Defensa

“Papelera Militar”, “La Voz del Uniforme”… se multiplican los grupos anónimos de denuncias sobre las Fuerzas Armadas

Publican en Telegram quejas de militares contra mandos, problemas en las instalaciones, lamentos por el salario… Siguen la estela de “Ciudadanos de Uniforme”

“A partir de hoy mismo aceptamos por privado fotos, vídeos y denuncias de cualquier tipo, esto será un nuevo altavoz. Privacidad totalmente garantizada. Agradecemos difusión”.

Este mensaje se publicó recientemente en un canal de Telegram destinado a militares. No era ‘Ciudadanos de Uniforme’, un canal que lleva años publicando denuncias anónimas de miembros de las Fuerzas Armadas sobre supuestos abusos y decisiones arbitrarias de los mandos hacia la Tropa, deterioro de los cuarteles, comida escasa o en mal estado…

‘Papelera Militar’

Esa invitación a enviar fotos, vídeos y denuncias sobre las Fuerzas Armadas la publicó ‘Papelera Militar’. Se trata también de un canal anónimo de Telegram, con más de 1.200 seguidores, que se creó en agosto de 2020.

Hasta fechas recientes, este canal se limitaba a publicar instancias, órdenes ministeriales y otra documentación pública de interés para los militares.

Pero el pasado 13 de noviembre, los responsables del canal ‘Papelera Militar’ publicaron ese mensaje animando a enviar a dos cuentas denuncias e imágenes.

Dos días después, el 15 de noviembre, publicaron una foto de unos lavabos bastante deteriorados con el texto: “En esta situación se encuentran los baños del Acuartelamiento Aéreo Bardenas. Envía tus denuncias”.

La redacción del mensaje calcaba la de las publicaciones de ‘Ciudadanos de Uniforme’, que también termina todos sus mensajes con la coletilla “Envía tus denuncias a @cduinfo12”, el perfil anónimo en el que recogen denuncias.

Desde entonces, han publicado, por ejemplo, quejas por el deterioro de los vestuarios de la base naval de Rota; críticas contra una oficial de la Agrupación de Apoyo Logístico nº 61; comentarios sobre el incentivo de 660 euros en la nómina de diciembre, protestas de quienes no lo han cobrado, y críticas a Margarita Robles (con una viñeta publicada en ‘Ciudadanos de Uniforme’); así como un mensaje sobre la cancelación del curso de acceso a la Fuerza de Guerra Naval Especial.

Estas publicaciones suman entre 700 y 900 visualizaciones, en su mayoría.

ECD se puso en contacto con los perfiles que gestionan este canal. Aseguran que prefieren mantener el total anonimato, que por ahora todo marcha sobre ruedas y que no tienen relación alguna con ‘Ciudadanos de Uniforme’.

‘Versión Militar’

Y es que los canales que están ganando notoriedad en los últimos tiempos están provocando todo tipo de comentarios y especulaciones entre militares, sobre quién está detrás de ellos.

 

Una de las teorías es que algunos de los canales podría estar siendo impulsados por personas que han participado en ‘Ciudadanos de Uniforme’, un canal con casi 14.000 seguidores, años de funcionamiento y que en ocasiones sí ha atraído la atención de elementos clave de las Fuerzas Armadas, por campañas desatadas por este canal, por ejemplo tras la avalancha de extranjeros en Ceuta en mayo de 2021, o en polémicas que relacionan a los militares con la extrema derecha y el franquismo.

Sin embargo, en ‘Papelera Militar’ por ejemplo se han publicado tanto viñetas usadas en ‘Ciudadanos de Uniforme’, como mensajes del canal ‘Militares de Paisano’ contra los supuestos impulsores de ‘Ciudadanos de Uniforme’. No se advierte por tanto una línea clara en ese sentido.

Cabe apuntar que hay páginas que suelen difundir muchas de las reclamaciones que antes aparecen en ‘Ciudadanos de Uniforme’ o en los perfiles de la asociación (esta sí oficial y legalmente registrada) ‘Militares con Futuro’. Así actúa ‘Versión Militar’, una página de Facebook con 11.000 ‘me gusta’ y 22.000 seguidores.

‘La Voz del Uniforme’

Más reciente es otro grupo. Se denomina ‘La Voz del Uniforme’ y se creó el 1 de noviembre, si bien se creó con el nombre de ‘Verdaderos Ciudadanos de Uniforme’, lo que parece avalar las sospechas de algunos militares de que se podrían estar produciendo escisiones o divisiones internas en ‘Ciudadanos de Uniforme’; eso, o que alguien pretende usurpar el nombre del canal más veterano en la publicación de denuncias internas y anónimas de las Fuerzas Armadas.

En este caso, ‘La Voz del Uniforme’ (se cambió el nombre cuatro días después de nacer) contaba este 5 de diciembre con 60 suscriptores.

Su descripción es la siguiente: “Acabemos con las injusticias, podamos tener voz, recogemos vuestras denuncias, quejas o cualquier tipo de duda de forma totalmente anónima”.

El 2 de noviembre ya quisieron aclarar que “este canal es independiente de CDU [‘Ciudadanos de Uniforme’], ni la intención es competir con nadie, sólo poder abarcar más denuncias y todo en pro de ayudar al personal ante tanta injusticia, los tiempos han cambiado para todos, cualquier duda, queja o denuncia a @V_cdu, estaremos encantados de poder ayudarles”.

En ‘La Voz del Uniforme’ se están publicando denuncias contra mandos de unidades que, supuestamente, discriminan a los militares por razón de sexo, o niegan días de asuntos propios.

En algunas ocasiones han publicado las mismas denuncias que ‘Papelera Militar’.

Ha difundido mensajes de algunas asociaciones profesionales como la Unión de Militares de Tropa (UMT), la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME) y ‘Tercios Viejos Españoles’ (Tervies).

También publicaron unas críticas que aparecieron en otro canal anónimo de militares en Telegram, ‘Militares de Paisano’ (del que ya se informó en estas páginas), contra el secretario general de ‘Militares con Futuro’ (MCF), Marco Domínguez, al que también se ha identificado en informes como principal responsable del canal anónimo ‘Ciudadanos de Uniforme’.

‘Rajadas Tácticas’

Más tiempo lleva funcionando Rajadas Tácticas, un grupo de militares con presencia principalmente en Instagram y en Telegram, además de en Twitter.

En este caso, analizan y comentan imágenes que publican en las redes sociales tanto militares de forma personal, como los perfiles institucionales del Ministerio de Defensa, el Estado Mayor de la Defensa, los ejércitos y la Armada, y diferentes unidades.

Suelen ser muy críticos con el uso de determinadas armas y materiales antiguos y obsoletos, así como con las imágenes que demuestran mala formación de los militares, desidia en los soldados y prácticas “trasnochadas” por parte de los mandos.

Son muy activos en presionar a favor de que se compre material más moderno, más en línea con las reclamaciones que hacen los militares que utilizan ese material. En ese sentido iba el informe que elevó un general, para introducir mejoras en el equipamiento, y también relacionado con ello está la polémica por la prohibición dictada en algunas unidades hacia el material que se compran los militares por su cuenta y que no es “reglamentario”.

Además, en ‘Rajadas Tácticas’ atacan duramente a los militares, guardias civiles y policías que son demasiado exhibicionistas en redes sociales, y que -a su juicio- manchan el uniforme por lo que hacen en Twitter, Instagram o Tik Tok.

Las críticas se dirigen también en gran medida hacia los responsables de las compras de material en el Ministerio de Defensa y en los ejércitos.

Al mismo tiempo que critican los sueldos bajos, o las dietas que cobran por maniobras, no dudan también en cargar contra los militares que se muestran demasiado “sindicalistas”.

Su perfil en Instagram -donde les han cerrado cuentas en varias ocasiones- se acerca a los 19.000 seguidores.

Su canal en Telegram suma más de 2.000 suscriptores, y tienen otro foro abierto, en el que participan y publican comentarios más de 2.000 personas.

Diferencias con ‘Ciudadanos de Uniforme’

Los responsables de ‘Rajadas Tácticas’ aseguran que no son lo mismo, sino “todo lo contrario” que ‘Ciudadanos de Uniforme’.

En alguna imagen editada en sus canales han tratado de dejar claras las diferencias. Acusan a los responsables de ‘Ciudadanos de Uniforme’ de “llorar para trabajar menos con mejores condiciones”, mientras que ellos, ‘Rajadas Tácticas’, quieren “trabajar más, con mejores condiciones y con más munición”.

También destacan que antes de publicar una queja o un “lloro”, lo contrastan. Además, descartan la mayoría de esas quejas, y sólo publican determinadas denuncias internas, por ejemplo en algún accidente en maniobras o ejercicios.

Otra diferencia reseñable es que en ‘Rajadas Tácticas’ dirigen sus críticas hacia cualquier militar, sean altos mandos, generales, oficiales, suboficiales, o de la Escala de Tropa y Marinería, porque “todos hacen cosas mal”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable