Defensa

Exteriores oculta la exigencia de Trump para que España aumente el gasto público en Defensa

Al término de la reunión de Borrell con el secretario de Estado Mike Pompeo, el ministerio emitió una nota que no incluye ese asunto. La administración americana sí puso énfasis en ello

Josep Borrell y Mike Pompeo.
photo_cameraJosep Borrell y Mike Pompeo.

“También hablaron de la colaboración dentro de la OTAN y la importancia de cumplir con los objetivos de gastos de defensa descritos en la Declaración de la Cumbre de Gales”. Esta frase supone la principal diferencia entre la forma en que las autoridades españolas y las estadounidenses informaron de un mismo acto: la reunión, en Washington, entre el ministro de Asuntos Exteriores Josep Borrell y su homólogo, el secretario de Estado Mike Pompeo.

Así lo ha podido constatar Confidencial Digital al comparar los comunicados difundidos por las administraciones de los dos países después del encuentro bilateral que los responsables de sus respectivas diplomacias se encontraran en el marco de un viaje de Borrell a Estados Unidos que incluye, precisamente, una cumbre de ministros de Exteriores de la OTAN.

Ni rastro en los comunicados de España

La reunión Borrell-Pompeo tuvo lugar el lunes 1 de abril. Entre el 1 y el 2 (por la diferencia horaria entre España y Estados Unidos), el Ministerio de Asuntos Exteriores publicó en su web dos comunicados, uno en español y otro en inglés, pero ambos bastante similares.

La nota en español era la siguiente:

“Josep Borrell y Mike Pompeo constataron el buen estado de las relaciones bilaterales y repasaron la situación en Venezuela tras la reciente reunión del Grupo de Contacto Internacional en Quito. Por otro lado, intercambiaron puntos de vista sobre cuestiones globales como el Brexit, China, Rusia o Cuba, así como sobre la Reunión Ministerial de la OTAN a la que asistirán ambos. Antes de la reunión con el secretario de Estado, el ministro Borrell participó en Washington en un acto organizado por el Center for Strategic and International Studies (CSIS).

En sus reuniones en Washington, el ministro Borrell ha transmitido la preocupación del Gobierno español ante una posible activación total del Título III de la Ley Helms-Burton que endurecería el embargo a Cuba. El ministro ha señalado que, al igual que el conjunto de Estados Miembros de la Unión Europea, España reitera su firme rechazo, como razón de principio, a la aplicación extraterritorial de leyes nacionales sancionadoras por considerarla contraria al derecho internacional. De igual modo, ha subrayado que el Gobierno de España reafirma su inequívoco y decidido compromiso en materia de defensa y promoción de los Derechos Humanos”.

Y en inglés:

“The Minister of Foreign Affairs, the European Union and Cooperation, Josep Borrell, held a meeting with the State Secretary of the United States, Mike Pompeo.

Both ministers analysed the situation in Venezuela after the recent meeting of the International Contact Group in Quito and the ways to solve the current crisis. Minister Borrell called for free, transparent and trustworthy elections to be held as soon as possible.

The meeting was also the occasion to confirm the soundness and good progress of bilateral relations, and to exchange points of view on several global issues such as Brexit, China, Russia or Cuba, as well as on the forthcoming NATO ministerial meeting, which will be held in Washington and will be attended by them.

Minister Josep Borrell also expressed to State Secretary Pompeo his impressions on the political situation in Spain and Europe before the next electoral process.

En ninguno de los dos casos, el departamento de Borrell hizo mención alguna a la inversión pública del Gobierno de España en Defensa; tema del que, sin embargo, el gobierno de Estados Unidos sí quiso dejar constancia que Borrell y Pompeo habían tratado.

Citado en los dos de Estados Unidos

Al acabar la reunión, el mismo 1 de abril, la web del Departamento de Estado (el equivalente estadounidense al Ministerio de Asuntos Exteriores) publicó el siguiente texto, atribuido al portavoz del departamento, Robert Palladino:

“Secretary Michael R. Pompeo met with Spanish Foreign Minister Josep Borrell today at the Department of State. The Secretary thanked the Foreign Minister for Spain’s efforts to support a return to democracy in Venezuela. The Secretary and the Foreign Minister discussed a number of regional and bilateral issues, including Russia’s aggression in the Black Sea. They also discussed joint efforts in NATO and the importance of meeting defense spending targets outlined in the Wales Pledge”.

La clave es esa última frase: “También hablaron de la colaboración dentro de la OTAN y la importancia de cumplir con los objetivos de gastos de defensa descritos en la Declaración de la Cumbre de Gales”.

No fue uno, sino al menos dos los canales que el gobierno de Donald Trump difundió este mensaje, con su coda final de que los responsables de Exteriores de España y Estados Unidos habían tratado ese tema.

La web de la Embajada de Estados Unidos en España publicó (ya el 2 de abril) una traducción de ese breve comunicado; mucho más breve que el español, y a pesar de ello mencionaba el asunto de “los objetivos de gastos de defensa”:

“El Secretario de Estado Michael R. Pompeo se reunió ayer con el ministro de Asuntos Exteriores español, Josep Borrell, en el Departamento de Estado. El Secretario agradeció al Ministro de Asuntos Exteriores el esfuerzo de España por apoyar el retorno a la democracia en Venezuela. El Secretario y el Ministro de Asuntos Exteriores trataron una serie de asuntos europeos y bilaterales, incluida la agresión de Rusia en el Mar Negro. También hablaron de la colaboración dentro de la OTAN y la importancia de cumplir con los objetivos de gastos de defensa descritos en la Declaración de la Cumbre de Gales”.

Confidencial Digital ha tratado de recabar del Ministerio de Asuntos Exteriores una explicación acerca de esta divergencia sobre la información facilitada acerca de los temas tratados por Josep Borrell y Mike Pompeo. Al cierre de esta edición no había recibido respuesta.

Presión de Trump a España y otros países

¿Cuál es la importancia de esos “objetivos de gastos de defensa descritos en la Declaración de la Cumbre de Gales”? Dicha cumbre tuvo lugar en la ciudad galesa de Newport en 2014, y en ella los representantes de todos los países de la OTAN se comprometieron por escrito a converger en una inversión pública en materia de Defensa: concretamente, el 2% del PIB de cada estado, a alcanzar en 2024.

Estados Unidos llevaba años presionando para que el grueso del gasto, y por tanto de las fuerzas militares de la OTAN recaiga en sus presupuestos, mientras que otros países invierten mucho menos dinero público y por tanto aportan mucho menos a la defensa común de la Alianza Atlántica.

Con la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, este país redobló sus presiones al resto de socios de la OTAN, de forma mucho más insistente y contundente.

Esta presión ya la sufrieron Mariano Rajoy como presidente y María Dolores de Cospedal como ministra de Defensa, y la heredaron en junio de 2018 Pedro Sánchez y Margarita Robles.

El líder del PSOE fue uno de los destinatarios de las cartas que envió ese verano Donald Trump a los jefes de gobierno de los países de la OTAN que incumplía ese compromiso. Poco después, Sánchez asumió públicamente el objetivo de elevar hasta el 2% del PIB el gasto de dinero público en Defensa, durante su primera cumbre de la OTAN.

Sin embargo, sólo seis meses después su ministra de Defensa desmontó esa promesa. Margarita Robles declaró en enero que siendo realista, no se iba a “comprometer con lo que no podemos cumplir”.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?