Defensa

Sólo el 6% tendrá que someterse a una dieta

Los legionarios: “No estamos gordos”

Indignación en los tercios por la noticia de El País sobre el estado físico de la tropa

Legionarios en la Semana Santa de Málaga.
photo_cameraLegionarios en la Semana Santa de Málaga.

“La Legión declara la guerra sin cuartel a la obesidad”: el diario El País reveló un documento de los mandos de la Brigada de la Legión que pone en marcha un plan para paliar el sobrepeso que se ha detectado en parte de los legionarios. El enfoque de la noticia y el revuelo que se suscitó ha provocado la reacción de los miembros de esta emblemática fuerza del Ejército de Tierra.

La información de El País detallaba que la Brigada de la Legión, con base en Viator (Almería), va a implantar un Plan de Índice de Masa Corporal tras encenderse las alarmas ante el sobrepeso detectado: “La media de edad alta del personal de la Brileg, unida a un desgaste físico importante [...], a una falta de medios e instalaciones que permitan realizar una preparación física diversa y motivante, y una sensación general de conformismo ante este problema del sobrepeso, de cierto arraigo social en nuestra sociedad, han sido factores que han ayudado notablemente a la propagación de este problema”.

Tras unos análisis médicos, quienes sobrepasen el nivel 27 de Índice de Masa Corporal entrará en un programa de seguimiento para adelgazar, mediante una dieta más equilibrada, ejercicio físico, analíticas, pruebas...

La noticia causó un revuelo notable, ya que las imágenes de los legionarios suelen ser las de jóvenes musculosos desfilando a paso rápido. Esta noticia contradecía la imagen de la Legión como unidad de élite del Ejército de Tierra, y provocó comentarios, bromas, chascarrillos y que otros medios -incluidos informativos de televisión, como los de Telecinco- se hicieran eco del tema.

Entre el enfado contra los medios...

El Confidencial Digital ha podido saber que esta noticia no ha sentado nada bien entre los legionarios, encuadrados en los cuatro tercios que existen actualmente: el “Don Juan de Austria” 3º de la Legión (Viator), el “Alejandro Farnesio” 4º (Ronda, Málaga), ambos integrados en la Brigada “Rey Alfonso XIII” II de la Legión (Brileg), y en el “Gran Capitán” 1º (Melilla) y “Duque de Alba” 2º (Ceuta).

Un buen número de legionarios ha utilizado sus perfiles en redes sociales como Twitter, Facebook e Instagram para reaccionar contra esta polémica. No critican el plan de la Brileg para que adelgacen aquellos militares que estén por encima del peso recomendado, sino que cargan duramente contra El País y contra los otros medios que difundieron este plan.

Consideran que se está dando una imagen falsa de los legionarios para ridiculizarlos y “humillar a la Legión”. Y es que, según las distintas fuentes consultadas por ECD, se muestran tajantes: no consideran que estén gordos, y lamentan que esa es la idea que se está trasladando a los ciudadanos con esta noticia, que luego fue precisada por El País, con información oficial que indicaba que sólo el 6% de los legionarios tendrá que someterse a este plan para bajar de peso.

Muchos efectivos de la Legión están difundiendo estos días un texto, escrito por un legionario en activo, que comienza con un “Buenos días Telecinco” y una fotografía de una marcha legionaria por el campo con mochilas muy voluminosas.

En el texto, que está circulando con profusión, se critica a Telecinco y al resto de medios de comunicación: “Habláis de lo que os gusta: intentar siempre sacar un sarcasmo de un cuerpo que desde 1920 ha sido un ejemplo a seguir”. Y reclama que además de hablar de los legionarios “a dieta”, hablen “del sueldo tan precario”, de “las dificultades para ascender”, de “que se juegan la vida fuera de España en misiones”...

Son muchos los que se quejan con amargura de que no se difunda a los españoles la parte más dura de la Legión, las maniobras, el frío, el cansancio... Y se lamentan de que esa instrucción para poner a dieta a un pequeño porcentaje de sus efectivos hayan traspasado los límites de los cuarteles para ser objeto de chanzas en las redes sociales.

… y la ironía contra la “obesidad”

También otros legionarios están recuperando una frase del general Tomás Pallás Sierra, que en 1979 respondió a lo que él consideraba una campaña en contra de la Legión por parte de “parlamentarios y alcaldes de izquierda”, diciendo que “nos llaman escoria cuando no les interesamos. Cuando les interesamos, nos conceden el título de élite”.

La reacción de otros legionarios es tomarse con humor e ironía la polémica sobre su supuesto sobrepeso. Así que están publicando en sus redes sociales comentarios sobre el ejercicio que están haciendo estos días para combatir “la obesidad”, fotografías de platos de comida con raciones ínfimas como cena para reducir su sobrepeso en los próximos meses, lamentaciones de que van a tener que dejar de beber cerveza...

Fuentes internas de la Legión señalan que la situación real es que los grupos operativos de la Legión están formados por militares en perfecta forma física. Si alguno tiene más peso, aún así resiste las marchas de hasta 50 kilómetros y otras actividades de gran desgaste. Pero, en cualquier caso, apuntan que los militares que pueden estar más pasados de peso son sobre todo personal de más edad, que están destinados en destinos burocráticos de oficina o en funciones de logística, y que por lo tanto no sucede que haya legionarios “fondones” en unidades de combate.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo