Defensa

Don Felipe no pudo viajar a Brasil

El avión del príncipe sufría la misma avería que el Spanair que se estrelló en Barajas

Se detectó un problema en los flaps, el aparato ya ha sido reparado y está listo para volar

Airbus A-310 del Ejército del Aire.
photo_cameraAirbus A-310 del Ejército del Aire.

El avión del Ejército del Aire que dejó ‘tirado’ al príncipe Felipe por una avería ya está listo para volar. Los técnicos que lo repararon decidieron no permitir su despegue al no poder certificar “al 100 por cien” que las piezas sustituidas iban a funcionar correctamente durante el vuelo. Se trata de una avería similar a la del Spanair.

Tanto el príncipe como la delegación española que le acompañaba de viaje oficial a Brasil se quedaron en tierra el pasado lunes 25 cuando una inspección rutinaria del Airbus A-310 del Ejército del Aire reveló un fallo en los flaps del ala izquierda.

El vídeo del día

Garriga (Vox) justifica la moción como “un deber nacional”.

Según fuentes del Ejército del Aire, consultadas por El Confidencial Digital, el Airbus A-310 averiado ya está reparado y listo para volar. Ha pasado ya todos los test de prueba correctamente, aseguran estas voces.

El fallo detectado, aseguran, fue similar a uno de los que causó el accidente del avión de Spanair en Madrid en 2008. En este caso, el sensor de simetría de los flaps del ala izquierda “estaba estropeado, lo que causaba que no se replegara ni desplegara correctamente provocando falta de sustentación del aparato” aseguran las fuentes consultadas. En esta ocasión, a diferencia del fatídico Spanair, sí funcionó el sistema de aviso que anuncia el fallo del sistema.

Los técnicos del Ala 45 del Ejército del Aire decidieron sustituir el componente por el del otro avión A-310 del grupo, que se encontraba paralizado en labores de mantenimiento.

El nuevo sistema se instaló correctamente tras trasladar el sistema de sustitución desde las instalaciones de EADS en Getafe. Sin embargo, este tipo de reparación necesita pasar por test de fiabilidad del componente para asegurar que funciona correctamente.

Según cuentan estas fuentes, estos tests “pueden durar días y hay que realizarlos en instalaciones preparadas para ello”. Es por ello que pese a haber reparado el componente, el avión no pudo volar finalmente a Brasil con el príncipe a bordo.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes