Defensa

La Infantería de Marina construirá una red de alcantarillas para su entrenamiento

El objetivo es estar adiestrados en caso de que los atacantes utilicen la red subterránea en zonas urbanas

Ejercicio del Tercio de Armada, de la Infantería de Marina (Foto: Armada).
photo_camera Ejercicio del Tercio de Armada, de la Infantería de Marina (Foto: Armada).

“Valientes por tierra y por mar”... y debajo de tierra: la Infantería de Marina también se adiestra en el combate subterráneo, y para ello la Armada va a acometer unos trabajos de construcción para adaptar un polígono de entrenamiento a ese tipo de combate.

Ese es el objetivo de una licitación que ha abierto recientemente la Intendencia de la Armada en San Fernando (Cádiz), y que se define como “Contrato ampliación de ‘MOUT’ para adiestramiento en combate subterráneo (CONGUITO)”.

La Población Militar de San Carlos, en San Fernando, es la instalación donde tienen su base tanto el Tercio de Armada como el Tercio Sur, este integrado en la Fuerza de Protección, dentro de la Infantería de Marina.

La Armada ha concluido que “se considera necesario iniciar el expediente cuyo objeto cubra la ampliación del poblado de adiestramiento ‘MOUT’ en la Población Militar de San Carlos para entrenamiento en combate subterráneo”.

Las siglas “MOUT” son abreviatura de “Military Operations in Urban Terrain”, es decir, “Operaciones Militares en Terrenos Urbanos”.

Los infantes de Marina de San Fernando ya se entrenan en ese polígono de combate, con diferentes construcciones. La novedad consistirá en construir una serie de elementos para que los militares de Infantería de Marina puedan recrear situaciones de combate bajo tierra.

Entrenamiento en alcantarillas

En los pliegos de la licitación consultados por ECD se describen a grandes rasgos los trabajos que se llevarán a cabo en ese poblado de adiestramiento de la provincia de Cádiz: “Se trata de la construcción de un edificio de dos plantas de altura, construido con bloques de hormigón y sin acabados. El edificio tiene unas dimensiones en planta baja de 9x6m y en planta alta de 6x6m”.

Ese nuevo edificio “estará conectado a una nueva red de alcantarillado que será usada exclusivamente para labores de entrenamiento. Se trata de una serie de arquetas de 120x120cm, conectadas por canalizaciones de hormigón de 100cm de diámetro y con entrada subterránea al edificio. Esta red tiene una longitud aproximada de 153 metros”.

Además, “se plantea una salida subterránea desde el edificio hasta un nuevo pozo de registro situado en la calle de acceso, para dejar prevista otra posible ampliación de la red con pozos a lo largo de la calle”. La tubería tendrá una longitud aproximada de 9 metros.

 

El primero de la Armada

Desde el Cuartel General de la Armada explican a ECD que el poblado de adiestramiento en combate urbano de San Fernando cuenta actualmente con cuatro edificaciones de una planta y una de dos plantas de altura. Tiene también un edificio de instrucción sin techar y con una pasarela para ver la actuación en su interior, si bien este último no está conectado al conjunto anterior.

Dentro del mismo poblado se van a construir un edificio de dos plantas con otro adosado de planta baja con un cercado, y también una red de alcantarillado.

Las nuevas instalaciones serán las primeras dedicas al adiestramiento en combate subterráneo con que cuente la Armada.

Hasta el momento, los militares de la Armada, principalmente los de la Infantería de Marina, se ejercitaban en combate subterráneo en campos de adiestramiento del Ejército de Tierra que ya tienen instalaciones que recrean alcantarillas y otros escenarios bajo tierra: Álvarez de Sotomayor (Almería, base principal de la Brigada de la Legión), Alijares (Toledo), Cerro Muriano (Córdoba), Chinchilla (Albacete) y San Gregorio (Zaragoza).

Los polígonos de combate subterráneo de Tierra seguirán siendo utilizados por la Infantería de Marina para ejercicios de unidades de mayor entidad, tipo compañía o superior. Pero para adiestramientos de secciones, los infantes de Marina tendrán la posibilidad de entrenarse en su propia base de San Fernando.

Estrés y desorientación

El poblado de adiestramiento ‘MOUT’ de la Población Militar de San Carlos se construyó con la intención de ir ampliándolo por fases, explican desde el Cuartel General de la Armada, añadiendo instalaciones con mayor complejidad y altura, y cambiando el tipo de edificaciones.

Como el combate subterráneo forma parte del adiestramiento que deben seguir los militares que integran la Fuerza de Infantería de Marina, se ha optado por construir una red de alcantarillado conectada a unos edificios, para entrenar allí situaciones de combate reales.

“Al introducir una red de alcantarillado se pretende el adiestramiento en combate urbano en tres dimensiones”, precisa la Armada, ya que esa red bajo tierra “añade estrés y desorientación, y simula situaciones en las que se puede ver envuelto un Infante de Marina en los escenarios operativos actuales”.

En el poblado de adiestramiento de San Carlos se ejercitan actualmente el Tercio de Armada, formado sobre todo por la Brigada de Infantería de Marina (Brimar); y los Equipos Operativos de Seguridad (EOS) del Tercio del Sur, con base en San Fernando y Rota e integrado en la Fuerza de Protección (Fupro) de la Infantería de Marina.

En las nuevas instalaciones de combate subterráneo se adiestrarán principalmente las unidades de fusiles y de reconocimiento del Tercio de Armada.

Proyección del poder naval sobre la costa

La Infantería de Marina está especializada en operaciones anfibias, es decir, en “la proyección del poder naval mediante el uso de fuerzas anfibias sobre una costa hostil”.

El Tercio de Armada es el componente expedicionario de la Infantería de Marina, “y como tal, dentro de la capacidad de proyección del Poder Naval sobre tierra, tiene por cometido principal la realización de operaciones militares en la costa iniciadas en la mar integrado en unidades de la Flota”. Se ubica principalmente en San Fernando.

La Fuerza de Protección tiene como misión “garantizar la seguridad y protección del conjunto de bases, instalaciones, centros, organismos y personas de la Armada”. Sus unidades también embarcan en buques de la Armada para llevar a cabo operaciones de interdicción y de protección marítimas.

Está formada por el Tercio del Norte (TERNOR), en Ferrol (La Coruña); el Tercio del Sur (TERSUR), con base en San Fernando (Cádiz); el Tercio de Levante (TERLEV), en Cartagena (Murcia); la Agrupación de Madrid (AGRUMAD); y la Unidad de Seguridad de Canarias (USCAN), en Las Palmas de Gran Canarias.

De la Legión a los marines en Gibraltar

El entrenamiento en escenarios subterráneos es frecuente en determinadas unidades. Por ejemplo, en el Ejército de Tierra algunas unidades de la Legión tienen entre sus misiones las operaciones en entorno subterráneo: el Tercio “Gran Capitán” 1º de la Legión, de Melilla, y también el Tercio “Don Juan de Austria” 3º de la Legión, de Viator (Almería).

De este último se han difundido en ocasiones vídeos de entrenamientos en los que se ve a los legionarios internarse en una mina abandonada en Alquife (Granada) para recrear cómo persiguen a unos insurgentes, que tras una emboscada se han hecho fuertes en los túneles de la mina.

Precisamente a pocos kilómetros de San Fernando, en Gibraltar, los Royal Marines del Reino Unido (homólogos de la Infantería de Marina española) se han entrenado en los últimos meses en los túneles que recorren las entrañas del peñón.

En su caso, se trataba de los marines del 43 Commando Fleet Protection Group Royal Marines, dedicado a proteger los submarinos y las ojivas nucleares del programa Trident en la base de Clyde, en Escocia.

Esa unidad está especializada en el combate “en áreas confinadas”, y tras recrear una llegada a la costa en lanchas, y de recorrer las calles de la colonia británica, se internaron en uno de los túneles del Peñón de Gibraltar para enfrentarse a un supuesto enemigo.

Teaser tráiler de Lightyear, lo nuevo de Pixar

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?