Denuncias de los lectores

La brecha digital en nuestros mayores

La tecnología es un elemento tan esencial, que muchos de nosotros no imaginamos nuestro día a día sin ella. Vivimos y usamos tecnología a cada momento, incluso sin darnos cuenta.

La tecnología ha permitido cambios y facilidades en nuestra vida cotidiana y, actualmente, posee un papel fundamental en la sociedad. Uno de los beneficios más relevantes de su implantación es la creación de herramientas útiles para simplificar el ahorro de tiempo y esfuerzo de las personas. Además, su uso ha permitido romper la barrera de la distancia y ha revolucionado la forma en la que nos comunicamos.

Es irónico que, siendo este elemento una parte tan imprescindible en nuestra vida diaria, haya un sector de la población que esté tan separada de ella, las personas más mayores. La tecnología avanza a pasos de gigante y su uso se ha incrementado en las gestiones más cotidianas, como pueden ser los trámites bancarios o sanitarios, actos rutinarios que se convierten en un reto para esta parte tan fundamental de la sociedad.

La brecha digital que sufren nuestros mayores agrava su soledad y aumenta su aislamiento. Por ello, es fundamental disponer de recursos que los protejan y les presten la atención que necesitan.

En otras palabras, con la ayuda de estos recursos y una adaptación temprana al mundo tecnológico, las generaciones futuras no se sentirán excluidos ni sufrirán tantas dificultades en su vida diaria para acceder a cualquier trámite cotidiano.

 

El PIB sube un 0,2% en el primer trimestre, una décima menos de lo esperado

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?