Defensa

La Royal Navy exhibirá junto a Gibraltar un portaaviones, dos destructores, dos fragatas, un submarino nuclear...

Entre dos ejercicios navales de la OTAN en el Atlántico y en el Mediterráneo, buques del grupo de combate del HMS Queen Elizabeth entrarán en las “aguas territoriales británicas” de la colonia que España no reconoce

Imagen del UK Carrier Strike Group 21.
photo_camera Imagen del UK Carrier Strike Group 21.

Cada escala de un buque militar en Gibraltar suele causar tiranteces diplomáticas entre España y Reino Unido. Dentro de unos días no será un buque de la Royal Navy el que llegue al peñón, sino puede que varios de un grupo de nueve (incluido un submarino nuclear), con 32 aeronaves y 3.700 militares.

Un portavoz del gobierno de Gibraltar confirma a Confidencial Digital que entre el domingo 30 y el lunes 31 de mayo pasará cerca de la colonia británica algún buque integrante del grupo de combate navalUnited Kingdom Carrier Strike Group 21”, que partió de Portsmouth, base naval del sur de Inglaterra, para viajar por el Océano Atlántico, cruzar el Estrecho de Gibraltar hasta el Mar Mediterráneo, recorrerlo hasta el Canal de Suez y de ahí navegar por el Mar Rojo, el Mar de Arabia, el Océano Índico y el mar de China hasta Japón.

Posteriormente, una portavoz de las Fuerzas Armadas Británicas en Gibraltar precisó que “el Carrier Strike Group 21 (CSG21) se ha desplegado y transitará por el Estrecho de Gibraltar en los próximos días.  Algunos de los buques integrantes del CSG21 entrarán en aguas territoriales británicas de Gibraltar durante un breve periodo de tiempo, pero no anclarán ni atracarán en la zona”.

España no reconoce esas “aguas territoriales británicas de Gibraltar”, ya que entiende que por el Tratado de Utrech cedió a Gran Bretaña la soberanía sobre el Peñón, pero no reconoció aguas territoriales propias a Gran Bretaña en la punta sur de la Península Ibérica: “El Rey Católico, por sí y por sus herederos y sucesores, cede por este Tratado a la Corona de la Gran Bretaña la plena y entera propiedad de la ciudad y castillo de Gibraltar, juntamente con su puerto, defensas y fortalezas que le pertenecen”.

Al frente de este “United Kingdom Carrier Strike Group 21” se encuentra el portaaviones ‘HMS Queen Elizabeth’, que la Royal Navy presenta como “el buque de superficie más grande y poderoso de la historia” de la marina británica. Transporta aviones de combate F-35B (capaces de despegar de forma vertical) de quinta generación y helicópteros de ataque Merlin. La reina Isabel II acudió a Portsmouth a despedir al portaaviones que lleva su nombre.

Acompañan al portaaviones dos destructores de misiles guiados, el ‘HMS Diamond’ y el ‘HMS Defender’; dos fragatas de lucha antisubmarina, ‘HMS Richmond’ y ‘HMS Kent’, dos buques de abastecimiento y aprovisionamiento de la Royal Fleet Auxiliary (‘RFA Tidespring’ y ‘RFA Fort Victoria’) y un submarino nuclear de la clase ‘Astute’.

Con todos estos buques del Reino Unido viajan también dos extranjeros: el destructor estadounidense, de la US Navy, ‘The Sullivans’, y la fragata de la Koninklijke Marine de los Países Bajos ‘HNLMS Evertsen’.

Es habitual que buques de países aliados se integren en grupos de combate navales de otras armadas: por ejemplo, la fragata ‘Méndez Núñez’ de la Armada española inició su vuelta al mundo con el grupo de combate que lideraba el portaaviones estadounidense ‘USS Abraham Lincoln’, pero se separó para evitar verse involucrada en las tensiones con Irán.

Este grupo de buques de superficie y un submarino pasarán por distintos lugares y puertos (más de 40 países), y cumplirán varias misiones: la Royal Navy habla de más de 70 compromisos, ejercicios y operaciones con países aliados.

 

Antes de partir de Portsmouth, buques de este grupo habían participado en el ejercicio ‘Strike Warrior’ en las aguas de Escocia.

Ya en ruta, está previsto que por estos días tome parte del ejercicio de la OTAN ‘Steadfast Defender, a la altura de Portugal, ejercicio de reúne a 18 buque de una docena de países aliados. España es uno de los países participantes.

Del Atlántico, el grupo de combate naval “United Kingdom Carrier Strike Group 21” pasará al Mediterráneo, donde también se adiestrará junto a aliados de la OTAN, como el portaaviones insignia de la marina francesa, el ‘Charles de Gaulle’.

El tránsito del Océano Atlántico al Mar Mediterráneo por el Estrecho de Gibraltar incluirá esa escala en el Peñón. Desde el gobierno de Fabian Picardo no precisan cuántos de estos buques recalarán en el puerto de Gibraltar, ni si algunos tendrán que esperar en la Bahía de Algeciras o en otro punto del mar que rodea a la colonia británica en la punta sur de la provincia de Cádiz.

Una vez dejen Gibraltar, los buques de la Royal Navy y sus aliados se ejercitarán en el Mar Mediterráneo y, entre otras misiones, sus aeronaves participarán en misiones de ataque contra posiciones del grupo yihadista Daesh en Siria.

Varias fragatas y destructores se separarán temporalmente del grupo de combate para navegar por unos días por el Mar Negro, lo que inevitablemente provocará la respuesta de Rusia, que vigila cada movimiento de buques de la OTAN en este mar.

El viaje del grupo de combate naval de la Royal Navy durará alrededor de siete meses.

Zelenski pide a la ONU definir "Estado terrorista" tras el ataque ruso en Kremenchuk

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?