Denuncias de los lectores

Árboles caídos, podas ridículas

M-30 de Madrid.
photo_camera M-30 de Madrid.

Tras la nevada del pasado sábado en Madrid, un paseo nocturno por mi céntrico barrio madrileño de Chamberí me permitió ver decenas de grandes ramas y no menos de cinco árboles tronchados y caídos sobre las acercas, la calzada y aplastando vehículos aparcados. Eran muchas calles afectadas por árboles en mal estado y mal cuidados.

El domingo he visto cómo, una vez más, el Ejército realiza una encomiable tarea. Mi agradecimiento a los militares. Y mi denuncia a los sucesivos gobiernos municipales, de uno y u otro signo, que realizan, cuando las realizan, podas ridículas de pequeñas ramitas, dejando en pie a lo largo de nuestras calles centenares de árboles viejos y, en muchos casos, prácticamente podridos.

Basta una lluvia fuerte y continuada, vientos que zarandeen estos viejos árboles o una nevada como la de estos días, para que los ciudadanos y contribuyentes sintamos la inseguridad y el caos provocados por caídas de ramas y árboles enteros. Las ramas y troncos caídos, además de la nieve, impiden el paso de servicios de servicios de emergencia vitales, como ambulancias, bomberos, policía y recogida de basura.

No basta con que las autoridades y los medios de comunicación nos repitan el mantra de que es mejor no salir a las calles. Los gobernantes municipales deberían tomarse en serio las podas de los árboles, aunque suponga más tiempo y dinero. Por salud medioambiental y, sobre todo, por seguridad de los viandantes. Además, permitiría dedicar al Ejército a emergencias más graves, en lugar de hacer de jardineros de emergencia por el mal trabajo de los responsables de la jardinería municipal.

Señor alcalde de Madrid: pode mejor los árboles. Que los vecinos no tengamos que podarlos desde nuestras ventanas con nocturnidad para evitar roturas de los cristales que puedan caer a la vía pública desde nuestras ventanas. Que los árboles y ramas viejos y podridos sean cortados como es debido. Basta ya de podas mínimas de ramitas fáciles de retirar en cantidad por el equipo municipal, que los poda ridículamente, por supuesto, sin hacer el caso debido a los avisos de vecinos y comunidades de propietarios. ¿O es que tiene que haber algún muerto por aplastamiento para podar en condiciones los árboles?

El vídeo del día

Finaliza la misión de la sonda de calor interno de Marte
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable