Defensa

La luz ultravioleta, el secreto del robot Atila del Ejército contra el coronavirus

Es utilizado para limpiar almacenes de comida y medicamentos donde no se pueden usar descontaminantes químicos

Militares se preparan para desinfectar.
photo_camera Militares se preparan para desinfectar.

Atila (Antivirus por iluminación de luz ultravioleta autónomo) surge como una de las respuestas del Ejército de Tierra a la situación de emergencia sanitaria con el objetivo de ampliar las capacidades de desinfección por toda la geografía española.

El desarrollo del sistema gira en torno al empleo de la luz ultravioleta de onda corta (UV-C) como medio de desinfección. Por ello ha resultado ser especialmente útil en instalaciones en las que por su naturaleza o por la función que desarrollan no es recomendable o posible el uso de descontaminantes químicos.

Estos espacios son almacenes de alimentos o medicinas, instalaciones con atmósferas controladas, quirófanos, cocinas de residencias o centros de gestión de emergencias, entre otros.

Actualmente existen 13 robots repartidos en todo el territorio nacional. El sistema comenzó a desarrollarse a mediados de abril y actualmente sigue perfeccionándose. 

Forma parte del catálogo de capacidades disponibles en la Operación Baluarte como herramienta de desinfección.

Se encuadra en las unidades específicas NBQ que puede emplearse durante la etapa 1, como medio alternativo a la fase de nebulización o termo nebulización. La nebulización consiste en el empleo de un potente desinfectante concentrado en triple acción: bactericida, fungicida y viricida, en base a amonio cuaternario de uso diluido.

Radiación UV-C

Científicamente se ha demostrado que la radiación UV-C tiene un alto poder de desinfección ante virus y bacterias. Su eficacia depende en gran medida del tiempo de exposición y distancia.

La radiación UV-C actúa degradando la estructura proteica o ARN de los virus y bacterias. Estos serán más fáciles de neutralizar o inactivar en función de su estructura celular y tamaño.

El sistema Atila usa lámparas UV-C que trabajan en una longitud de onda de 254 nanómetros, con una elevada intensidad radiante y libre de generar Ozono. Esto permite a lo militares de Tierra desinfectar instalaciones en un corto espacio de tiempo con un alto grado de eficacia.

El vídeo del día

Finaliza la misión de la sonda de calor interno de Marte

Robots para evitar lesiones

La exposición directa o indirecta a la radiación puede causar lesiones en la piel o en los ojos por lo que el sistema se ha diseñado para ser empleado en los robots de desactivación de explosivos, actualmente en servicio en el Ejército.

Estos robots son manejados de forma remota por los artificieros, de este modo el personal puede usar de forma segura la tecnología sin ponerse en peligro.

Además, Atila puede ser empleado con una mesa de transporte diseñada a tal efecto en aquellos casos en que las características de la instalación no permitan emplear los robots de desactivación.

Pruebas con virus y bacterias

Antes de entrar en servicio y usarse en misiones de desinfección, el sistema se puso a prueba en el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA).

Allí se realizaron varios ensayos con distintos tipos de virus y bacterias, demostrándose que el desarrollo hecho por el Ejército de Tierra es muy eficaz contra el SARS-CoV-2.  Además, durante el periodo de prueba se pudieron determinar los tiempos de exposición necesarios para desinfectar un lugar en función de la distancia y tamaño de la instalación.

Atila llega a la OTAN

La Jefatura de Ingeniería del Mando de Apoyo Logístico del Ejército (JIMALE) presentó el sistema Atila en el grupo OTAN de Desarrollo de Capacidades de Defensa Nuclear (JCBRN-CDG) el pasado 22 de octubre.

Dicha presentación estaba prevista para llevarse a cabo en Praga, entre el 20 y 22 de octubre. Finalmente se optó por el formato online debido a las restricciones impuestas por la Covid-19.

La presentación fue seguida por 75 participantes de las 24 naciones OTAN que forman parte del grupo JCBRN-CDG.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?