Defensa

Una juez obliga a un ayuntamiento de Badajoz a reponer la calle de la Legión

Villafranca de los Barros cambió el nombre de la unidad militar por el de un alcalde del municipio durante la Segunda República. La Plataforma Millán Astray recurrió a los tribunales

La Legión en el desfile 12 octubre 2018. Álvaro García Fuentes (@alvarogafu)
photo_cameraLa Legión en el desfile 12 octubre 2018. Álvaro García Fuentes (@alvarogafu)

La Legión volverá al callejero de Villafranca de los Barros, un municipio de Badajoz que en 2016 decidió cambiar la denominación de esa calle y dedicarla en su lugar a la memoria de Jesús Yuste Marzo, que fue alcalde de la localidad durante la Segunda República.

El ayuntamiento, gobernado por el PSOE, decidió el cambio de nombre en un pleno de diciembre de 2016. Tras conocer la noticia, la Plataforma Patriótica Millán Astray, compuesta por veteranos y simpatizantes de la Legión, interpuso recursos administrativos y judiciales por la vía contencioso-administrativa, para frenar ese acuerdo municipal.

El pasado 6 de mayo, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Mérida dictó sentencia sobre este caso. Y lo hizo para estimar el recurso de la Plataforma Millán Astray y anular el acuerdo del pleno de Villafranca de los Barros, lo que significa que el consistorio debe mantener el nombre de la calle Legión, con imposición de costas al ayuntamiento.

La juez que ha resuelto el recurso da la razón a ese colectivo de antiguos caballeros legionarios, principalmente, al constatar que la decisión de cambiar el nombre de la Calle Legión por Calle Jesús Yuste se hizo “obviando cualquier tipo de procedimiento administrativo”, ya que “no existe un acuerdo de incoación, no existe informe alguno que apoye tal cambio, no existe nada de nada, lo único que existe es la propuesta de la alcaldía que luego es asumida por el Pleno; por tanto, ya nos encontramos con que, como sostiene la parte actora, se han vulnerado las normas esenciales del procedimiento en tanto en cuanto ni siquiera se ha incoado”.

Es cierto que en un primer momento el ayuntamiento decidió nombrar una calle de Villafranca de los Barros con ese alcalde de la Segunda República. Pero la calle a cambiar iba a ser la Calle Gravina y no la Calle Legión. La juez constata que “cuando se opta porque sea la Calle Legión la que pierda su nombre en favor de D. Jesús Yuste se hace, como ya hemos anticipado, sin tramitar ningún expediente administrativo y sin justificar por qué se opta por la Calle Legión y no por otra de Villafranca de los Barros”.

Eso provoca que el acuerdo para rebautizar la calle “adolece de cualquier tipo de motivación que nos haga comprender por qué el Ayuntamiento ha decidido sustituir el nombre de la Calle Legión; dada esa falta de motivación al respecto podríamos preguntarnos por qué ha decidido poner el nombre Calle D. Jesús Yuste a la Calle Legión y no ha optado por poner aquel nombre a cualquiera otra de las vías que integran el municipio de Villafranca”.

Además, pese a que en el expediente se cita la Ley de Memoria Histórica, finalmente el ayuntamiento no argumentó la retirada de la Calle Legión como forma de dar cumplimiento a esa norma que ordena retirar cualquier vestigio que exalte el franquismo o el bando sublevado en la Guerra Civil. De ahí que la juez estime el recurso “sin necesidad de entrar a valorar si es de aplicación o no la Ley 52/2007; únicamente se va a señalar que, vista la estimación parcial del recurso presentado frente al acuerdo del Pleno de 18 de diciembre de 2017, y visto el informe obrante a los folios 23 a 25, si el cambio de nomenclatura no tenía nada que ver con la Ley 52/2007 no se entiende muy bien qué hace el catálogo de vestigios de la Guerra Civil y el Franquismo en los primeros folios del expediente que a nuestra consideración se ha sometido”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?