Defensa

Una cita preparatoria de la cumbre de jefes de Estado de julio

La presencia de España en la reunión de ministros de Defensa de la OTAN, en riesgo por el cambio de Gobierno

Margarita Robles toma posesión este jueves, el mismo día que arranca la cumbre en Bruselas que debatirá el gasto militar que aportará cada país de la alianza en los próximos años

photo_cameraImagen de archivo de una reunión de ministros de Defensa de la OTAN.

Los ministros de Defensa de la OTAN se reúnen en Bruselas el 7 y 8 de junio para debatir y preparar los temas a decidir por los jefes de Estado de la alianza en la cumbre anual que celebrarán en julio. La reunión de ministros llega cuando se está produciendo el relevo en el Ministerio de Defensa de España.

Este jueves a las 10:00 los 17 ministros del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez juran o prometen su cargo en el Palacio de la Zarzuela ante el rey Felipe VI. Después, como es tradición, cada ministro se traslada a la sede de su departamento, donde se celebra el “traspaso de carteras” con los titulares salientes de cada ministerio.

La elegida por Sánchez para asumir la cartera de Defensa es Margarita Robles, la hasta ahora portavoz del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, que sucederá a María Dolores de Cospedal.

Este mismo jueves, a las 16:00 Margarita Robles tendría un compromiso... 1.500 kilómetros de distancia de Madrid. Se trata de la reunión de ministros de Defensa de la OTAN previa a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza Atlántica que tendrá lugar en el mes de julio.

Las dificultades para que asista Margarita Robles

Esta cita tan relevante para la defensa ha coincidido justo con el relevo de ministros entre el Gobierno de Rajoy y el de Sánchez. Este miércoles 6 de junio por la tarde un portavoz del Ministerio de Defensa aseguró a El Confidencial Digital que “el representante del Ministerio de Defensa que acudirá a la reunión está pendiente de designación”.

Sin embargo, otras fuentes militares apuntaban que la participación de España en esa reunión estaba en peligro. Por un lado, porque lógicamente María Dolores de Cospedal, que cesó el sábado pasado y que este jueves entregará la carta a Margarita Robles, descartó viajar a la cumbre tras triunfar la moción de censura.

Por otro lado, los horarios complican la asistencia de Robles al encuentro en Bruselas, que además de este jueves 7 se extiende hasta el viernes 8 por la mañana a las 9:00. La reunión en Bruselas, como se ha dicho, comienza a las cuatro de la tarde.

Además, a este tipo de grandes citas los ministros viajan con una serie de asesores, un gabinete técnico para asesorarse sobre los temas que se tratan en las reuniones, para preparar encuentros bilaterales en privado con otros ministros... Algo que lógicamente Margarita Robles no tendrá hasta dentro de unos días, cuando vaya nombrando a sus colaboradores más cercanos.

Pese a esa respuesta oficial de Defensa, sobre que representante a designar, fuentes consultadas por ECD señalaban que no era descartable, ni mucho menos, que en vista de la situación finalmente no acudiera ningún miembro del Gobierno español a esta reunión de ministros de Defensa de la OTAN.

Los planes de la OTAN para los próximos años

La reunión de Bruselas de estos días servirá para preparar la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN que está prevista para los días 11 y 12 de julio en Bruselas, y a la que acudirá -si no hay contratiempos- ya Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

Según ha detallado la OTAN, en la reunión del 7 y 8 de junio debatirán y acordarán asuntos como el aumento en más de 1.200 efectivos el personal de la Estructura de Comando, el establecimiento del Comando Conjunto de la Fuerza en Norfolk (Estados Unidos) y del Comando Habilitante en Ulm (Alemania), y el impulso de la iniciativa “Cuatro treinta”: un plan para que la Alianza Atlántica cuente en 2020 con 30 batallones mecanizados, 30 escuadrones aéreos, 30 buques de combate y todo ello disponible en 30 días si fuera necesario activarlo.

Pero, lo que es más importante, los ministros de Defensa de la Organización del Tratado del Atlántico Norte también van a abordar el asunto capital del presupuesto y de cómo contribuye cada país al esfuerzo militar conjunto.

La OTAN lleva años exigiendo a sus países miembros que eleven el gasto público en sus fuerzas armadas, para que el peso del despliegue de este sistema defensivo no cargue tanto en las espaldas de Estados Unidos. De ahí el plan para que los gobiernos lleguen al 2% del PIB en gasto militar.

En la reunión de ministros se estudiarán cifras, presupuestos y contribuciones y capacidades concretas que aportará cada país en los próximos años.

Ya en la segunda sesión, tratarán otros temas: la lucha contra el Daesh en Siria e Iraq y la misión de entrenamiento de fuerzas iraquíes, la preparación en ciberdefensa, la situación en Afganistán...

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo