Defensa

Margarita Robles encarga una encuesta para conocer qué opinan los españoles sobre las Fuerzas Armadas

Busca una empresa demoscópica que realice varios trabajos de campo tras el giro del Gobierno para aumentar el gasto militar

Margarita Robles, en un acto de la Brigada de la Legión (Foto: Marco Romero/MDE).
photo_camera Margarita Robles, en un acto de la Brigada de la Legión (Foto: Marco Romero/MDE).

Pedro Sánchez confirmó este lunes, en un acto por el 40º aniversario de la pertenencia de España a la OTAN, su plan de aumentar progresivamente el presupuesto público que el Gobierno de España destina a Defensa, que ya adelantó en marzo como reacción a la invasión rusa de Ucrania.

El aumento del gasto militar supone un giro notable para el PSOE y para Pedro Sánchez. Los socialistas abanderaron hace 40 años la negativa a entrar en la OTAN, y Sánchez llegó a responder en una entrevista hace unos años que, si tuviera que señalar un ministerio que “sobra”, sería el de Defensa.

El presidente ha declarado que va a transmitir a los españoles “que debemos hacer ese esfuerzo” de aumentar la inversión pública en Defensa, “porque mucho mayor es el coste de quedarse de brazos cruzados mientras se pone en jaque lo más elemental, lo más fundamental de nuestra sociedad, como es la libertad y nuestro modelo de convivencia pacífica y democrática”.

Una empresa de estudios sociológicos

Coincidiendo con este cambio, el Ministerio de Defensa ha comenzado el proceso para buscar una empresa que se encargue de elaborar “estudios de análisis de impacto sociológico de determinadas medidas de promoción y difusión de cultura de Defensa”, según ha comprobado Confidencial Digital.

En los documentos de la licitación, la Subsecretaría de Defensa explica que el objeto del contrato es que “una empresa de estudios sociológicos” lleve a cabo “un conjunto de encuestas, en diferentes momentos del año, a la población española en todo el Territorio Nacional”.

Esos estudios tratarán de recabar la opinión de los españoles “sobre la percepción de la imagen de las Fuerzas Armadas, la necesidad de la Defensa y otros aspectos de interés para la difusión de la Cultura de Defensa”.

Secretaría General de Política de Defensa

El Ministerio de Defensa va a poner al frente de este proyecto al jefe del Área de Cultura de Defensa de la División de Coordinación y Estudios de Seguridad y Defensa, de la Secretaría General de Política de Defensa (SEGENPOL).

Se encargará de interlocutar con los responsables del contrato por parte de la empresa demoscópica, para pilotar la realización de las encuestas que vaya decidiendo el ministerio.

Siete encuestas en un año

El contrato tendrá una duración de un año. En ese período, Defensa encargará una encuesta global y seis encuestas sectoriales.

 

La llamada encuesta global “deberá constar de un mínimo 3.000 encuestados con segmentación por sexo, edad y comunidad-provincia según censo INE para mayores de 17 años”, establecen los pliegos.

Para garantizar que todas las comunidades autónomas están adecuadamente representadas, en las comunidades uniprovinciales deberá existir un mínimo de encuestados y en las de varias provincias habrá un mínimo de 150 encuestados por comunidad autónoma y un mínimo de 40 encuestados por provincia.

Además de ese sondeo global, Defensa encargará seis encuestas sectoriales. Cada una deberá constar de un mínimo de 1.000 encuestados al segmento de población que se considere.

En ambos casos se realizarán reuniones previas para que el ministerio defina con la empresa qué quiere preguntar a los españoles en estos sondeos.

Qué impacto tienen las decisiones

Defensa no da pistas sobre qué preguntas planea incluir en esas encuestas, más allá de que versarán “sobre la percepción de la imagen de las Fuerzas Armadas, la necesidad de la Defensa y otros aspectos de interés para la difusión de la Cultura de Defensa”.

Pero sí apunta que los resultados que le entregue la empresa demoscópica, con los datos recabados en el estudio sociológico, “deberán permitir la realización de un seguimiento del impacto de ciertas decisiones y planificaciones sobre las estructuras de las FAS [Fuerzas Armadas] y el resto de Unidades, Centros u Organismos vinculados al Ministerio de Defensa, ayudando al mismo tiempo a diseñar y optimizar unas políticas públicas de promoción de Cultura de Defensa de manera más eficaz y con una disposición más eficiente de los recursos”.

La empresa tendrá que entregar los resultados, presentarlos a los responsables del proyecto en el Ministerio de Defensa, y acompañarlos con “su consiguiente informe en documento interpretativo extenso, sin perjuicio de los resúmenes operativos y técnicos que se hayan considerado necesarios en la reunión de coordinación”.

Estos informes “deberán contener valoraciones objetivas cuantitativas y cualitativas, sobre la percepción de la imagen de las Fuerzas Armadas, la necesidad de la Defensa y otros puntos de interés, que serán determinados mediante los indicadores establecidos para cada encuesta”.

Un estudio de 2019

Hace varios años, el Ministerio de Defensa ya encargó una encuesta de este tipo a una empresa privada, especializada en estudios demoscópicos.

En 2019, la empresa SocioMétrica realizó el trabajo de campo, el análisis de los datos y la presentación de los resultados en un documento con el título “Observatorio Sociológico sobre las actividades, planes y programas del Plan de Cultura y Conciencia de Defensa. Año 2019”.

Se trató de un encargo del ministerio, con el objeto de “dar a conocer el estado de la opinión pública a día de hoy acerca del concepto de ‘Cultura de Defensa’, y de todos los aspectos relacionados, tanto en términos teóricos como normativos”.

En esa encuesta se preguntaba a los españoles desde la valoración sobre distintas misiones de las Fuerzas Armadas, hasta los sentimientos al ver la bandera y escuchar el himno de España.

El CIS abandonó las encuestas monográficas

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) realizaba hace años una encuesta bianual sobre las Fuerzas Armadas. Cada dos años publicaba un estudio sobre distintos aspectos concretos relacionados con la Defensa, como “Mujeres y Fuerzas Armadas”, y “La Defensa Nacional y la profesionalización del ejército”.

El último sondeo monográfico del CIS sobre las Fuerzas Armadas se publicó en 2017, y desde entonces no se han difundido más estudios de este tipo.

Miden el efecto de las subvenciones

Las encuestas de opinión sobre las que va a encargar a una empresa demoscópica le sirven al Ministerio de Defensa para testar los efectos de toda una serie de actividades que organiza con el objetivo de difundir lo que se conoce como “cultura de Defensa”, es decir, “el conocimiento de la Defensa como elemento esencial para garantizar la seguridad y el bienestar de España y de los españoles, así como la valoración e identificación por parte de la sociedad española con la historia de las Fuerzas Armadas y con el esfuerzo solidario mediante el cual salvaguardan los intereses nacionales”.

En sus planes estratégicos de subvenciones, el departamento que dirige Margarita Robles hace referencia a los resultados de estas encuestas como forma de medir, de forma objetiva, si esas actividades en favor de la cultura de Defensa son realmente efectivas.

Por eso, se plantea analizar cómo evoluciona la opinión de los españoles sobre las Fuerzas Armadas, así como su postura ante un tema que ahora, con el anuncio de Pedro Sánchez y el nuevo rumbo de la OTAN, ha cobrado mayor importancia: el aumento o la disminución de la partida de los Presupuestos Generales del Estado que se dedica al Ministerio de Defensa.

Tierra encargó su propia encuesta

No sólo el Ministerio de Defensa encarga estudios sobre la imagen de las Fuerzas Armadas entre los españoles. El Ejército de Tierra cuenta desde hace meses con un estudio sociológico de imagen y posicionamiento.

Se lo encargó a la consultora Veratya Estrategias Corporativas, que hace un año, entre el 30 de junio y el 2 de julio de 2021 encuestó a unas 2.000 personas en toda España.

El objetivo era conseguir un pormenorizado conocimiento de la opinión y percepción que la población española tiene acerca del Ejército de Tierra, “determinar el conocimiento que la sociedad tiene” sobre el Ejército de Tierra, para así “definir estrategias que permitan mejorar las actuaciones tendentes a que la sociedad conozca y valore a su Ejército de Tierra”.

60 años de la muerte de Marilyn Monroe

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?