Defensa

La UME se entrena en Garoña para responder a un terremoto en una central nuclear

Despliega en la provincia de Burgos 129 militares, drones y estaciones de descontaminación en un simulacro de apoyo a autoridades civiles ante emergencias de gravedad extrema

Central nuclear de Santa María de Garoña, en Burgos.
photo_camera Central nuclear de Santa María de Garoña, en Burgos (Foto: Consejo de Seguridad Nuclear).

La central nuclear de Fukushima, en Japón, sufrió en marzo de 2011 uno de los accidentes más recientes en una instalación nuclear. Un terremoto dañó la central, y poco después la ola de un tsunami generado por ese mismo temblor de tierra golpeó la planta y destruyó los generadores de emergencia, lo que acabó provocando tres fusiones del núcleo, tres explosiones de hidrógeno y la liberación de radioactividad, tanto por el aire como por el agua.

Dejando de lado el tsunami, un temblor de tierra que dañe una central nuclear es el escenario en el que ha trabajado la Unidad Militar de Emergencias (UME) en Santa María de Garoña, en la provincia de Burgos, según ha podido confirmar Confidencial Digital.

Del lunes 26 al viernes 30 de septiembre, más de un centenar de militares de la UME participan en un ejercicio en la central de Santa María de Garoña (Valle de Tobalina, Burgos), que estaba operada por Iberdrola y Endesa hasta que se aprobó su cierre. Actualmente está pendiente el proceso de desmantelamiento, que iba a empezar este 2022.

Terremoto en una central nuclear

El ejercicio lo lidera el Grupo de Intervención en Emergencias Tecnológicas y Medioambientales (GIETMA) de la UME, que cada año realiza un plan conjunto con la Asociación de Empresas de Energía Eléctrica para coordinar y mejorar la respuesta a emergencias en una planta nuclear, dentro del Plan de Emergencia Interior.

El objetivo es adiestrar a las unidades de la UME en el apoyo a autoridades civiles en situaciones de emergencia de gravedad extrema en centrales nucleares españolas.

En esta ocasión en concreto, la Unidad Militar de Emergencias se entrenó para intervenir en un escenario hipotético en el que se produjera un terremoto, y este temblor tuviera efectos en una central nuclear. Entre otros servicios de emergencias, acudiría la UME para intervenir.

Emergencias NBQ

El GIETMA es la unidad de la UME especializada en incidentes NRBQ (Nuclear-Radiológico, Biológico, Químico) y medioambientales.

También participaron en el simulacro otras unidades de la UME, como refuerzos del Regimiento de Apoyo e Intervención en emergencias (RAIEM), en el que se encuadra el propio Grupo de Intervención en Emergencias Tecnológicas y Medioambientales y que tiene su base en Torrejón de Ardoz (Madrid).

Se desplegaron además militares del Quinto Batallón de Intervención en Emergencias (BIEM V), que desde su base en San Andrés de Rabanedo (León) cubre una zona operativa de 12 provincias pertenecientes a Galicia, Asturias, Cantabria y Castilla y León. Una de las capacidades genéricas de los batallones de intervención en emergencias es la intervención ante seísmos.

El Batallón de Transmisiones, que aporta capacidades de mando, control, telecomunicaciones e información necesarias para dirigir y controlar las operaciones, desplegó drones para este simulacro.

En total, participaron 129 efectivos de la UME, junto a medios materiales especializados para incidentes nucleares: varias estaciones de descontaminación de personal y material; un vehículo de reconocimiento NRBQ Velire, con capacidad de detección, identificación y toma de muestras ambiental en reconocimiento radiológico, biológico y químico, que ya fue desplegado en el volcán Cumbre Vieja de La Palma para medir la presencia de gases tóxicos en el aire; y camiones VINTAC I y II.

 

Ejercicios en centrales nucleares

La UME se creó en 2005, en la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero, principalmente para intervenir ante las emergencias más comunes en España, como son los incendios forestales, las inundaciones, las fuertes nevadas...

Si bien desde sus inicios se contempló que interviniera en incidentes de tipo nuclear, biológico y químico, estas capacidades más especializadas las fue adquiriendo con el paso de los años, con la compra de vehículos especiales y equipos de descontaminación que eran imprescindibles para poder actuar en este tipo de catástrofes.

Desde entonces, se ha entrenado en diferentes escenarios de tipo nuclear. Ensayó su papel ante la rotura de una presa que afecte a una planta petroquímica, liberándose gases y partículas tóxicas y radiológicas.

En la central nuclear de Trillo (Guadalajara) se adiestró para actuar en el caso de que un incendio dañara el sistema de refrigeración de un reactor nuclear; de nuevo, una situación que se dio en Fukushima.

La UME también se ha ejercitado en otras plantas nucleares, como las de Ascó, Vandellós (ambas en la provincia de Tarragona), Cofrentes (Valencia) y Almaraz (Cáceres), para comprobar su capacidad para evacuar este tipo de instalaciones, sofocar incendios y otras situaciones de emergencia.

Observadores de la unidad han llegado a viajar a Estados Unidos para seguir un simulacro de explosión nuclear y la posterior diseminación de aire contaminado con partículas radiactivas.

Marruecos 0-0 (3-0) España
                Copa Mundial de la FIFA Catar 2022                

Busquets dió la charla y la cara Luis Enrique fue de puro bajón
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes