Defensa

Interior y Defensa conocen la existencia de un ‘Tsunami Español’ para Cataluña integrado por militares

Los impulsores de la iniciativa aseguran contar con 2.500 voluntarios comprometidos a pedir días libres en las Fuerzas Armadas y acudir a colaborar con la Policía

Militares españoles.
photo_cameraMilitares españoles.

Frente al ‘Tsunami Democràtic’ del independentismo catalán para desbordar al Estado español, aparece el ‘Tsunami Español’ para oponerse al primero. Y en este segundo caso, detrás hay militares de las Fuerzas Armadas.

Así lo aseguran a Confidencial Digital portavoces de ‘Tsunami Español’, un movimiento aparecido en redes sociales en los últimos días y que este domingo a última hora desapareció de Facebook. Sin embargo, antes de que se borrara ese perfil, o de que dejara de estar activo, ECD pudo contactar con sus impulsores.

El mensaje de presentación de ‘Tsunami Español’ llegaba a dar un ultimátum al Gobierno de España:

“Avisamos al gobierno de España:

Militares del Ejército Español exigimos al gobierno de España, que restablezca el orden en Cataluña enviando todos los medios y personal necesario para ello, de todos los cuerpos de seguridad del estado, para apoyar a nuestros compañeros de Policía Nacional.

Damos de plazo hasta el martes 22 de octubre para anunciar dicho requerimiento.

Si el martes a las 23:59 horas, no vemos ninguna medida, militares unidos de diferentes cuarteles de todo nuestro país, nos reorganizamos para solicitar días de permiso y acudiremos en masa para aplicar el artículo 8 de la constitución española.

El día que juramos bandera, juramos defender nuestro país, a sus ciudadanos y a nuestra bandera, aunque a ello nos cueste la vida”.

La respuesta de Interior y Defensa

ECD se puso en contacto con el Ministerio de Defensa para recabar información sobre este movimiento entre militares. En el departamento de Margarita Robles ya tenían conocimiento de la iniciativa ‘Tsunami Español’, pero lo limitan “a un grupo pequeño”.

Además, aseguran que por norma no comentan ninguna publicación de redes sociales.

Un mensaje similar trasladan desde el Ministerio del Interior, a la consulta de ECD sobre si tenían  conocimiento de esta iniciativa de militares que pretenden colaborar con el despliegue especial de las Fuerzas de Seguridad.

“No vamos a valorar tuits ni muros de Facebook”, es la respuesta de un portavoz oficial de Interior, que a renglón seguido añade que “las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado valoran todas las situaciones que afectan a la seguridad”, como sería el caso de que aparecieran militares que pretendieran ayudar a policías nacionales, mossos d’Esquadra y guardias civiles a contener la violencia callejera en Cataluña provocada por independentistas radicales y antisistema.

Por último, Confidencial Digital también contactó con el Estado Mayor de la Defensa, del que depende directamente el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS). Desde el Estado Mayor de la Defensa aseguran que “la política informativa de este tema la lleva el Ministerio de Defensa”, principalmente por tratarse no tanto de un asunto operativo de alguna unidad militar, sino más bien un tema con una clara vertiente política.

También apuntan que el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas, es decir, la inteligencia militar, tiene como misión garantizar la seguridad de las tropas españolas en despliegues.

Sin embargo, cabe apuntar que el CIFAS también ha realizado operaciones de control sobre movimientos internos de las Fuerzas Armadas, como concentraciones de las asociaciones profesionales de militares, por lo que la iniciativa de burlar a Defensa pidiendo días libres para involucrarse en los disturbios en Cataluña podría caer en el ámbito de actividades que vigila el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas.

El CIFAS es el “órgano responsable de facilitar la inteligencia militar precisa para alertar sobre situaciones de interés militar, con riesgo potencial de crisis, procedentes del exterior, y prestar el apoyo necesario a las operaciones”, y además “asesora al Jefe de Estado Mayor de la Defensa y a los Jefes de Estado Mayor de los Ejércitos y Armada en materia de contrainteligencia militar y seguridad, en el ámbito de las Fuerzas Armadas, y contribuye al asesoramiento en el nivel estratégico de las operaciones militares”.

“Hacer algo” ante la situación en Cataluña

Desde ‘Tsunami Español’ aseguraron este domingo a ECD que habían recibido más de 2.500 mensajes de militares que deseaban unirse a esta iniciativa. Apuntaron que el martes darían la cifra total de militares comprometidos.

¿En qué consistiría ese plan de pedir días de permiso e ir a Cataluña a “aplicar el artículo 8 de la Constitución”, es decir, el que establece que las Fuerzas Armadas “tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional”?

Según explicaron los promotores del ‘Tsunami Español’, todo surgió en torno a un grupo de militares que se plantearon “hacer algo” ante la situación que se está viviendo en Cataluña desde que el Tribunal Supremo hiciera públicas las condenas a los líderes del intento de secesión de 2017.

“Somos militares del Ejército de Tierra y de la Armada, tanto de Tropa como suboficiales y oficiales”, aseguran. Más adelante precisaron que contaban con miembros de los tres ejércitos, repartidos por toda España.

El objetivo de toda esta iniciativa sería poder trasladar a Cataluña a un número importante de militares que, estando de permiso y sin uniforme militar, se dedicaran a “dar apoyo a los cuerpos de seguridad que allí se encuentran y poder colaborar en el orden”.

Días libres para sortear a Defensa

Como las Fuerzas Armadas no participan en el dispositivo de seguridad para garantizar el orden público en las calles y carreteras de Cataluña, estos militares pretenden colaborar con la Policía, la Guardia Civil y los Mossos, al ver que “nuestros compañeros de los diferentes cuerpos de seguridad piden ayuda y medios y no se los proporcionan”.

El plan consistiría en que cada militar comprometido con este plan solicite días de asuntos propios y vacaciones. “No deben pedirnos motivo para ello”, apuntan los impulsores del denominado ‘Tsunami Español’, que cree que así el Ministerio de Defensa no podría retener a estos militares ni impedirles reunirse fuera de los cuarteles y en sus días libres.

Aún así, los impulsores aseguran tener claro que esta iniciativa les acarreará a muchos de ellos consecuencias disciplinarias, “pero asumimos con lealtad a nuestra bandera dichas consecuencias”.

Sin uniformes ni armas de fuego

Para el miércoles 23 de octubre -una vez se cumpla ese plazo hasta el martes 22 que dan al Gobierno de Sánchez- tendrían previsto reunirse para organizar su forma de actuar y “hacer llegar a todo el personal de las Fuerzas Armadas que colabora las medidas acordadas” para “asegurar el orden en Cataluña y la integridad de todos los catalanes”.

Dichas medidas, y la forma de actuar para, como dicen, ayudar a las Fuerzas de Seguridad en el mantenimiento del orden en Cataluña frente a los disturbios no se precisan con detalle. “Actuaremos como militares fuera de servicio, nunca con uniformidad oficial ni identificación militar, aunque nuestro deber ante un delito es actuar estando fuera de servicio”, y por ello creen que su actividad quedaría amparada por ese artículo 8 de la Constitución, al menos.

Indican que se desplazarían desde distintos puntos del país hasta Cataluña por medios propios, ofreciendo también “medios de transporte gratis a los compañeros de Canarias, Ceuta y Melilla”.

“Sobre los medios disponibles, queremos dejar claro que no podremos utilizar armas de fuego, pues como ya dijimos, el Ejército no participa en dicha actuación”, aseguran tajantemente, y además precisa que ni disponen de armas de fuego propias ni quieren llegar a ese extremo.

Pero sí apuntan que muchos militares cuentan con “medios propios de autodefensa”, que no precisan, pero que podrían ser, por ejemplo, defensas o porras extensibles.

Control a través del SIPERDEF

Quienes lanzaron esta plataforma ‘Tsunami Español’ especifican que sólo van a aceptar a militares en activo o en la reserva. E incluso explican cómo van a evitar que se cuelen o infiltren personas que no lo son, pero quieran desplazarse a Cataluña con este grupo que tiene intención de “apoyar” a las Fuerzas de Seguridad.

Precisan que, al ser muchos de ellos oficiales y suboficiales, tienen acceso a la base de datos de las Fuerzas Armadas, el Sistema de Información de Personal del Ministerio de Defensa (SIPERDEF), lo que les permite comprobar si alguien que se ofrece es o no militar.

Además, aseguran que tienen personas específicamente trabajando en la identificación de todos sus colaboradores de forma confidencial, siempre, eso sí, garantizando su seguridad frente a posibles investigaciones del Ejército.

Por último, los impulsores de esta plataforma para enviar militares de paisano a Cataluña aseguran que este “esto es un extremo al que nadie quiere llegar, pero vemos a nuestros compañeros de otros cuerpos de seguridad cómo piden ayuda y el Gobierno no hace nada.

“Asumimos las consecuencias y somos consciente de que esto no es bueno para Cataluña, pero tenemos que actuar y defender nuestra patria como un día juramos”, concluyen.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?