Defensa

Otro fallo de seguridad en el perímetro de una base de la Armada

Se va a implantar un nuevo sistema de vigilancia en la Estación de Radio Bermeja (Madrid) y se va a reparar el vallado de un polvorín de munición de guerra

Estación de radio de la Armada.
photo_cameraEstación de radio de la Armada.

La Armada tiene un problema de seguridad en una de sus instalaciones, de nuevo. Si recientemente reconocía vulnerabilidades en la Estación Naval de Algameca, en Cartagena, junto a la base donde atracan los submarinos españoles, ahora ocurre algo muy similar en un recinto de la Comunidad de Madrid que alberga una estación de transmisiones de radio y un polvorín de munición de guerra.

Confidencial Digital ha podido saber que la Jefatura de Infraestructuras de la Armada en Madrid abrió hace unas semanas dos licitaciones para efectuar obras referidas a la Estación de Radio Bermeja.

Señales de radio y satélites de la Armada

Se trata de unas instalaciones situadas en Valdilecha, un municipio 45 kilómetros al suroeste a la ciudad de Madrid. Según información de la Armada, a través de la Estación de Radio Bermeja “se encaminan las transmisiones radio de HF y radiodifusiones nacionales y OTAN del Ministerio de Defensa con las unidades desplegadas en operaciones de mantenimiento de la paz y buques de la Armada en la mar”.

Allí se manejan las señales de los satélites que operan la Armada española, y en general sirve para “proveer comunicaciones en alta frecuencia (HF) entre los buques de la Armada y sus mandos en tierra, y servir como una de las dos estaciones de anclaje del Sistema Español de Comunicaciones Militares por Satélite (SECOMSAT)”.

Además, la Estación de Radio Bermeja “proporciona comunicaciones vía satélite a unidades de la Armada y de otro, junto a la estación de anclaje del Ejército de Aire en Torrejón de Ardoz, cubre las necesidades de comunicaciones de las unidades de las Fuerzas Armadas desplegadas en el exterior”.

Zonas oscuras para las cámaras de vigilancia

Por un lado, la Armada va a invertir 52.065,87 euros en la “Adecuación del control de accesos y seguridad del cuerpo de guardia” de la Estación de Radio Bermeja.

El motivo de las obras es que “la instalación de seguridad (vídeo vigilancia y control de accesos) del acceso principal a la Estación de Radio Bermeja (ERMAD) dispone de un conjunto de elementos que debido a su obsolescencia tecnológica y deficiente estado de conservación, no satisfacen las necesidades operativas actuales para asegurar unas condiciones adecuadas de seguridad y de control de accesos a la dependencia”.

Por ejemplo, según la documentación consultada por ECD, en este reciento de la Armada en la Comunidad de Madrid “existen zonas oscuras en los campos de visionado de las cámaras así como indisponibilidad de equipos intercomunicadores con los portones de acceso”.

De hecho, la dependencia “no dispone de un sistema automático de autorización y registro de acceso para personas previamente autorizadas lo que imposibilita conocer con precisión el contingente de personal a bordo. El local de pantallas del Cuerpo de Guardia no dispone de los necesarios elementos de visualización y/o comunicación con los portones de acceso para llevar a cabo sus labores de identificación de los visitantes”.

Esto último supone un problema agravado, ya que “obliga al personal de guardia a tener que realizar constantemente comprobaciones ‘in situ’ de las identidades de las personas que desean acceder a recinto de la Estación de Radio, con la incomodidad y/o riesgo para su integridad física que esto trae consigo”.

Los trabajos necesarios

La solución que busca la Armada implica conseguir “una instalación de seguridad (vídeo vigilancia y control de accesos) para el acceso principal a la Estación de Radio Bermeja (ERMAD) que se corresponda con el estado actual de la técnica y que resulte fiable para los utilizadores para asegurar unas condiciones adecuadas de seguridad y de control de accesos a la dependencia”.

Entre otros cambios, “para solventar todas las carencias detectadas, se procederá a la realización de la instalación de un sistema de vídeo vigilancia para la zona de acceso, un sistema de inter comunicación entre cuerpo de guardia y accesos y un sistema de lectura de matrículas y tarjetas”.

También “se procederá a la instalación y reubicación de elementos electrónicos de seguridad, alumbrado y fuerza y la ejecución de varios acondicionamientos en el local de pantallas del Cuerpo de Guardia, tales como instalación de una puerta de acceso acorazada, la instalación de un control de accesos para el cuerpo de Guardia y la instalación de rejas en las ventanas”.

En resumen, la empresa que resulte adjudicataria tendrá que instalar dos cámaras nuevas de tecnología IP para instalación en exterior, ubicadas en el cerramiento del edificio del Cuerpo de Guardia, instalar un domo nuevo con telemetría de tecnología IP para instalación en exterior, ubicado en la farola de alumbrado de viales existente en el acceso a la Estación Radio, reubicar una de las cámaras de vídeo vigilancia existentes ubicada en el portón de salida, instalar dos interfonos con cámara, tipo vídeo portero, en los portones de entrada y salida, con interfono con pantalla para el cuerpo de guardia y conectados al sistema de apertura y cierre de portones.

También se busca colocar un sistema automático de lectura y registro de matrículas de vehículos formado por dos cámaras ubicadas en los portones de acceso y conectada al sistema de apertura y cierre de los mismos para su accionamiento automático, así como dos sistemas de lectura de tarjetas con teclado incorporado ubicados en los accesos (portones de entrada y salida) para acceso y salida de la Dependencia, y conectados al sistema de apertura y cierre de los portones para su accionamiento automático.

Un polvorín de munición de guerra

La cuestión es que no es este, el de las cámaras de vigilancia de los accesos, el único problema de seguridad que la Armada busca arreglar. En la Estación de Radio Bermeja no hay sólo antenas y sistemas de radio y señales; también hay archivos, una central sísmica y un polvorín importante.

Pues bien: según la información recabada por ECD, la misma Jefatura de Infraestructura de la Armada en Madrid va a dedicar otros 55.103,95 euros a la Estación de Radio Bermeja para la “Reparación del vallado perimetral en polvorines”.

Resulta que en esta base la Armada en Madrid, lejos de sus bases navales en la costa, se encuentra almacenada, en buenas condiciones medioambientales y de seguridad, “la munición de reserva de guerra y la dedicada a satisfacer los cupos de adiestramiento de todas las unidades de la zona así como la munición de varios calibres para buques y aeronaves embarcadas” que la Armada aporta a unidades de la Fuerza Conjunta que actualmente interviene en distintas operaciones de mantenimiento de la paz internacionales.

Por ejemplo, se cita como una de esas operaciones la EUNAVFOR MED - SOPHIA, “una operación militar de la Unión Europea en el Mediterráneo central meridional para luchar contra las redes de tráfico de personas, prevenir flujos de migración irregular y evitar la muerte de personas en el mar”.

Cambio de vallas

Según la Armada, “para los polvorines de E.R. Bermeja, la seguridad física y el control de accesos al recinto son elementos necesarios e imprescindibles para permitir los altos niveles de actividad y operatividad requeridos en instalaciones que apoyan el despliegue en OMP”.

El problema es que el cierre perimetral, es decir, el vallado, de este recinto “se encuentra en muy mal estado” salvo en un tramo frontal y la puerta de acceso al polvorín, “y presenta puntos negros que afectan a la seguridad”.

Por ello es necesaria “la sustitución de parte del vallado defectuoso y de las alambradas existentes, adecuándolos a la normativa en vigor en materia de seguridad física”. El objetivo de las obras es “subsanar las deficiencias de seguridad física en las que se halla el vallado de los Polvorines ubicados en la Estación Radio Bermeja al tener éstos un nivel de seguridad ALTO”.

Así que la empresa contratada tendrá que reponer el vallado que no se conserva en buen estado, que mide en total unos 950 metros: “La valla actual que cerca los polvorines ha dejado de cumplir su misión de prevención al estar rota por el óxido y vencida por el deterioro de los elementos de anclaje y rotura de tensores. Asimismo, el sistema de sujeción de postes, pequeños pozos rellenos de hormigón o mortero, están muy deteriorados por el agua y el hielo”, se indica en los pliegos.

Un problema similar en Cartagena

En la Estación Naval de la Algameca sucedía algo parecido a estos problemas que sufre la Estación de Radio Bermeja.

En el caso de la base de Cartagena, sede de la Fuerza de Guerra Naval Especial (la unidad de élite de la Armada) y del Tercio de Levante de la Infantería de Marina, se había detectado que el deterioro de la valla exterior dejaba en situación de vulnerabilidad estas instalaciones militares.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable