Defensa

Los Mossos dejan las prácticas de tiro en un cuartel del Ejército en Gerona

Los antidisturbios de las ARRO abandonan el recinto de Sant Climent Sescebes y se entrenarán a partir de ahora en un campo privado de Campllong

Mosso d'Esquadra con un arma larga.
photo_cameraMosso d'Esquadra con un arma larga.

Los Mossos d’Esquadra ya no disparan en instalaciones de las Fuerzas Armadas españolas. Agentes de algunas unidades del cuerpo autonómico de policía de Cataluña llevaban años practicando tiro en el Acuartelamiento ‘General Álvarez de Castro’, en Sant Climent Sescebes (Gerona), pero eso ha acabado.

Confidencial Digital ha podido saber que los agentes del Área Regional de Recursos Operativos (ARRO) de Gerona ya no hacen prácticas en ese cuartel gerundense del Ejército de Tierra, donde tiene su base el Regimiento de Infantería ‘Arapiles’ 62.

Mandos de la Región Policial de Gerona confirmaron hace unas semanas a los representantes sindicales que las prácticas de tiro se han acabado en el cuartel de Sant Climent Sescebes, explican desde el Sindicat de Mossos d’Esquadra (SME). Los ejercicios para entrenar con armas por parte de los mossos de la ARRO de Gerona pasarán a hacerse unos 70 kilómetros al sur.

Los Mossos d’Esquadra han sustituido el campo de tiro del cuartel del Ejército por otro campo de tiro, en este caso privado, en el municipio de Campllong.

Aunque no indicaron el nombre, en esa localidad de 547 habitantes se encuentra un complejo, el Costa Brava Complex, que acoge al Club Esportiu Les Gavarres: un club de tiro con instalaciones para practicar tiro deportivo, realizar recorridos de tiro...

La distancia y el viento

Fuentes internas del cuerpo apuntan que en el cambio de ubicación ha pesado, por un lado que el desplazamiento desde la ciudad Gerona (donde tiene su base la ARRO de esa región policial) hasta Sant Climent Sescebes es mayor que hasta Campllong: 55 kilómetros en el primer caso, 14 en el segundo.

Además, señalan que en Sant Climent Sescebes era frecuente que soplara un viento fuerte que obligaba a suspender las prácticas de tiro. Y por la ubicación del campo, en caso de accidente la entrada de ambulancias era más compleja.

ECD se puso en contacto con los Mossos d’Esquadra para tratar de conocer los motivos que han llevado a dejar de realizar prácticas de tiro en instalaciones militares para empezar a hacerlas en un campo de tiro privado.

Un portavoz oficial asegura que “por necesidades operativas y de proximidad, las prácticas de tiro se hacen en establecimientos más cercanos”. Pero señala que sólo han dejado de hacerse en Sant Climent las prácticas de tiro.

“El resto de prácticas policiales se seguirán haciendo en Sant Climent cuando lo permita la situación sanitaria por el coronavirus”, añade, si bien no precisa qué otras prácticas policiales entrenan los Mossos en el cuartel del Ejército.

Agentes consultados por ECD señalan que esas otras prácticas policiales pueden ser ejercicios con furgones o sobre orden público, que realizarían también los agentes de las ARRO. Hace unos años parte del curso de escolta en los Mossos también se desarrollaba en el cuartel gerundense ‘General Álvarez de Castro’.

Años de prácticas interrumpidos por el 1-O

Que los mossos dejen de practicar con sus armas en la zona de tiro del Acuartelamiento ‘General Álvarez de Castro’ supone un gesto, un retroceso en la relación entre la policía autonómica de Cataluña y las Fuerzas Armadas, que en general es bastante buena.

Durante años los policías de la Generalitat hicieron ejercicios de tiro en las instalaciones militares de Sant Climent Sescebes sin polémicas. Así ocurría hasta que llegó el otoño de 2017 y el referéndum ilegal del 1 de octubre, que tensionó las relaciones de los Mossos con instituciones y cuerpos del Estado.

En octubre de 2017 los responsables del cuartel informaron a los Mossos que sus agentes no podrían acudir ese mes a realizar prácticas en su zona de tiro, ya que esta estaba en obras y también porque había una alta ocupación en la base, con policías nacionales y guardias civiles de refuerzo enviados desde otros puntos de España a Cataluña por el desafío independentista.

Prácticas con pistola y con subfusil

Las prácticas de mossos de distintas unidades se suspendieron en Sant Climent Sescebes, pero se recuperaron meses después, tal y como se contó en estas páginas.

Allí siguieron entrenándose hasta que recientemente se ha informado a los agentes que las prácticas de tiro de los efectivos de la ARRO de la Región Policial de Gerona se empezarán a hacer en el campo de tiro de Campllong.

Según explican desde el Sindicat de Mossos d’Esquadra, los mandos explicaron que se estaba acondicionando ese campo de tiro para poder comenzar pronto a ejercitarse en él.

En principio, el calendario previsto de prácticas con armas cortas y largas se llevará a efecto en el campo de tiro de Campllong en horarios de mañana, y de dos días por la tarda cada semana.

En estas instalaciones habrá cuatro formadores y un caporal de los Mossos para dirigir las prácticas de tiro. Este campo cuenta con galerías y zonas de tiro, tiro dinámico y tiro de precisión, que permiten practicar tanto con el arma corta -la mayoría de mossos tienen la pistola Walther P99- como con arma larga, como es el subfusil HK UMP 9.

Tanto los agentes de las ARRO y los de la Brimo (Brigada Móvil) como el Grup Especial d’Intervenció (GEI, similar al GEO) utilizan ese subfusil y también el fusil de asalto G36 para intervenciones en domicilios, controles antiterroristas, vigilancias estáticas...

Las ventajas de Sant Climent

El Cuerpo de Mossos d’Esquadra cuenta con galerías de tiro propias en algunas de sus instalaciones policiales. La ventaja que ofrece un campo de tiro al aire libre como el del cuartel del Ejército de Tierra en Sant Climent Sescebes es que permite a los agentes ejercitarse de un modo más completo que en una galería de tiro cerrada de una comisaría: se practica el tiro a varias distancias, se hacen disparos en movimiento, tiro instintivo, de pie, de rodillas y cuerpo a tierra...

Además, las obras de reforma que se realizaron en el campo de tiro del acuartelamiento ‘General Álvarez de Castro’ ampliaron y mejoraron esa zona, y desde el Regimiento de Infantería ‘Arapiles’ 62 aseguraban que se habían aumentado las prestaciones para los militares y para los miembros de las distintas Fuerzas de Seguridad que acudían a entrenarse allí.

El caso de la academia de Talarn

El cambio de ubicación de las prácticas de tiro en la Región Policial de Gerona no es el único que han decidido recientemente los mandos de los Mossos.

Hace unos días la Unió Sindical de la Policía Autonòmica de Catalunya (USPAC) expresó varias quejas relativas a la Región Policial del Pirineo Occidental. Una de ellas era que los mossos destinados en Vielha (Valle de Arán) y en Pont de Suert tienen que hacer las prácticas de tiro en La Seo de Urgell, lo que supone pasar dos puertos de montaña y perder dos horas de viaje de ida y otros dos de vuelta, con el peligro añadido de la nieve y el hielo en invierno.

Sin embargo, apuntaban, hasta hace un tiempo los mossos de esas localidades de la provincia de Lérida acudían a hacer prácticas de tiro a Talarn, a la Academia General Básica de Suboficiales del Ejército de Tierra.

“¿Qué pasa con las galerías de tiro de Talarn? ¿Cuándo se podrán utilizar estas galerías, como se hacía antes?”, se preguntaban desde USPAC para denunciar ese cambio de Talan por La Seo de Urgell. El trayecto de Vielha a Talarn es más corto y menos peligroso por carretera que a La Seo de Urgell.

Cabe apuntar que ya en octubre de 2019 USPAC se quejaba en reuniones de la Región Policial del Pirineo Occidental de los desplazamientos para hacer prácticas de tiro. En ese caso, los mandos aseguraban que tratarían de negociar para que se pudieran reabrir las galerías para que los policías autonómicos pudieran ejercitarse con sus armas en la Academia General Básica de Suboficiales.

Buena relación institucional

Si los partidos independentistas exhiben un desprecio casi total hacia los militares, en líneas generales la relación institucional entre los Mossos d’Esquadra y las Fuerzas Armadas ha sido buena.

Es habitual que altos mandos de la policía autonómica acudan a actos oficiales especialmente significativos del Ejército de Tierra, principalmente, en Cataluña, como pueden ser el Día de las Fuerzas Armadas.

También se pudo ver en 2019 al comisario jefe de los Mossos, Eduard Sallent, en la entrega de despachos de los nuevos suboficiales del Ejército de Tierra formados en la academia de Talarn. Ese detalle le valió a Sallent las críticas de los independentistas más radicales.

Otra muestra de esa relación correcta entre el Ejército y los Mossos fue el premio que la policía autonómica entregó, en el Día de las Escuadras de 2019 -su fiesta anual-, a un teniente que auxilió en un accidente de tráfico a un mosso d’Esquadra.

Ataques de los independentistas

La presencia del Ejército de Tierra -más numeroso y visible que la Armada y que el Ejército del Aire- suscita polémica por parte del independentismo radical. En los años más tensos del proceso independentista, el acuartelamiento de Sant Climent Sescebes fue objeto de algunas críticas desde esos sectores.

En noviembre de 2017 la número dos de ERC, Marta Rovira, justificó que el Govern de Puigdemont no fuera más contundente en aplicar la declaración de independencia de Cataluña porque, según ella, el Gobierno de España amenazó con usar a los militares para impedir la secesión.

Ahí citó al cuartel de Sant Climent Sescebes: dijo que en ese cuartel “estaban entrando armas” para reprimir en las calles a los catalanes que defendieran la república proclamada.

En junio de 2016, el ministro de Defensa Pedro Morenés visitó el cuartel. Un mando militar hizo una broma y comentó que el denominado “subgrupo táctico Alfa” del regimiento que tiene allí su base sería utilizado “para vencer al proceso independentista”. El comentario generó peticiones de información de la CUP y un gran revuelo.

Ese mismo año, la Generalitat de Cataluña protestó porque una reorganización del Ejército de Tierra iba a suponer el envío de unos cien blindados, entre vehículos de combate Pizarro y acorazados de transporte TOA.

Similares críticas y polémicas se producen en ocasiones con otros edificios militares en Cataluña, como la academia de Talarn y como el Cuartel de El Bruc, en la ciudad de Barcelona.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable