Defensa

Margarita Robles asegura que no guardaba ningún documento oficial en el teléfono espiado con ‘Pegasus’

Afirma que el Centro Criptológico Nacional ve imposible conocer qué documentos se llevaron de su dispositivo y de los de Pedro Sánchez y Fernando Grande-Marlaska

El ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños; el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la ministra de Defensa, Margarita Robles.
photo_camera El ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños; el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la ministra de Defensa, Margarita Robles.

No se puede saber qué datos obtuvieron los responsables de infectar con el programa espía ‘Pegasus’ los teléfonos móviles de Pedro Sánchez, Margarita Robles y Fernando Grande-Marlaska, en unos hackeos que tuvieron lugar en torno a mayo y junio de 2021.

La ministra de Defensa ha afirmado, en una entrevista a Europa Press, que los informes técnicos del Centro Criptológico Nacional indican que es imposible conocer qué datos, información o documentos fueron extraídos de los dispositivos electrónicos que utilizaban el presidente del Gobierno, la propia ministra de Defensa y el ministro del Interior.

Los tres teléfonos móviles fueron infectados con el programa ‘Pegasus’, que comercializa la empresa israelí NSO Group, en las semanas posteriores a la crisis desatada por la avalancha de miles de extranjeros que desbordaron las fronteras de Ceuta con Marruecos.

El Juzgado de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, que dirige el magistrado José Luis Calama, está investigando estos casos de ciberespionaje a tres de las personas de mayores responsabilidades en la defensa y la seguridad nacional de España.

El Centro Criptológico Nacional (CCN), que depende del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), confirmó estas intrusiones en los teléfonos móviles.

El juez solicitó todos los informes que hubiera elaborado el Centro Criptológico Nacional sobre los ataques a los móviles de Sánchez, Robles, Grande-Marlaska, y el ataque fallido al móvil de Luis Planas, ministro de Agricultura.

En su momento se reveló la cantidad de datos que fueron extraídos. Ahora, Margarita Robles declara, por un lado, que no parece que vaya a ser posible conocer con exactitud qué información les robaron de los teléfonos móviles.

Sobre su propio móvil, asegura que no tiene “ni idea” de los datos que pudieron extraerle. Eso sí, asegura que ella no guardaba ningún documento oficial en su smartphone.

Ese era uno de los puntos que mayor alerta provocó: que quienes contrataron la infección de los móviles de Sánchez, Grande-Marlaska y Robles pudieran haber accedido a información oficial de carácter clasificado y sensible para la seguridad de España.

 

La cantidad de datos robados a Robles fue la menos, apenas 9 megabytes. Más productiva fue la intrusión en los móviles de Sánchez (más de 2,6 gigabytes) y de Grande-Marlaska (6 gigas).

Robles ha subrayado que el verdadero interés de la investigación reside en saber quién está detrás de estos casos de ciberespionaje.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en los actos del día de la Policía

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes