Defensa

Margarita Robles se reencontrará con el ex JEMAD Villarroya en su viaje a Washington

El general cumple en unos días 65 años, la edad de pase a retiro. Su permanencia en la Asamblea de la Orden de San Hermenegildo, cuestionada por tener un destino en el extranjero

Margarita Robles y Miguel Ángel Villarroya (Foto: Rubén Somonte/MDE).
photo_camera Margarita Robles y Miguel Ángel Villarroya (Foto: Rubén Somonte/MDE).

La ministra de Defensa viaja la próxima semana a Estados Unidos. Margarita Robles explicó en su reciente comparecencia en el Congreso de los Diputadoa que el 19 de mayo se reunirá en el Pentágono con el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin.

El objetivo principal de este encuentro bilateral es preparar la cumbre de la OTAN, que se celebrará en Madrid los días 29 y 30 de junio, así como tratar temas de interés para la defensa de España y Estados Unidos.

Confidencial Digital ha podido saber que, en Washington, la ministra de Defensa se volverá a encontrar con quien fue primero el jefe de su gabinete técnico y después el Jefe de Estado Mayor de la Defensa hasta que renunció por la polémica de su vacunación contra el coronavirus, que desveló ECD: el general del Aire Miguel Ángel Villarroya.

Tras el cese del JEMAD, el Ministerio de Defensa le buscó una salida. Mes y medio después de la polémica por vacunarse cuando aún se estaba inmunizando a los ancianos de las residencias y a los sanitarios, el general del Aire en la reserva fue formalmente nombrado consejero de Defensa en la Misión Observadora Permanente de España ante la Organización de Estados Americanos y Asesor para Asuntos de Seguridad Hemisférica, pese a haberlo negado el ministerio a ECD a principios de febrero de 2021.

En la primavera de 2021, el general Villarroya se marchó a Washington para ejercer ese puesto en el extranjero. El nombramiento es para tres años, por lo que el ex JEMAD tendría que permanecer en principio en ese puesto hasta 2024.

Retiro a los 65 años

Robles se encontrará en Washington con el general Villarroya justo pocos días después de que el anterior Jefe de Estado Mayor de la Defensa cumpla 65 años. Según informó en su día el Ministerio de Defensa, Miguel Ángel Villarroya Vilalta nació en La Galera, provincia de Tarragona, el 15 de mayo de 1957.

Por tanto, este domingo 15 de mayo cumplirá 65 años. La Ley 39/2007, de 19 de noviembre, de la carrera militar establece en su artículo 114. 2. a) que el retiro del militar de carrera se declarará de oficio “al cumplir la edad de sesenta y cinco años”.

ECD se puso en contacto con un portavoz del Ministerio de Defensa con varias preguntas sobre este viaje de la ministra Robles a Washington y su encuentro con el ex JEMAD Villarroya. Al cierre de esta edición no se había recibido respuesta.

Excepción para JEMAD

El artículo citado tiene excepciones previstas en la propia ley. Sin embargo, expertos en Derecho Militar apuntan que, de nuevo, se va a producir una situación anómala e inusual, desde el punto de vista jurídico, por la permanencia del general del Aire Villarroya en ese puesto en Estados Unidos.

 

Una vez que Miguel Ángel Villarroya fue cesado de su cargo, a finales de enero de 2021, se activó el procedimiento habitual con los Jefes de Estado Mayor de la Defensa cuando dejan de serlo.

El general del Aire pasó a la reserva, y por Real Decreto 63/2021, de 2 de febrero, fue nombrado miembro de la Asamblea de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo.

Es lo que contempla el artículo 13 de la Ley de la Carrera Militar. Los oficiales generales que ocupan los cargos de Jefe de Estado Mayor de la Defensa, de Jefes de Estado Mayor del Ejército de Tierra, de la Armada y del Ejército del Aire, o de Jefe del Cuarto Militar de la Casa de Su Majestad el Rey, si no son nombrados para alguno de esos mismos cargos o en organizaciones internacionales u otros organismos en el extranjero en los que deban permanecer en servicio activo, “pasarán a la situación de reserva y serán nombrados por real decreto acordado en Consejo de Ministros, a propuesta del Ministro de Defensa, miembros de la Asamblea de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo. Podrán permanecer un máximo de seis años, retrasando en su caso el retiro hasta el momento de su cese”.

En ese artículo se añade que “no obstante, cuando se produzca alguna de las circunstancias previstas en el párrafo anterior, los oficiales generales a que se refiere el mismo continuarán en situación de servicio activo hasta el momento de su cese”.

En la situación de ese artículo hay varios oficiales generales: los antiguos JEMAD Fernando Alejandre y Miguel Villarroya, y los antiguos jefes de Estado Mayor del Ejército, Francisco Javier Varela; de la Armada, Jaime Muñoz-Delgado; y del Aire, Francisco Javier García Arnáiz, que pertenecen a la asamblea de la Orden de San Hermenegildo.

Ese artículo de la Ley de la Carrera Militar retrasa la edad de retiro hasta el cese de esos oficiales generales como vocales de la Orden de San Hermenegildo, en la que pueden permanecer un máximo de seis años. Es decir, que a los seis años de haber cesado como JEMAD, JEME, AJEMA o JEMA, y haber ingresado en la asamblea, pasarán a retiro.

Debería seguir en activo

Por tanto, cuando un JEMAD cesa en el cargo, se abren dos posibilidades. La más habitual es que pase a la reserva y ocupe el único destino que legalmente se le reserva: la Asamblea de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo. Algunos ex JEMAD se han terminado dando de baja como vocales para poder desarrollar otras actividades privadas, incompatibles con este puesto.

La segunda posibilidad es que el ex JEMAD permanezca en activo al ser seleccionado para un puesto de muy alto nivel en una organización internacional.

Sería el caso de que España consiguiera por fin que el Jefe de Estado Mayor de la Defensa fuese elegido presidente del Comité Militar de la OTAN: un puesto anhelado por anteriores gobiernos, con Félix Sanz Roldán y Fernando Alejandre, pero que nunca ha sido ocupado por un español. Para ese puesto, el JEMAD debe seguir en activo.

En el caso del general Villarroya, fue nombrado consejo de Defensa ante la Organización de Estados Americanos. Fuentes jurídicas consultadas por ECD aseguran que este no es propiamente un puesto en un organismo internacional, sino un puesto del Ministerio de Defensa, de agregado, enlace o representante del ministerio.

Además, la ley contempla una excepción para un JEMAD que sea nombrado para un cargo “en organizaciones internacionales u otros organismos en el extranjero en los que deban permanecer en servicio activo”. Sin embargo el general Villarroya ya pasó a la reserva, por lo que tampoco encaja en esa categoría.

Dos puestos a la vez

Expertos en derecho civil y militar señalan que se van acumulando las circunstancias inusuales y que se salen de lo dispuesto en las leyes, con la situación actual del general del Aire en la reserva Miguel Ángel Villarroya.

No existe ningún precedente de un miembro de la Asamblea Real y Militar Orden de San Hermenegildo que, al mismo tiempo, ocupe otro destino en la estructura del Ministerio de Defensa. Este problema ya se planteó en marzo de 2021, cuando fue nombrado: muchos generales consideraron que tenía que elegir entre ser vocal de San Hermenegildo o el puesto en Washington. No podía ocupar los dos puestos a la vez.

El hecho de que a determinados ex altos mandos se les nombre vocales de la Orden de San Hermenegildo es una fórmula que permite que a antiguos jefes de Estado Mayor de la Defensa y de los Ejércitos y la Armada mantengan un cierto estatus, un cargo honorífico, que además tiene como consecuencia que pueden seguir cobrando la mayor parte de sus retribuciones.

Pero precisamente no ocupan ningún otro puesto en la estructura del Ministerio de Defensa y de las Fuerzas Armadas, y sólo si acaso se les autoriza a ejercer alguna actividad privada que no sea incompatible con los trabajos de la asamblea.

El único que vive fuera de España

Otro aspecto inusual de la permanencia del general del Aire en la reserva es que es el único vocal que reside fuera de España. Eso le impide asistir de forma presencial a las reuniones de la asamblea, que con carácter ordinario se celebran una vez al mes.

El canciller de la orden autorizó la compatibilidad de puesto, así como la solución a la ausencia física. Miguel Ángel Villarroya participa en las asambleas de forma telemática. Este órgano se reunía así durante los meses más duros de la pandemia, pero ya recuperó las reuniones presenciales. Con el ex JEMAD Villarroya se ha hecho la excepción para que participe desde Estados Unidos, lo que ha generado algunos problemas técnicos cuando ha intervenido.

Sustituyó a un general de División

Hay más detalles que se salen de lo normal en este caso. Villarroya sustituyó en el puesto de consejero de Defensa en la Misión Observadora Permanente de España ante la Organización de Estados Americanos y Asesor para Asuntos de Seguridad Hemisférica a Luis Antonio Ruiz de Gordoa Pérez de Leceta.

Este general de División del Cuerpo General del Ejército de Tierra había pasado a la reserva, pero cuando fue nombrado para el puesto en Washington, estaba en activo.

Por tanto, el Ministerio de Defensa había pasado de nombrar para ese puesto a un general de División en activo, a tres años después, designar a un general del Aire (dos empleos por encima) en la reserva, además antiguo JEMAD.

El empleo de general del Aire (o general de Tierra, o almirante general) sólo lo tienen el Jefe de Estado Mayor del Aire (JEMA), o el JEMAD si pertenece al Ejército del Aire.

Por tanto, fuentes consultadas por ECD señalan que no es posible que la plantilla orgánica contemple que el puesto de consejero de Defensa en la Misión Observadora Permanente de España ante la Organización de Estados Americanos y Asesor para Asuntos de Seguridad Hemisférica lo ejerza un general del Aire (o el equivalente en Tierra y Armada).

Defensa negó que fuera a nombrarle

Algunos militares recuerdan también otra circunstancia llamativa. Margarita Robles firmó el martes 26 de enero de 2021 el real decreto, aprobado en Consejo de Ministros, por el que cesó a Miguel Ángel Villarroya como JEMAD.

Siete días después, la ministra firmó otro documento que pasó más desapercibido. El 2 de febrero puso su rúbrica a la Orden 430/01581/21, que retrasó tres meses el cese del consejero de Defensa en la Misión Observadora Permanente de España ante la Organización de Estados Americanos y Asesor para Asuntos de Seguridad Hemisférica.

Por esta orden, el general de División Luis Antonio Ruiz de Gordoa Pérez de Leceta permanecería tres meses más en Washington, para cesar el 26 de abril.

En esos días de principios de febrero, Confidencial Digital tuvo conocimiento del plan del Ministerio de Defensa para nombrar al general (ya en la reserva) Villarroya para ese puesto en Washington. Por ello, contactó el 5 de febrero con el Ministerio de Defensa, para contrastar esta información.

Una portavoz oficial del departamento de Margarita Robles aseguró ese día, 5 de febrero, que la designación de Villarroya para ese puesto eran “rumores” y que no había “nada de nada”. Dicho portavoz aseguró que había consultado a la ministra, y que aunque se sabía que había gente moviéndose, “la ministra no tiene previsto nombrar a nadie para ese puesto en los próximos meses”.

38 días después de esa negativa, el lunes 15 de marzo, Margarita Robles firmó la orden con el nombramiento del general Villarroya.

Todos estos datos llevan a algunos expertos en derecho militar a señalar que se está utilizando una fórmula “imaginativa” para permitir al general Villarroya mantenerse en los dos puestos.

Concluyen que se está haciendo una interpretación forzada del artículo 13 de la Ley de la Carrera Militar para alargar artificialmente el tiempo que el ex JEMAD puede permanecer en situación de reserva. Gracias a ello, se ha permitido que el general Villarroya se mantenga en ese puesto en Washington (aunque esté en la reserva), incluso después de que cumpla los 65 años en pocos días.

Es decir, consideran que se está utilizando su pertenencia a la Asamblea de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo no como fin en sí mismo, sino como medio para que no pase a retiro y así pueda continuar siendo consejero de Defensa en la Misión Observadora Permanente de España ante la Organización de Estados Americanos y Asesor para Asuntos de Seguridad Hemisférica, puesto que supone unas retribuciones económicas muy atractivas.

Ya en su momento, ante una pregunta parlamentaria de EH Bildu, el Ministerio de Defensa defendió la idoneidad del general Villarroya para este puesto. Argumentó que había desempeñado “la más alta responsabilidad en el seno de las Fuerzas Armadas”, que “en su hoja de servicios cuenta con una experiencia internacional sobresaliente”, lo que “unida a sus conocimientos y cualidades personales hacen de él un candidato indudablemente idóneo para ocupar el puesto”.

Fuga de cerebros en Turquía

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?