Defensa

Tráfico de drogas en la academia militar de Talarn

El Juzgado Togado Territorial de Barcelona investiga una denuncia del director del centro de formación de suboficiales del Ejército sobre trapicheo de estupefacientes

Imagen de archivo de la Academia General Básica de Suboficiales.
photo_cameraImagen de archivo de la Academia General Básica de Suboficiales.

La justicia pone la lupa en la Academia General Básica de Suboficiales, y lo hace por un presunto delito de tráfico de drogas. Un juzgado ha incoado un sumario para esclarecer los hechos denunciados por el coronel director de esta academia situada en Talarn (Lérida).

El asunto ha recaído en el Juzgado Togado Militar Territorial nº 31, con sede en Barcelona, pero por estar vacante la plaza la instrucción la ha asumido un juez militar de Zaragoza.

En esta academia se imparte la enseñanza militar para el ingreso en la Escala de Suboficiales (que agrupa a sargentos, sargentos primeros, brigadas, subtenientes y suboficiales mayor), así como el curso de actualización para el ascenso a brigada del Cuerpo General del Ejército de Tierra, el curso de actualización para el ascenso a cabo mayor del Ejército de Tierra y las jornadas de actualización para subtenientes seleccionados para el ascenso a suboficial mayor.

Como se ha indicado, fue el coronel director de la Academia General Básica de Suboficiales quien puso los hechos en conocimiento del Juzgado Togado Militar Territorial nº 31. Entendía que podían ser constitutivos de algunos de los delitos que el Código Penal Militar recoge en el Libro II, Titulo IV-Delitos contra los deberes del servicio-, Capitulo VII-Delitos contra la eficacia en el servicio-.

Concretamente, el artículo 76 del Código Penal Militar establece que “el militar que cometiere alguno de los delitos previstos en los artículos 368 a 371 del Código Penal en instalaciones afectas a las Fuerzas Armadas o a la Guardia Civil, buques de guerra, buques de la Guardia Civil, aeronaves militares, campamentos o durante ejercicios u operaciones, será castigado con las penas allí establecidas incrementadas en un quinto de su límite máximo, salvo que el lugar de comisión o la condición de autoridad o funcionarial del sujeto activo del delito hayan sido tenidas en cuenta por el referido Código al describir o sancionar el delito. Todo ello sin perjuicio de la aplicación del artículo 21 del presente Código. Serán asimismo aplicables por los Tribunales Militares los artículos 372 a 378 del Código Penal”.

Todos estos artículos del Código Penal persiguen a quienes “ejecuten actos de cultivo, elaboración o tráfico, o de otro modo promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, o las posean con aquellos fines”, que implica varios años de cárcel, según distintas circunstancias.

ECD ha tratado de ampliar la información sobre este caso. Sin embargo, desde el tribunal en el que se instruye el caso y también desde el Tribunal Militar Central explican que el caso se encuentra bajo secreto sumarial, por lo que no pueden facilitar más información sobre esos hechos sucedidos en la Academia General Básica de Suboficiales de Talarn y que llevaron al director del centro a denunciarlos ante la justicia militar.

En el ‘Elcano’ y en la base de la Legión

De confirmarse por los tribunales que se ha producido un delito de tráfico de drogas en la academia de Talarn, se sumaría a algún otro suceso similar que ha ocurrido en el seno de las Fuerzas Armadas.

El más llamativo fue el del buque escuela de la Armada, el ‘Juan Sebastián Elcano’. Al regresar del crucero de instrucción en el que se forman los marinos de la Armada, la Guardia Civil encontró 127 kilos de cocaína durante un registro al buque escuela en el arsenal de La Carraca (Cádiz).

El caso, que tuvo una gran repercusión, provocó que a partir de entonces se intensificaran los controles sorpresa en buques y vehículos de las Fuerzas Armadas. También se descubrió a un legionario de Viator (Almería) con varias mochilas cargadas de hachís.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable