Defensa

La retirada de la fragata ‘Méndez Núñez’ se produce días después de una amenaza de ataque por parte de Irán

La Guardia Revolucionaria ha advertido que está dispuesta a “golpear” al contingente estadounidense en el que participaba el buque español

Fragata F-104 Méndez Núñez de la Armada española.
photo_cameraFragata F-104 Méndez Núñez de la Armada española.

La fragata F-104 ‘Méndez Núñez’ de la Armada Española ya no navega con el grupo de combate que lidera el portaaviones estadounidense USS Abraham Lincoln. La ministra de Defensa, Margarita Robles, ordenó al buque retirarse de ese grupo naval para evitar que se pueda ver involucrado en algún incidente con Irán el Golfo Pérsico, al que se dirigen ahora el portaaviones y otras embarcaciones de la US Navy.

La decisión de España ha causado un gran impacto, por el posible impacto que puede tener en las relaciones militares con Estados Unidos. Y llega en plena escalada de tensión entre la administración de Donald Trump y el régimen de los ayatolás.

Robles ordena no entrar en el Golfo Pérsico

La noticia la adelantó el lunes 13 por la noche el diario El País, en su edición digital. La información apuntaba que Robles había dado la orden, cuando la pequeña flota de buques estadounidenses junto a la ‘Méndez Núñez’ había superado el estrecho de Bab el Madeb, entre el mar Rojo y el océano Índico.

La orden era que la fragata española no cruzara el estrecho de Ormuz para internarse en el Golfo Pérsico, que era la dirección que llevaba el USS Abraham Lincoln y los otros buques estadounidenses.

La ministra tomó la decisión después de conocerse que Estados Unidos iba a aumentar su despliegue en el Golfo Pérsico -con el envío de bombarderos B-52 y misiles Patriot, por ejemplo, además del grupo de combate del USS Lincoln- como respuesta a la ruptura del pacto con Irán para frenar el programa nuclear de los ayatolás.

Pero otro dato también pudo inclinar la balanza. Antes del lunes 13 de mayo, concretamente el domingo 12, el régimen iraní pasó de los movimientos a la amenaza directa y concreta contra la presencia estadounidense en el golfo.

El portaaviones, “objetivo” para Irán

El jefe de la fuerza aérea de la Guardia Revolucionaria de Irán, Amir Ali Hajizadeh, hizo unas declaraciones contundentes a la agencia de noticias ISNA. Aseguró que “un portaaviones de 40 a 50 aviones y 6.000 militares en su interior antes era una amenaza seria. Pero ahora es un objetivo, y la amenaza se ha convertido en una oportunidad”.

La advertencia era clara, aunque insistía en que sólo sería reactiva: si los estadounidenses, incluido el grupo de combate que ya se acercaba entonces hacia el Golfo Pérsico, “hacen un movimiento, les golpearemos en la cabeza”, aseguró el alto mando de la Guardia Revolucionaria iraní.

Esas palabras suponían una amenaza directa hacia el USS Abraham Lincoln, y por extensión hacia la fragata española ‘Méndez Núñez’, que navegaba hasta ahora junto a este portaaviones de Estados Unidos.

Durante los últimos días y semanas se han producido diversos incidentes navales en el Golfo Pérsico. Por ejemplo, Arabia Saudí ha denunciado que varios petroleros saudíes han sufrido sabotajes en las costas de Emiratos Árabes Unidos. Los ataques no provocaron ni derrames de crudo ni víctimas, pero elevaron aún más la tensión.

En este sentido, OK Diario publicó recientemente la alerta que el Mossad (el servicio de inteligencia israelí) había hecho llegar a Estados Unidos, y Estados Unidos a países de la OTAN: se temen ataques pro-iraníes en la zona cercana a Yemen. Por allí, por ejemplo, navega otra fragata española, la ‘Navarra’, destacada en la Operación Atalanta contra la piratería en esa zona del golfo de Adén y del oeste del océano Índico, en las costas de Somalia, por ejemplo.

El paso por el Golfo Pérsico estaba previsto

Margarita Robles, al justificar en público esta decisión tan relevante de retirar a la fragata española del grupo de combate con el que navegaba, trató de poner el foco en que Estados Unidos también se había apartado del acuerdo técnico firmado hace dos años y por el que la ‘Méndez Núñez’ se integró hace un mes en la flotilla estadounidense, con la idea de fortalecer la integración y el entrenamiento entre ambas armadas, y además para conmemorar el 500º aniversario de la primera vuelta al mundo de Juan Sebastián Elcano: nada que tuviera que ver con acciones hostiles hacia otro país.

La ministra aseguró que al haber tomado una de las partes (Estados Unidos) la decisión de implicarse en una misión unilateral diferente a la acordada, la otra parte (España) interrumpe provisionalmente su participación ya que “en el acuerdo que se firmó hace dos años, ese desvío no estaba previsto”.

Estas palabras de Robles pueden dar a entender que no estaba previsto que el grupo de combate liderado por el portaaviones US Abraham Lincoln pasara por el Golfo Pérsico, más allá de que, obviamente, no se contemplara que su función fuera mostrar músculo militar a Irán.

Sin embargo, la ruta del grupo de combate, al que se unión en el Estrecho de Gibraltar la fragata española, estaba fijada hace meses y hacía referencia expresa a esa zona. Por ejemplo, el Boletín Informativo de Personal (una publicación oficial de la Armada), en su número del último trimestre de 2018 y publicado en enero de 2019 ya recogía que el grupo en el que participaba hasta ahora la ‘Méndez Núñez’ “navegará por aguas del Mediterráneo, Mar Rojo, Golfo Pérsico, Océano Índico, Mar de la China y Océano Pacífico, bajo el mando de los Comandantes de la 5.ª, 6.ª, 7.ª y 3.ª Flotas de la Marina de los EE.UU.”.

Asistencia en Bombay

Por ahora, y mientras se aclara la situación y a la espera de que los barcos de la US Navy salgan del Golfo Pérsico y prosigan su ruta prevista, el buque español tomó rumbo hacia la India. Así se aleja del foco de tensión, se sitúa en un punto desde el que podría reengancharse al grupo de combate, y además -según explicó el Estado Mayor de la Defensa- facilita que los 214 marinos de la tripulación de la fragata ‘Méndez Núñez’ ejerzan en Bombay su derecho a voto en las elecciones del domingo 26 de mayo.

Además, desde el Estado Mayor de la Defensa explican que en este puerto indio “se realizarán tareas de asistencia y sostenimiento logístico” por parte del buque español.

Elogios de la US Navy a la ‘Méndez Núñez’

Si, tal y como contó ABC, algunas fuentes militares temen que esta decisión pueda ser vista como un mal gesto por Estados Unidos, con las repercusiones consecuentes en las relaciones diplomáticas y militares entre ambos países, cabe señalar que hasta el momento la US Navy ha había más de cubierto de alabanzas a los marinos de la fragata de la Armada española que acompañaba a los buques estadounidenses.

En enero, cuando la F-104 ‘Méndez Núñez’ llegó a la base naval de Norfolk para realizar unos ejercicios, un responsable de la marina estadounidense declaró que los militares españoles, con los que ya habían trabajado casi un año juntos en otro despliegue, eran “extremadamente profesionales y competentes”, y por eso la participación de la fragata española era “extremadamente emocionante”.

Más recientemente, en abril, el almirante James G. Foggo III, comandante de las Fuerzas Navales de Estados Unidos en Europa y África dijo que ver navegar juntos al USS Abraham Lincoln y a la ‘Méndez Núñez’ era “un espectáculo para la vista”.

Y hace apenas dos semanas otro responsable del grupo de combate del USS Abraham Lincoln se deshizo en elogios hacia la dotación del buque español: “Desde mi punto de vista, la [dotación de la] ‘Méndez Núñez’ es un grupo de superestrellas”, dijo literalmente, y añadió que “en cada misión que hemos llevado a cabo, han mostrado una competencia y profesionalidad increíbles. Representan muy bien a su armada y a nuestro grupo de combate”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?