Defensa

Veteranos de la Legión exigen a Almeida que los urinarios del Orgullo Gay no rodeen el Monumento a los Caídos

Denuncian que la ubicación elegida por el ayuntamiento en 2019 supone una falta de respeto: “En otros países no se hubiera permitido tal afrenta”

Urinarios junto al Monumento a los Caídos por España.
photo_cameraUrinarios junto al Monumento a los Caídos por España.

Un millón y medio de personas, según los organizadores, 400.000 según la Delegación del Gobierno, participaron en la marcha del Orgullo Gay de Madrid el pasado mes de julio.

La presencia de tantos manifestantes llevó al Ayuntamiento a instalar urinarios portátiles en puntos del recorrido, que comenzó en Atocha y terminó en Colón tras recorrer el eje Prado-Recoletos.

Confidencial Digital ha podido saber que la ubicación concreta de varios de esos urinarios ha soliviantado a un grupo de veteranos de la Legión, reunidos en la Plataforma Patriótico Millán Astray.

Trasladar los urinarios

La entidad está formada por antiguos caballeros legionarios y por simpatizantes del Tercio, que se organizaron, principalmente, para tratar de frenar el cambio de la calle General Millán Astray, fundador de la Legión, dentro de la modificación del callejero que aplicó el gobierno municipal de Manuela Carmena para acabar con lo que consideró “calles con nombres franquistas”.

Ahora, según le consta a ECD, esta plataforma ha enviado una reclamación al ayuntamiento, dirigida al alcalde de Madrid, el popular José Luis Martínez-Almeida.

En la petición exigen que, a partir de la edición de 2020, los urinarios de la marcha del Orgullo Gay no se vuelvan a colocar en la Plaza de la Lealtad.

Monumento a los Caídos

En esta plaza, situada junto al Paseo del Prado y la fuente de Neptuno (Plaza de Cánovas del Castillo), se encuentra el Monumento a los Caídos por España.

Inicialmente, el monumento se levantó para homenajear a los madrileños fusilados en ese lugar y en muchos otros puntos de la ciudad el 2 y el 3 de mayo, por orden del comandante francés Murat, como castigo por el levantamiento popular contra la invasión napoleónica de España en 1808. Las cenizas de varios de los fusilados se encuentran allí depositadas.

En 1985, el monumento pasó a homenajear, no sólo a los muertos por el 2 de mayo, sino a todos los caídos por España.

En su memoria arde de forma permanente una llama, ante la que el rey Felipe VI ha colocado en varias ocasiones una corona de flores con ocasión del Día de las Fuerzas Armadas.

Las imágenes de los urinarios

“En el último año hemos advertido de la presencia de decenas de urinarios de colores en las proximidades del Monumento a los Caídos por España durante la realización de la marcha del denominado ‘Orgullo Gay’”, indican desde la Plataforma Patriótica Millán Astray en su reclamación ante el Ayuntamiento de Madrid.

De hecho, han enviado varias fotografías que muestran filas de urinarios en la acerca que rodea el monumento.

u1u2u3

José Luis Martínez-Almeida tomó posesión como alcalde de Madrid el 15 de junio de 2019, con el apoyo del PP, Cs y Vox. Sustituyó a Manuela Carmena, y se acababa de estrenar cuando se celebró el Orgullo Gay, en la primera semana de julio de 2019.

“Falta de respeto”, “afrenta”...

Para la Plataforma Patriótica Millán Astray, “la presencia de urinarios es una auténtica falta de respeto a los Caídos por España, además de un problema de salubridad y de malos olores en la zona que requerirían una rectificación municipal, pues las competencias y responsabilidades son de su ayuntamiento”, se quejan a Almeida.

Además, subrayan que “en cualquier nación digna de nuestro entorno dichos monumentos son respetados y constantemente velados, y jamás se habría permitido una afrenta de semejante naturaleza”, como ellos entienden que es rodear el monumento a los caídos con urinarios portátiles.

Las fuentes consultadas añaden que, en países como Estados Unidos o Rusia, esos monumentos de recuerdo a los que dieron su vida por la patria están permanentemente custodiados por militares o policías.

Así que la Plataforma Patriótica Millán Astray requiere al ayuntamiento “para que de ahora en adelante busque una nueva ubicación para dichos urinarios en el futuro y tome conciencia de que a los Caídos por España se les debe respetar de hecho, y no solo de palabras huecas”.

El ayuntamiento no da información

El escrito enviado a la oficina del alcalde de Madrid no sólo reclama medidas para la próxima celebración del Orgullo Gay en la capital de España, con el fin de que no se vuelvan a situar los urinarios rodeando el monumento de la Plaza de la Lealtad.

También solicita toda la información pública sobre el tema. La plataforma impulsora de la propuesta ha pedido que el ayuntamiento le remita la autorización administrativa para la colocación de los urinarios en esa ubicación, el nombre del organismo municipal responsable, datos del transporte, fechas de la instalación y retirada, número de urinarios colocados, plan de impacto medioambiental de la instalación, y funcionamiento y plan de salubridad pública que se aplicó en esa ocasión.

Fuentes de la Plataforma Millán Astray denuncian que el gobierno municipal de Almeida ha agotado el plazo legal sin remitirles toda esta documentación, por lo que van a recurrir al Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, para que éste fuerce al Ayuntamiento a facilitársela.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes