Defensa

Margarita Robles cambiará al Jefe del Estado Mayor de la Defensa después de la Cumbre de la OTAN

El almirante López Calderón ha solicitado ser relevado y para sucederle circula el nombre del actual JEME, Amador Enseñat

El jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante general Teodoro E. López Calderón, junto a la ministra de Defensa, Margarita Robles.
photo_camera El jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante general Teodoro E. López Calderón, junto a la ministra de Defensa, Margarita Robles.

Margarita Robles ha aplicado recientemente cambios en la cúpula del ministerio de Defensa, con la salida de Esperanza Casteleiro para ser nueva directora del CNI. Y ahora se dispone a un relevo destacado: el cambio de Jefe del Estado Mayor del Ejército, el militar de mayor rango y mando en las fuerzas armadas.

Los movimientos últimos en el ministerio se produjeron por el cese de Paz Esteban al frente del Centro Nacional de Inteligencia como desenlace de la crisis por los espionajes con Pegasus a dirigentes independentistas catalanes y por la vulnerabilidad en los móviles del presidente y de varios ministros, incluida Margarita Robles. El paso al CNI de la secretaria de Estado Esperanza Casteleiro, llevó a que le sucediera en ese cargo la subsecretaria, Amparo Valcarce.

El nombramiento de Amparo Valcarce ha provocado críticas internas, porque ha pasado, de gestionar cuestiones de personal y los Cuerpos Comunes de las Fuerzas Armadas (médicos, jurídicos...), a encargarse de contratos millonarios de armamento. A la subsecretaria llegó, a su vez, la hasta ese momento directora general de Personal, Adoración Mateos.

La cúpula militar

Además de esos movimientos en el ministerio, Margarita Robles afrontará a corto plazo otras decisiones de calado en la elección de altos cargos.

Confidencial Digital ha podido saber que, entre oficiales generales y en el Estado Mayor de la Defensa, se da por hecho el próximo relevo del Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante general Teodoro López Calderón.

Deseo de ser relevado

Desde hace meses circula la información de que el actual JEMAD, ha trasladado a la ministra su deseo de ser relevado y de pasar por fin a la reserva. Ha cumplido recientemente los 68 años, aunque mientras siga en el cargo no pasa a la reserva ni a retiro, pese a superar la edad legal de los militares de carrera, 65 años.

López Calderón fue nombrado Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada (AJEMA) por la ministra María Dolores de Cospedal en 2017, y todo apuntaba a que sería el último puesto de su carrera militar.

Sin embargo, en enero de 2021 el general del Aire Miguel Ángel Villarroya solicitó su cese como JEMAD por la polémica que se produjo al revelar Confidencial Digital que él y sus colaboradores se habían vacunado contra el coronavirus cuando no les correspondía.

Villarroya sólo había durado un año en el puesto, y entonces, para cubrir su vacante, Margarita Robles eligió al AJEMA. Se especuló con que sería un JEMAD de transición, de unos meses, pero López Calderón lleva ya más de 15 meses como máximo responsable de la estructura operativa de las Fuerzas Armadas.

 

Reacia a los cambios

La ministra Robles siempre se ha mostrado reacia a aplicar cambios en los puestos más altos de las Fuerzas Armadas.

En octubre de 2021 relevó al Jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME), después de que el general de Ejército Francisco Javier Varela Salas (nombrado en 2017 por Cospedal, al igual que López Calderón) llevara tiempo pidiéndole que le ‘dejara’ jubilarse por su edad y sus problemas de salud.

Confidencial Digital ha podido conocer que entre altos mandos militares se sabe que el actual JEMAD también ha expresado su deseo de marcharse, por edad y por cansancio.

Ucrania y cumbre de la OTAN

Si no se ha producido el relevo es por dos motivos de última hora: la guerra en Ucrania y la inminente cumbre de la OTAN en Madrid.

Las fuentes consultadas apuntan que en un primer momento se barajó la opción de que López Calderón fuera relevado cuando la guerra en Ucrania entrara en vías de solucionarse.

Se habló de que podría haber un alto el fuego y unas negociaciones entre Rusia y Ucrania, pero el conflicto continúa vivo: los rusos se han retirado de los alrededores de Kiev y han sido expulsados de la zona de Jarkov, pero avanzan en las regiones de Donetsk y Lugansk, que pretenden incorporar a Rusia.

Por tanto, se ha aplazado el relevo hasta que pase la Cumbre de la OTAN en Madrid, que se celebra los días 29 y 30 de junio.

Sin embargo, la dircom del Ministerio de Defensa, Yolanda Rodríguez Vidales, ha dicho a ECD que la ministra “no tiene previsto el cese del JEMAD”. Ha añadido que Margarita Robles se lleva muy bien con él y que “está realizando un magnífico trabajo”.

Amador Enseñat

Entre algunos ministros no ha sentado bien que se haya cambiado a Paz Esteban, responsable del servicio de inteligencia, a poco más de un mes del encuentro de jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN. Y, por eso, más llamativo aún sería cesar al Jefe de Estado Mayor de la Defensa, representante de España ante el Comité Militar de la OTAN.

Una vez que pase la cumbre, y si la tensión entre Rusia y la OTAN no ha empeorado, se abrirá la opción de un relevo en el puesto de JEMAD.

Como sustituto de Teodoro López Calderón suena con fuerza un nombre: Amador Fernando Enseñat y Berea.

Margarita Robles eligió en octubre de 2021 a Enseñat, que era su jefe de gabinete, para asumir el mando del Ejército de Tierra. Se da la circunstancia de que, si se respeta el turno habitual, tras Villarroya (Ejército del Aire) y López Calderón (Armada), toca nombrar JEMAD a un general de Tierra.

Otro jefe de gabinete

El nombre de Amador Enseñat suena con fuerza en ambientes militares como Jefe de Estado Mayor de la Defensa a partir de este verano. Tiene 61 años, procede del Arma de Artillería, ha ocupado destinos tanto de mando de unidad, como de cuartel general e internacionales. Sirvió en la Guardia Real en el reinado de Juan Carlos I.

Se trata de un hombre de confianza de la ministra Robles, que lo tuvo de jefe de su gabinete técnico. Miguel Ángel Villarroya también fue jefe del gabinete técnico de la ministra antes de ser nombrado JEMAD.

De confirmarse este movimiento, a Enseñat podría sucederle el Segundo JEME, el teniente general Carlos Palacios Zaforteza. Se trata de un oficial general con mucho prestigio en el Ejército de Tierra.

El nombramiento de Enseñat causó sorpresa, porque fue designado número dos del Ejército a la vez que el JEME, y por tanto Amador Enseñat no fue quien lo eligió, sino Margarita Robles. Detrás de ese movimiento tan poco usual -lo normal es que el nuevo JEME espere unos meses y nombre a su número dos- se ocultaba una guerra interna entre mandos del Ejército, y entre algunos de ellos y la ministra.

El cese de Martín Bernardi

Para el nombramiento, Robles cesó al teniente general Miguel Martín Bernardi, lo que causó estupor y enfado entre generales, que llegaron a criticar con palabras muy duras a la ministra. Ahora esa operación se clarifica: a Palacios le quedan pocos meses para cumplir el tiempo máximo en el empleo de teniente general y, si no asciende ya, pasa a la reserva.

Si el ahora JEME pasa a ser JEMAD, y Robles elige como JEME a Palacios, este asciende a general de Ejército y así puede permanecer en activo todo el tiempo que permanezca en el cargo.

De la cúpula nombrada por María Dolores de Cospedal queda un superviviente: el general del Aire Javier Salto Martínez-Avial, Jefe de Estado Mayor del Aire. Fue nombrado en la primavera de 2017, lleva cinco años en el puesto y, aunque se han barajado sustitutos, Robles no lo ha relevado.

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes