordar el Holocausto para que “no vuelva a suceder”

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable