Defensa

Dos israelíes invitados para hablar de la defensa de Cataluña no conocían la orientación independentista de los organizadores

Uzi Rubin (padre del sistema antimisiles) y Ben-Dror Yemini (periodista) hubieran rechazado hablar de cómo se creó de la nada el ejército de Israel de haber sabido la tendencia separatista de la Societat d’Estudis Militars

Batería antimisiles de Israel.
photo_cameraBatería antimisiles de Israel.

Finlandia, Israel, Estonia, Letonia, Lituania y Eslovenia: son los países que la asociación nacionalista catalana Societat d’Estudis Militars -la antigua sectorial de Defensa de la ANC- eligió para analizar, en un seminario, cómo pequeños países crearon su ejército tras conseguir la independencia.

Confidencial Digital ya contó que el 17 de octubre se celebró la sesión dedicada a Israel: un país que cierto sector del nacionalismo catalán, desde Jordi Pujol a Artur Mas, también ha citado como ejemplo de un pueblo que consiguió la independencia y poner en marcha un estado en condiciones muy difíciles.

A ese debate de “Modelos de política de defensa” sobre Israel acudieron tres ponentes: un investigador universitario catalán, centrado en Israel; Ben-Dror Yemini, periodistas y presentado como antiguo asesor del Ministerio de Absorción de la Inmigración de Israel; y Uzi Rubin, fundador y director de la Organización de Defensa contra Misiles de Israel, y por tanto ‘padre’ del sistema antimisiles israelí.

La conferencia se celebró, y días después Ben-Dror Yemini publicó un artículo en un periódico israelí que no ha pasado desapercibido a algunas personas en España interesadas en ese intento de algunos independentistas catalanes que tratar de conseguir complicidades en otros países con los que comparan Cataluña.

“No sabía que era separatista”

El artículo apareció en el diario Yediot Aharonot, el mayor periódico en lengua hebrea publicado en Israel. Según fuentes conocedoras del asunto, el autor, Ben-Dror Yemini, es uno de los articulistas más influyentes tanto en Israel como entre la numerosa diáspora judía en todo el mundo, especialmente en Estados Unidos.

Entre otros asuntos, Yemini habla de su visita reciente a Barcelona para hablar en ese debate organizado por la Societat d’Estudis Militars. E introduce un dato llamativo:

-- “Hace unas semanas, estaba sentado en un café en Barcelona con dos académicos. Insistieron en pedir en catalán. La camarera respondió en español. ¿Los catalanes tienen derecho a la autodeterminación? Cuando me invitaron allí, no sabía que el instituto de investigación donde se suponía que debía dar clase era separatista. Los escuché. Defienden celosamente su creencia en la separación de España. También hablé con otros catalanes. Y no eran menos firmes, pero en este caso contra la autodeterminación y la independencia. ¿Quién tiene la razón?”.

No conocían “la orientación separatista”

ECD se ha puesto en contacto con Ben-Dror Yemini para tratar de ampliar esa afirmación, incluida en su artículo en Yediot Aharonot, de que “cuando me invitaron allí, no sabía que el instituto de investigación donde se suponía que debía dar clase pertenecía a los separatistas”.

“Fui invitado con el señor Uzi Rubin, que es presentado como ‘uno de los mayores analistas de sistemas de misiles en Oriente Medio’”, explica Yemini a preguntas de ECD, y se reafirma: “Ninguno de los dos teníamos ni idea sobre la orientación política o separatista de la institución”, la Societat d’Estudis Militars, que les había invitado a es e debate en Barcelona sobre el “Modelos de política de defensa”.

El periodista, columnista del periódico Yediot Aharonot y antiguo asesor del Ministerio de Absorción de la Inmigración de Israel va más allá: fue por ello, al no saber que la entidad organizadora del evento tenía un marcado carácter político, en este caso nacionalista e independentista catalán, “por lo que no rechazamos la invitación”, tanto él como Uzi Rubin, dando a entender que lo hubieran hecho, hubieran rechazado la invitación, de haber conocido mejor la tendencia de la Societat d’Estudis Militars.

Pero, eso sí, añade que “no hace falta decir que durante nuestras intervenciones nosotros no hablamos sobre ningún asunto político relativo al contencioso catalán”.

Café con dos académicos catalanes

Ben-Dror Yemini explica cómo se dio cuenta de que sus ‘anfitriones’, quienes le habían invitado a Barcelona para hablar de cómo Israel levantó su ejército tras la independencia (1948), eran independentistas.

“Tomamos un café, hablamos, ellos expresaron sus opiniones, otros en Barcelona expresaron las suyas”, comenta Yemini, que en el artículo ya había escrito que los “dos académicos” con los que tomó café en Barcelona insistieron en pedir en catalán a una camarera que les habló en castellano; además, le explicaron sus opiniones favorables a la secesión.

Además, a Ben-Dror Yemini también le indicaron más adelante que la entidad que le había invitado, también a Uzi Rubin, era netamente independentista.

Cataluña, “un asunto interno”

Este columnista israelí también habló, durante su estancia en Barcelona, con otros catalanes que mostraron su opinión, también muy contundente, contra la secesión. En su artículo concluye:

-- “Tengo un problema real con las personas cuya comprensión y conocimiento del conflicto árabe-israelí es mínima, pero insisten en decirles a los palestinos e Israel qué hacer, generalmente adoptando una ‘narrativa’ que es toda una historia falsa.

Cataluña es una historia única. Muchos residentes de la zona no son catalanes. Hay innumerables familias mixtas. Ellos viven en paz. Este no es un conflicto internacional. Esta es una disputa interna. Y, sobre todo, cuando alrededor del 50 por ciento de los catalanes ahora se oponen a la separación, y cuando el 46 por ciento define el español como su lengua principal (en comparación con el 37 por ciento del catalán), entonces, en esas circunstancias, es un asunto interno”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?