Defensa

Un decimal mal escrito, culpable del sobrepeso del submarino ‘S-80’. La solución de una consultora norteamericana: alargar entre 5 y 7 metros la eslora del buque

Navantia ya trabaja en la solución del problema de 'sobrepeso' del futuro submarino S-80. Un mínimo error de cálculo en la fase de diseño del proyecto ha obligado a contratar a una consultora norteamericana experta en la resolución de este tipo de imprevistos: se deberá alargar su eslora entre 5 y 7 metros.

El problema es grave. Si el programa S-80 (en el que se han invertido ya unos 2.700 millones) retrasa su entrega otros dos años (hasta 2017), España podría quedarse durante un par de años con sólo un submarino activo –ya que el ‘Tramontana’ no ha iniciado aún su gran carena que le mantendrá a flote otros 5 años-.

Las 70 toneladas de peso extra del primer S-80 amenazan con detener su producción, pero fuentes de Navantia consultadas por El Confidencial Digital restan dramatismo al asunto.

“Se trata de problemas habituales y presentes en prácticamente todos los proyectos industriales del sector de la Defensa. Es normal que se presenten contratiempos así cuando se fabrica por primera vez una nueva fragata o un nuevo modelo de caza”, aseguran a ECD.

Estas fuentes confirman que el origen del desajuste en el peso del prototipo surgieron tras un fallo básico en los cálculos originales del proyecto: un decimal mal puesto por uno de los ingenieros que trabajaron en el diseño inicial.

Una consultora norteamericana

Sin embargo, en Navantia ya hay prisas por solucionar cuanto antes, y de la manera más económica posible, el contratiempo. Para ello se ha contratado por 14 millones de euros a la consultora norteamericana Electric Boat, del grupo General Dynamics (propietaria de Santa Bárbara Sistemas), que trabaja con la U.S.Navy asesorándole para el diseño de submarinos nucleares.

Según ha sabido ECD, técnicos y analistas de dicha consultora tienen previsto realizar varios viajes a España este mismo verano para conocer de primera mano los problemas de ‘sobrepeso’ del submarino, para elaborar un primer informe con la posible solución.

Alargar el submarino

Pero las fuentes consultadas por este confidencial aseguran que ya se ha adelantado por parte de la consultora que lo más probable es que efectivamente se tenga que alargar la eslora del buque en unos 5, 6 o incluso hasta 7 metros con respecto a los 71 metros de los planos originales.

Según explican estas voces, conocedoras del proyecto, Navantia quiere medir “al milímetro” la solución a dicho problema para no repetirlo en futuras unidades S-80.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes