Defensa

Novedades anti-Covid en las pruebas físicas de acceso a las Fuerzas Armadas

Prohibida la presencia de familiares, obligación de cambiarse dos veces de ropa y reducción del número de competidores en las pistas y piscinas

Una carrera en una base militar.
photo_cameraUna carrera en una base militar.

Las pruebas físicas para ingresar en las Fuerzas Armadas incluyen este año una serie de medidas especiales para evitar que se conviertan en foco de contagios de coronavirus entre los aspirantes a militar.

El vídeo del día

La pandemia de coronavirus supera los 43 millones de casos con 1,15 millones de muertos.

Confidencial Digital ha consultado varios avisos y documentos en los que el Ministerio de Defensa establece condiciones extraordinarias para desarrollar esas pruebas de forma segura en este tiempo de pandemia.

Comienzan las pruebas físicas

En la web de Reclutamiento, Defensa ofrecía el viernes 17 de julio un “Calendario conjunto de procesos selectivos 2020 provisional”, en lo que se refiere al proceso de selección de acceso a oficiales y suboficiales.

Dicho calendario fija desde este lunes 20 de julio y hasta agosto distintas fechas para la realización de pruebas físicas en el Centro Deportivo y Sociocultural Militar del Ejército de Tierra ‘La Dehesa’ y en el Centro de Instrucción y Educación Física de la Armada, ambos en Madrid.

Junto a ese calendario se ofrecen unasInstrucciones para el desarrollo de los procesos para militares de carrera o complemento, que incluyen unas instrucciones generales y unos protocolos para los trámites y pruebas a desarrollar en estas semanas.

Control de temperatura, cambio de ropa...

El documento está firmado por la Subdirección General de Reclutamiento y Desarrollo Profesional del Personal Militar y RED (Reservistas de Especial Disponibilidad). El anexo II establece las “Instrucciones para la realización de las pruebas físicas”.

En primer lugar, ese anexo desgrana una serie de medidas de carácter general, que empiezan con la obligación de que todo el personal (“tanto los aspirantes como los componentes del Órgano de Selección y de la Junta de Educación Física”) que acceda a las instalaciones porte mascarilla.

A la entrada de los centros deportivos militares donde se realizan las pruebas físicas, Defensa ordena que se realice un control de temperatura y también se comprobará el certificado médico que aporten los aspirantes al ingreso en las Fuerzas Armadas.

Una vez dentro, se fijan como instrucción que “el candidato deberá lavarse las manos con frecuencia y desinfectarlas, una vez realizada cada prueba”, y también que “sólo podrán quitarse la mascarilla para la realización de cada prueba”.

La instrucción establece que los opositores se dirijan a la zona de vestuarios “donde podrán ponerse la ropa deportiva con la que realizarán las pruebas”. Defensa también ha decidido que “la ropa con la que acudan al centro, no debe ser la misma que con la que vayan a realizar las pruebas y que una vez finalizadas volverán a cambiarse, evitando llevar la ropa que utilizaron para su realización”. Los aspirantes tendrán que hacer por tanto dos cambios de ropa.

Ya con la ropa de deporte, esperarán en la zona de grada de la pista de atletismo, “donde permanecerán manteniendo la distancia de seguridad, al menos de 1,5 m, hasta que sean llamados para entregarles el dorsal”. Una vez que se coloquen el dorsal, ya se dirigirán al punto de inicio de la primera prueba.

Se especifica que “habrá una mesa en la que dispondrán de gel para la limpieza de manos”, y de hecho “en todos los lugares donde se realice alguna de las pruebas habrá una mesa con toallas de papel desechables y soluciones hidroalcohólicas (dispensadores) para la limpieza de manos una vez finalizada cada una de ellas”.

Menos corredores y nadadores

El documento consultado por ECD desgrana unas medidas concretas que deben seguir los aspirantes a ingresar en las Fuerzas Armadas en cada una de las pruebas físicas:

-- Circuito de Agilidad Velocidad: “Será la primera prueba a realizar, para lo cual se han montado 3 circuitos. Se realizará de manera individual. Los aspirantes se colocarán formando una fila, respetando la distancia de seguridad establecida, esperando a ser llamados. Después de la realización de la prueba, se lavarán las manos y se dirigirán al lugar donde se desarrolle la siguiente”. Ese aviso de lavarse las manos se repite en todas las pruebas.

-- Carrera de velocidad 50 m: “Se realizará en tandas de a dos, por las calles 2 y 6. Los aspirantes formarán 2 hileras, con una separación de 1,5 m, y esperarán a ser llamados por el juez de salida. Una vez finalizada, se lavarán las manos y esperarán en la grada a que el juez correspondiente, les designe la tanda en la que realizarán la prueba de 1000 m”.

-- Carrera de resistencia 1000 m: “Se realizará en tandas de hasta un máximo de 10 corredores. Los opositores esperarán a la llamada a su tanda para dirigirse a la zona de salida”.

-- Potencia de tren superior: “Se realizará de manera individual en distintas estaciones. Los aspirantes formarán una fila manteniendo la distancia de seguridad, esperando a ser llamados por los vocales de la prueba. Cada vez que un opositor realice la prueba, se procederá a limpiar la zona empleada con líquido desinfectante”.

-- Potencia de tren inferior: “Se realizará de manera individual, en los 3 saltómetros colocados al efecto. Al igual que en la prueba anterior, los aspirantes formarán una fila manteniendo la distancia, esperando a ser llamados para la realización de la prueba. La tablilla será desinfectada cada vez que un opositor realice la prueba”.

-- Soltura acuática: “Previo a ella, los aspirantes deberán dirigirse a la zona de vestuarios para ponerse la prenda de baño, donde deberán extremar las medidas de higiene que se les recordará por medio de carteles. Es obligatorio el uso de gorro de baño y chanclas, así como ducharse antes de la realización de la prueba”.

“Los aspirantes esperarán en la grada, manteniendo la distancia de seguridad y con la mascarilla puesta, hasta ser nombrados para la asignación de tanda. La prueba se realizará por calles, separadas mediante boyas. En la salida de la prueba, los opositores se quitarán las chanclas en el último momento, para evitar al máximo los desplazamientos con los pies descalzos, y al finalizarla, saldrán por su calle en lugar de las escaleras por el mismo motivo”.

Cuando acaben todas las pruebas, los aspirantes a militares “deberán salir de las instalaciones por la zona indicada y lo antes posible, evitando demoras, que den lugar a concentraciones de personal”. Y se recuerda que “es obligatorio el uso de la mascarilla hasta que se abandone el centro deportivo”.

Sin familiares en las pruebas

Junto a esas normas concretas para las pruebas físicas, el Ministerio de Defensa maneja también unas normas generales en un protocolo elaborado por la Inspección General de Sanidad de la Defensa, y que hace referencia a medidas para cualquier prueba, examen o trámite que se realice en instalaciones militares a lo largo de este proceso de selección.

Por ejemplo, se subraya que este año “los familiares y/o acompañantes no podrán acceder a las instalaciones donde se desarrollen las pruebas”.

Como petición previa, Defensa advierte que “no deberán acudir a la cita aquellos que presenten o hayan presentado en las dos últimas semanas alguno de los síntomas compatibles con COVID-19: secreción y goteo nasal, tos, fatiga, dolor de garganta y de cabeza, fiebre, escalofríos y malestar general, dificultad para respirar (disnea). Éstos a la mayor brevedad posible, se pondrán en contacto telefónico con su Centro de Selección [...] para recibir instrucciones”.

Aún así, para asegurarse de que no entra nadie con síntomas del coronavirus, a la entrada del centro de reclutamiento o selección se hará unas preguntas de control a los aspirantes: “¿Ha tenido o ha presentado en las últimas dos semanas alguno de los siguientes síntomas: secreción y goteo nasal, tos, fatiga, dolor de garganta y de cabeza, fiebre, escalofríos y malestar general, dificultad para respirar (disnea), o está en periodo de aislamiento o cuarentena?”.

Ya se avisa de que no se admitirá la entrada “a aquellos aspirantes con síntomas compatibles con la COVID-19, aquellos a los que se les haya diagnosticado la enfermedad y que no hayan finalizado el periodo de aislamiento o los que se encuentren en período de cuarentena domiciliaria por haber tenido contacto estrecho con alguna persona con síntomas o diagnosticados de la COVID-19”.

Defensa ordena también que se minimice el contacto entre el personal de las unidades y los aspirantes que acudan a hacer pruebas o trámites.

Entre distintos documentos hay algunas discrepancias: en uno indica que “se limitará el aforo máximo de aspirantes en el centro y en los lugares de espera”, en otro se concreta más al establecer que “en ningún caso coincidirán más de 20 personas en el mismo espacio”; también se habla en ocasiones de “mantener distanciamiento social de 2 metros” o “en todo momento mantendrán el distanciamiento social de 2 metros”, mientras que en otro documento se ordena “mantener distancia de seguridad interpersonal de, al menos, 1,5 metros”.

Otras medidas serán los circuitos diferenciados para los participantes en las pruebas y para el personal de la base; disponer en las zonas de espera de dispensadores con preparados de base alcohólica, pañuelos desechables y contenedores de residuos, con tapa de apertura con pedal, para la higiene de manos e higiene respiratoria, así como desinfectar los teclados de los ordenadores tras su empleo por cada candidato, entre otras.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable