Defensa

Helicóptero accidentado en Fuerteventura

Las familias de los militares desaparecidos en Canarias ya han recogido 26.000 firmas para que no se deje de buscar sus cuerpos

Helicóptero de la Armada durante las tareas de búsqueda.
photo_cameraHelicóptero de la Armada durante las tareas de búsqueda.

“Recuperemos a Dani, Carmen, Sebastián y Carlos”. Ese es el llamamiento de los familiares de los cuatro militares desaparecidos en aguas de Canarias después de que se accidentase su helicóptero. Sus allegados temen que cese la búsqueda. Ya han recabado el apoyo de 26.800 personas.

“Necesitamos tu apoyo para que el Ministerio de Defensa ponga todos los medios tanto humanos como económicos para la recuperación del Capitán Daniel Pena Valiño, los Tenientes Carmen Ortega Cortés y Sebastián Ruiz Galván, y el mecánico Sargento Carlos Caramanzana Álvarez, desaparecidos en el accidente del helicóptero del Servicio Aéreo de Rescate (SAR) del Ejército del Aire al sur de Fuerteventura” dice la petición registrada en la plataforma Chance.

Desde esta semana, el operativo marítimo de búsqueda iniciado tras el accidente ha cesado. Ahora tan sólo permanece activa la búsqueda aérea.

Hasta el momento tan sólo se han encontrado algunos restos del aparato siniestrado, que pueden indicar la zona donde cayó al agua el helicóptero. Sin embargo, la fuerza del mar en esa zona y la profundidad (unos 2.000 metros) dificultan las tareas de búsqueda.

Mientras, el Ministerio de Defensa continúa investigando las posibles causas del accidente. Ya se ha descartado casi por completo un posible fallo técnico del aparato, ya que había pasado por una revisión a fondo recientemente.

Sin embargo, fuentes militares consultadas por El Confidencial Digital muestran su incertidumbre sobre las causas del accidente. Explican que en caso de producirse un fallo humano de los pilotos, lo más “habitual y probable” es que el helicóptero no se hubiese precipitado “de cabeza” contra el agua. Es así como parece haber ocurrido al constatar que no se han liberado los flotadores de emergencia, balizas ni balsa de emergencia.

“El golpe contra el agua debió ser muy fuerte” auguran estas voces, expertas en el vuelo y mantenimiento de este tipo de helicópteros.

Carta de una madre solicitando ayuda

Por otra parte, junto a la campaña de recogida de firmas aludida líneas arriba, los peticionarios han incluido una carta de la madre de Daniel Pena Valiño, capitán coruñés desaparecido en el accidente:

Hola a todos los que nos queréis y habéis querido a nuestro hijo Daniel .

Ahora nos podéis ayudar, nuestro hijo y sus tres compañeros siguen, desaparecidos probablemente atrapados en el helicóptero, y con la angustia de ver como no se están tomando las medidas, para poder sacarlos y al menos devolvernos a nuestros hijos y esposos, estos profesionales que con su trabajo dan la vida por los demás.

Cuando un avión desaparece en el mar se busca la caja negra y se rescata, incluso ha habido casos de más de cuatro mil metros de profundidad.

¿Acaso la muerte de un militar va implícita en su sueldo? 
La prensa esta callada, no he vuelto a leer nada mas, todo está en silencio y cuando pasen tres meses, se les dará por fallecidos ... una medalla y supere usted la vida como pueda.

No hay dinero para sacar a nuestros hijos de dos mil metros.....¿Dónde está la prensa? ¿Por qué no volvéis a preguntaros que está pasando?

Josefina madre del Capitán Daniel PenaValiño.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?