Defensa

Se busca acabar con los abusos en las Fuerzas Armadas

Una vía anónima para que los militares denuncien acoso sexual, maltrato o corrupción de sus superiores

Podemos llevará en su programa electoral la creación de un organismo que investigue irregularidades y proteja a los delatores

El coronel Lezcano-Mújica durante el juicio militar por acoso a la capitán Zaida Cantera
photo_cameraEl coronel Lezcano-Mújica durante el juicio militar por acoso a la capitán Zaida Cantera

Una de las principales reformas que tiene previsto realizar Podemos en las Fuerzas Armadas en caso de llegar al Gobierno será la creación de un sistema anónimo para que los militares puedan denunciar abusos de sus superiores. Se tratará de un mecanismo independiente y que garantizará el anonimato de los denunciantes.


El objetivo es poner a disposición de los militares un cauce a través del que dar a conocer casos de abusos de superiores como el de Zaida Cantera, o escándalos de corrupción como el de las mudanzas del Ejército del Aire o las facturas falsas de la base de Torrejón.

La iniciativa de la formación que dirige Pablo Iglesias, según las fuentes consultadas por El Confidencial Digital, supondrá la creación de un organismo externo e independiente de Defensa que reciba informaciones por parte de militares afectados directamente por abusos de sus superiores, o bien por militares que sean testigos o tengan conocimiento de actuaciones irregulares.

A través de este mecanismo, cuyas vías aún no han sido especificadas –teléfono, correo electrónico, formulario web, carta…- aquellos militares que dispongan información sobre cualquier maltrato, acoso sexual o corruptela puedan ponerlo en conocimiento de dicho organismo.

Una vez iniciado el trámite, que según ha podido saber ECD busca proteger al máximo el anonimato y la identidad del denunciante, esta unidad tendrá potestad para iniciar una auditoría o investigación y, en caso de que exista una base sólida, pueda ser remitida a los cauces ordinarios disciplinarios o a la justicia militar.

Se quiere evitar, según explican fuentes de la formación a este confidencial, el ‘efecto miedo’ que suele frenar algunas de las denuncias que se registran contra superiores.

Se trata, aseguran, de una medida inspirada en las sugerencias que militares españoles han hecho llegar a la formación. “Hay muchos que se echan atrás cuando saben que su superior tiene buena relación con el mando ante el que deben denunciar una irregularidad, y para no meterse en problemas se callan”.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?