Defensa

El general jefe de la Brileg y representantes de los cuatro tercios inaugurarán el monumento a la Legión en Madrid

El acto estaba previsto en torno al 12 de octubre. Finalmente tendrá lugar el martes 8 de noviembre. La escultura es obra de Salvador Amaya, sobre boceto de Augusto Ferrer-Dalmau

Monumento a la Legión.
photo_camera Monumento a la Legión.

Madrid ya tiene un monumento a la Legión. El pedestal de granito y la figura de bronce se colocaron el pasado 20 de septiembre, pero la base aún está cubierta por unos plásticos, ya que está pendiente de inauguración.

El conjunto está colocado en la confluencia de la calle de Vitrubio con la de José Gutiérrez Abascal, a escasos metros del Paseo de la Castellana, de la Plaza de San Juan de la Cruz y justo en la acera de enfrente del Cuartel General del Estado Mayor de la Defensa.

El acto de inauguración está previsto para el martes 8 de noviembre, a las 17:00.

Asistirá el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que pronunciará unas palabras.

Representantes de la Legión

ECD ha podido saber que en los últimos días han circulado mensajes entre militares, denunciando que se estaba preparando un “acto civil” para inaugurar este monumento a la Legión, y que se había dado “orden de arriba” de que no asistieran altos mandos.

Desde el Ejército de Tierra indican a Confidencial Digital que al acto asistirá el general jefe de la Brigada ‘Alfonso XIII’ IIª de la Legión, el general de Brigada Melchor Marín Elvira.

Además, habrá representación de los cuatro tercios de la Legión: Tercio ‘Gran Capitán’ 1º (Melilla), Tercio ‘Duque de Alba’ 2º (Ceuta), Tercio ‘D. Juan de Austria’ 3º (Ronda, Málaga) y Tercio ‘Alejandro Farnesio’ 4º de la Legión (Viator, Almería).

Algunas fuentes apuntan que podrían estar representados por sus respectivos coroneles jefe. No está previsto que los representantes militares tomen la palabra en el acto.

Ni la ministra, ni el JEME

En principio no se prevé la asistencia del Jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME), general de Ejército Amador Enseñat. Sí estará presente el general jefe de la Dirección de Acuartelamiento (DIACU), el general de División Enrique Millán, que es el representante institucional del Ejército de Tierra en Madrid.

En los mensajes que han circulado estos días se criticaba que no iban a asistir ni la ministra, ni el JEMAD ni el JEME.

La agenda oficial de la ministra, que se puede consultar en la página web del Ministerio de Defensa, no contempla este acto. El martes 8 está previsto que Margarita Robles asista a la reunión del Consejo de Ministros, en el Palacio de la Moncloa, y que después vuele a Islandia: a las 11:30 asiste en la capital, Reikiavik, a un foro mundial sobre “mujeres líderes”. Pero no se cita en su agenda la inauguración del monumento a la Legión.

 
Agenda de la ministra de Defensa.
Agenda de la ministra de Defensa.

El diario El Debate adelantó este viernes que el Ministerio de Defensa había declinado la invitación para este acto.

En cuanto al Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), ECD se puso en contacto con el Estado Mayor de la Defensa para confirmar si el almirante general Teodoro López Calderón va a estar presente en la inauguración. Al cierre de esta edición no se había recibido respuesta.

Hay que tener en cuenta que el monumento está situado a apenas unos metros del Cuartel General del Estado Mayor de la Defensa, en la calle de Vitrubio, Sólo una calzada de coches separa el cuartel general de la acera donde está ubicada la estatua.

Críticas

Diversas fuentes militares coinciden en señalar que en los últimos días han circulado numerosos comentarios con esas quejas sobre el carácter “no militar” del acto, así como sobre supuestas tensiones y tiranteces entre las administraciones a la hora de definir el evento.

Muchos lamentan que se pueda tratar de instrumentalizar la inauguración del monumento a la Legión por motivos políticos y partidistas, cuando ya empieza a calentarse la precampaña para los comicios autonómicos y municipales de mayo. Y lamentan de igual forma que haya circulado información que no es cierta sobre las características del acto.

También hay voces, entre altos mandos militares, que apuntan a que da la impresión de que en las más altas instancias del Ministerio de Defensa no quieren vincularse a la Legión.

No hay que olvidar que Margarita Robles no llegó a firmar la concesión de la Laureada de San Fernando colectiva para la Legión. La Asamblea de la Real y Militar Orden de San Fernando había aprobado en 2015 un dictamen positivo, valorando las acciones de combate de la Legión en la Guerra de Marruecos, en los años 20.

Con el Gobierno del PP, María Dolores de Cospedal prefirió esperar a que llegara el centenario de la fundación de la unidad, en 2020, para conceder la más alta condecoración militar de España.

Hubo cambio de Gobierno al PSOE, y Margarita Robles llegó a afirmar que se estudiaría esa propuesta. Pasó el 20 de septiembre de 2020, cuando la Legión cumplió 100 años, y no se aprobó la concesión de la Laureada.

Por otro lado, la pandemia del coronavirus deslució el programa de actos previstos para celebrar el centenario. Muchos de los eventos no se llegaron a realizar, otros se celebraron a puerta cerrada y sin público...

No se inauguró el 12 de octubre

Altos mandos militares confirman el “lío” que ha traído este acto, y apuntan que el ambiente está enrarecido.

Recuerdan también que está aún muy reciente el cambio de última hora en el nombramiento del Segundo Jefe de Estado Mayor del Ejército (2º JEME), que provocó estupor y cierto enfado entre oficiales generales de Tierra, por el hecho de que haya sido por segunda vez la ministra de Defensa, y no el JEME, quien elija al número dos.

Hay otro dato que confirma los problemas que han envuelto este acto. El monumento se instaló en su ubicación el 20 de septiembre, día del aniversario de la Legión. No se inauguró ese día, pero se preveía que el acto tuviera lugar en torno al 12 de octubre.

El Ministerio de Defensa incluyó la inauguración de la estatua en su programa de actividades organizadas por toda España en torno al Día de la Fiesta Nacional. Lo definía como “acto castrense”, que iba a ser organizado entre la Dirección de Acuartelamiento y la Brigada de la Legión.

Actos en Madrid por el 12 de octubre.
Actos en Madrid por el 12 de octubre.

No puso fecha a ese acto. Pasó el 12 de octubre, fueron pasando los días, y aumentó la sorpresa entre quienes esperaban la inauguración, al no tener noticias. Si se consulta la web de actos por el 12 de octubre, la inauguración del Monumento a la Legión ha desaparecido de la lista de actividades.

Según algunas fuentes, ya las fechas que se barajaron para presentar solemnemente esta escultura provocaron conflictos en el Ministerio de Defensa.

Por otro lado, no hay que pasar por alto que desde la izquierda algunas voces han atacado duramente el proyecto de levantar un monumento a la Legión. Más Madrid, el principal partido de oposición tanto en el Ayuntamiento como en la Asamblea de Madrid, ha criticado el monumento por exaltar, a su juicio, “el belicismo”, “el colonialismo” y “la memoria imperial”. En estas críticas también se cita el papel de los legionarios en el bando sublevado de la Guerra Civil, así como en la Guerra de Marruecos.

El escultor y el pintor

El proyecto de levantar en Madrid un monumento a la Legión se remonta a varios años atrás. La Fundación Museo del Ejército organizó una campaña de recogida de fondos, con la que se sufragó parte del coste de los materiales y el trabajo del escultor Salvador Amaya para modelar la figura en bronce.

Como ya hicieron en el monumento a los Héroes de Baler, los últimos soldados que resistieron en Filipinas en 1899, la estatua del legionario es fruto de la colaboración de Amaya con Augusto Ferrer-Dalmau, el conocido como ‘pintor de batallas’. Ferrer-Dalmau ha creado una fundación que también impulsa la instalación de otro monumento en Madrid, de nuevo obra de ambos artistas, en este caso a los Tercios españoles de los siglos XVI y XVII.

Ferrer-Dalmau dibujó el boceto de un soldado de la Legión, con uniforme, chapiri y fusil con la bayoneta calada. A partir de ese boceto, Salvador Amaya modeló en arcilla una figura de 3 metros de altura. Después fundió la estatua en bronce, con la técnica de la cera fundida.

La estatua está lista desde hace más de un año. Faltaba encontrar una ubicación en Madrid, autorizada por el ayuntamiento, en la que no hubiera problemas de sustentación para colocar un pedestal de piedra de 26 toneladas y una estatua de bronce de 700 kilogramos.

Se barajó la Plaza de Oriente, pero finalmente el lugar escogido fue la calle de Vitrubio, frente al Cuartel General del Estado Mayor de la Defensa.

Salvador Amaya es autor de estatuas de militares importantes de la Historia de España: Blas de Lezo (en Madrid), Bernardo de Gálvez (Washington y Toledo), Rafael Menacho (Badajoz)...

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?