Denuncias de los lectores

Intención denigratoria

Hay que aplicar la legislación que penaliza la difusión de vídeos de carácter íntimo con intención denigratoria, aunque en su origen se hubieran grabado con el consentimiento de la persona. Pero más importante aún es la urgencia de educar a la sociedad en considerar que algunas actuaciones, que hoy se aceptan como normales, no lo son, sobre todo en lo referido al uso de las redes sociales.

Es inaceptable la difusión de contenidos violentos, discriminatorios y que pretendan atacar la integridad de cualquier persona. Banalizar aspectos que afectan a la dignidad de la persona, a su núcleo de identidad, trae como consecuencia un peligroso proceso con trágicas consecuencias como el caso de la mujer que se ha suicidado.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable