Defensa

Los militares españoles no participarán en ninguna nueva misión internacional de la OTAN. Rajoy ha trasladado a Rasmussen que esto no afectará a las operaciones en curso

España mantendrá todo el apoyo mostrado hasta el momento con las misiones internacionales en las que participa bajo el marco de la OTAN. Pero ni una más. Si se abre un nuevo frente, la tendencia casi invertible del Gobierno será la no participación. Así se lo transmitió Mariano Rajoy al secretario General de la OTAN.

La preocupación existente en el seno de la Alianza sobre los recortes impulsados por el Ministerio de Defensa es un hecho contrastado. Y fue precisamente eso, según fuentes militares consultadas, lo que motivó que la primera de las visitas de Ander Fohg Rasmussen para preparar la cumbre de Chicago tuviera como destino Madrid, por delante de Berlín, París y otros aliados.

El vídeo del día

Biden quiere que la “responsabilidad” de muertes por Covid en EEUU caiga sobre Trump.

La versión oficial ofrecida por el gobierno español apuntaba a que el presidente Rajoy le había trasladado a Rasmussen el apoyo, pese a los recortes, hacia todas las misiones internacionales en las que participa España en el marco de la OTAN, en concreto Afganistán.

Este compromiso tácito calma en cierta medida la preocupación de la Alianza ante una desbandada de socios en la misión afgana. Australia ya ha admitido que dejará el país de forma completa en 2013 –un año antes de lo previsto-, y en Francia, mientras se debate sobre el futuro de la operación, Hollande ha anunciado que con él en El Eliseo la retirada comenzará de forma “inmediata”.

Ni uno más

Sin embargo, según reconocer extraoficialmente a El Confidencial Digital fuentes gubernamentales, Rajoy mandó un claro mensaje al secretario general de la Alianza: España no participará, de momento, en ninguna misión internacional próxima -si se diera el caso, por ejemplo, de hostilidades en Siria o en algún otro escenario-. Y en caso de participar, se aportarán únicamente elementos logísticos, nunca tropas.

El argumento, según estas fuentes, fue bien encajado por Rasmussen, que agradeció a Rajoy que su gobierno no cambiara ni un ápice sus planes de repliegue de Afganistán y el compromiso de España a mantener en el país un contingente de Operaciones Especiales más allá de 2014.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?