Defensa

La Fundación de Ayuda contra la Drogadicción ayudará a prevenir el consumo entre los militares

Entra en vigor un convenio del Ministerio de Defensa con la FAD para que organice cursos sobre dependencia y conferencias en unidades de las Fuerzas Armadas

Marcha de militares del Ejército de Tierra.
photo_camera Marcha de militares del Ejército de Tierra.

El Ministerio de Defensa refuerza la lucha contra el consumo de drogas en las Fuerzas Armadas. Lo hará a través de un convenio, firmado por el subsecretario de Defensa Alejo de la Torre, con la Fundación de Ayuda a la Drogadicción (FAD), que entró en vigor hace unos días y tendrá vigencia hasta el 2 de octubre de 2020, con posibilidad de renovarlo.

Ya en 1995 Defensa y la FAD suscribieron un convenio “en el que se exponen los planes de colaboración para la realización de actividades preventivas del consumo de drogas en el seno de las Fuerzas Armadas (FAS)”.

Ahora, según el nuevo convenio consultado por Confidencial Digital, “el Ministerio de Defensa y la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción coinciden en la necesidad de adoptar e impulsar medidas preventivas y de disuasión ante el consumo de drogas, especialmente entre el personal más vulnerable”.

Así que ambas partes decidieron establecer “un mecanismo de colaboración mutua para el desarrollo de programas de formación, de información y de documentación en el seno de las Fuerzas Armadas”.

El objetivo del acuerdo es “establecer y desarrollar planes de colaboración entre el Ministerio de Defensa y la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción, para la realización de actividades preventivas del consumo de drogas en el seno de las Fuerzas Armadas”.

La Fundación de Ayuda a la Drogadicción es una fundación privada, sin ánimo de lucro, que recibe el respaldo frecuente de instituciones públicas y también de la Corona: antes la reina Sofía, ahora la reina Letizia es la presidenta de honor.

Se da la circunstancia de que el fundador de la FAD fue un militar: el general Manuel Gutiérrez Mellado, vicepresidente y ministro de Defensa con Adolfo Suárez, que tomó la iniciativa tras la muerte por sobredosis del hijo de un amigo.

Qué hará la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción

Concretamente, el convenio establece una serie de acciones que la Fundación de Ayuda a la Drogadicción (FAD) realizará en unidades e instalaciones de las Fuerzas Armadas.

El Ministerio de Defensa le proporcionará a la FAD información sobre los cursos que se desarrollan en las Fuerzas Armadas y sus academias: planes de estudios, perfiles de egreso, datos de los alumnos...

El vídeo del día

La pandemia alcanza los 59 millones de contagios en todo el mundo.

También le indicará en qué unidades tendrá que organizar actividades, y el contenido de las mismas.

Según se indica en el convenio, la Fundación de Ayuda a la Drogadicción contribuirá a la lucha contra el consumo y la adicción a las drogas entre los militares a través de tres vías.

Por un lado, se va a impartir formación específica en drogodependencias del personal de las Fuerzas Armadas, a través de la realización de diferentes cursos en el Aula Virtual, por Internet, de la FAD.

En segundo lugar, los expertos especializados de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción van a iniciar unos ciclos de conferencias informativas en unidades de las Fuerzas Armadas.

Y en tercer lugar, se completará con la distribución de folletos, libros, vídeos, carteles y medios digitales dirigidos al personal del Ministerio de Defensa.

Todo con el objetivo de extender la formación, la información y la documentación que sirvan como “medidas preventivas y de disuasión” ante el consumo de drogas en las Fuerzas Armadas, “especialmente entre el personal más vulnerable”.

Lucha antidrogas en las Fuerzas Armadas

La lucha contra el consumo de drogas entre los militares es un empeño desde hace muchos años por parte de los responsables del Ministerio de Defensa, de los altos mandos de los ejércitos, y del personal del Cuerpo Militar de Sanidad encargado de realizar los controles médicos en los que se detecta la presencia de sustancias prohibidas.

A través de organismos como el Instituto de Toxicología de la Defensa se van desarrollando nuevos métodos para detectar hasta las drogas más modernas e indetectables; se adquieren test antidrogas y detectores; se imparten cursos de formación al personal encargado de realizar los controles al personal militar...

Todo ello con el objetivo de perseguir con dureza los casos de consumo, e incluso de tráfico de drogas -cocaína, marihuana...- que se producen de vez en cuando en las Fuerzas Armadas.

El caso de tráfico más llamativo de los últimos años fue el del buque escuela de la Armada ‘Juan Sebastián Elcano’, en el que se encontraron decenas de kilos de cocaína, pero también ha ocurrido, por ejemplo, en la Academia de Suboficiales del Ejército de Tierra en Talarn (Lérida), en camiones del Ejército de Tierra, en buques de transporte de tropas...

Además, uno de los asuntos que suele motivar procesos penales en la jurisdicción militar son los positivos que algunos militares dan en esos controles internos antidrogas. También es motivo para impedir el ingreso en las Fuerzas Armadas.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?