Defensa

Mandos del Ejército crean la primera asociación de oficiales para contrarrestar a suboficiales y tropa

Su objetivo es conseguir un puesto en el Consejo de Personal y hacer presente al colectivo en decisiones que afectan a todos los militares

La ministra Margarita Robles, acompañada del Jefe del Estado Mayor del Ejército, pasando revista a los futuros oficiales en la Academia General Militar de Zaragoza.
photo_cameraLa ministra Margarita Robles, acompañada del Jefe del Estado Mayor del Ejército, pasando revista a los futuros oficiales en la Academia General Militar de Zaragoza.

Será sin duda uno de los temas a tratar en el Consejo Superior del Ejército previsto para este jueves: la creación de la primera asociación representativa de la cadena de oficiales. Una organización que, según sus impulsores, nace para influir en las decisiones “que vivimos y sufrimos” desde el Consejo de Personal (COPERFAS).

Según ha podido confirmar ECD, la Asociación Profesional de Oficiales de Carrera de las Fuerzas Armadas (APROFAS) solicitó su registro el pasado 23 de octubre. Recibió confirmación de alta en el Registro de Asociaciones Profesionales de miembros de las Fuerzas Armadas (RAPFAS) el pasado 29 de octubre, tras un informe favorable de la Asesoría Jurídica General que fue firmado por el subsecretario de Defensa, Alejo de la Torre.

En los datos aportados al registro figura el coronel del Ejército de Tierra, Ángel Descalzo Pino, como presidente de APROFAS. La comandante Beatriz Gámez Martínez será la vicepresidenta.

Con el “beneplácito” del Mando de Personal

Sus impulsores se definen como mandos profesionalmente involucrados con “temas de personal”. Además, aseguran estos, la iniciativa cuenta con el visto bueno de la cúpula del Mando de Personal (MAPER), “sin cuyo consentimiento no estaríamos proponiendo esta iniciativa”, explican.

Sin embargo, realizan una precisión: esto “no significa” que sea el Mando de Personal quien lidere esta iniciativa. “En ningún momento se puede dar a entender que está liderada o amparada por ningún organismo oficial de las Fuerzas Armadas” advierten.

Y añaden: “a nosotros nos representan nuestros jefes, pero quizá ha llegado el momento en que, desde una silla en el COPERFAS (Consejo de Personal), podamos mostrarles nuestro apoyo, al mismo tiempo que defendemos los intereses de nuestro colectivo”.

Campaña de apoyos entre promociones de oficiales

El primer objetivo de la asociación, una vez creada y registrada como tal ante el ministerio, es obtener un puesto en el Consejo de Personal para el año 2019, el organismo que integran distintas asociaciones profesionales y que decide sobre asuntos que afectan a la vida laboral de los militares españoles.

Para ello, necesitan antes de final de año, conseguir alrededor de “800 asociados”. En caso de no lograr esa cifra antes de la fecha límite deberán esperar un año más, por lo que su presencia en el Consejo no se produciría al menos hasta 2020.

Para conseguir adhesiones, los impulsores han puesto en marcha una campaña de difusión y búsqueda de asociados mediante una cadena de emails. Para ello están requiriendo direcciones “que NO sea corporativas”, es decir, que no incorporen un dominio oficial del Ministerio de Defensa.

Contrarrestar a suboficiales y tropa

Los impulsores de la asociación defienden la creación de esta plataforma argumentando que “se están tomando decisiones de gran calado en un órgano del que (los oficiales) estamos ausentes”.

“Somos muchos los que pensamos que a nosotros nos representan nuestros jefes (...) pero la realidad es que los representantes de tres asociaciones que apenas representan al 10 por ciento de los componentes de las FAS, a veces sacan propuestas en contra de lo que opinan tres tenientes generales que sí representan al 100%”, afirman los promotores.

“Cuando en 2012 se creó el COPERFAS muchos pensábamos que era innecesario, porque habitualmente hemos confiado tanto en el buen hacer de esa cadena de mando de la que formamos parte como en la preocupación permanente de los mandos por sus subordinados”, aseguran en su carta oficial de presentación.

Críticas a las asociaciones militares

“Hasta la fecha se han aprobado aproximadamente el 50% de sus propuestas y el 30% de sus observaciones a los proyectos normativos. De hecho, en el pleno extraordinario celebrado el pasado septiembre se han aprobado 59 medidas. ¿Cuántas conoces tú? Nosotros ninguna”, continúa el escrito.

“Algunas de las propuestas las han realizado colectivos que priman los derechos sobre las obligaciones y cuya finalidad no es el bien del servicio a España sino el bien particular de los ‘trabajadores de uniforme’, como algunos de ellos mismos se denominan. Por eso no podemos mantenernos apartados por más tiempo de este Órgano ni podemos permitir que se siga sin tener en cuenta la opinión de los Oficiales. Quiero dejarte claro que la asociación no es, ni pretende ser, un sindicato” advierte su presidente.

Primeras propuestas

En su carta de presentación, la asociación ya anuncia algunas de las propuestas que defenderá ante el Consejo de personal:

-- Que se modifique la disposición transitoria sexta de la Ley 39/2007 para permitir el ascenso al empleo superior en reserva a todo el personal perteneciente a cualquiera de las Escalas Superiores de Oficiales a fecha de 1 de enero de 2008.

-- Que se modifique el Reglamento de Retribuciones para corregir la pérdida retributiva que se produce al personal que se encuentra en reserva a partir de 63 años hasta la edad de retiro.

La asociación concluye su presentación anunciando que en un futuro podrían abrirse a socios procedentes de otras escalas.

-- “Somos conscientes de que los oficiales no tenemos el monopolio de las virtudes y los valores del militar; todos conocemos a muchísimos suboficiales y militares de tropa y marinería que comparten con nosotros el amor al servicio y su compromiso con las Fuerzas Armadas, por lo que somos sensibles a poder incluir a estas categorías en un futuro, cuando la asociación ya esté en pleno funcionamiento”.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo