Denuncias de los lectores

Ni los muertos descansan. Inhumaron a mis abuelos y los restos no estaban, ¿ahora quién es el responsable?

El pasado mes de diciembre de 2009, tras un fallecimiento, se procedió a la inhumación en el panteón en el que estaban enterrados mis abuelos. La sorpresa a la hora del enterramiento fue que en dicho panteón no había ningún resto.

Tras pedir explicaciones, primero al enterrador de palabra y después al ayuntamiento de Arnedo por escrito, la única respuesta fue que no se tiene constancia de que se hayan sacado de ese panteón. Entonces, ¿qué ha ocurrido con los restos de mis abuelos?. El ayuntamiento, como responsable del cementerio, no debe permitir a su trabajador ninguna inhumación, exhumación, traslado, pago por limpiezas y arreglos sin el debido registro. Sólo hay que leer el Reglamento Municipal del Cementerio para echarse las manos a la cabeza y ver todo lo que, a día de hoy, no se cumple.

Creemos que no ha habido mala fe y que sólo ha sido un error del trabajador. Los restos de mis abuelos ya no van a aparecer, quien quiera llorarlos sólo lo hará ante un panteón vacío, pero la responsabilidad de mi ayuntamiento es esclarecer lo sucedido y depurar las responsabilidades necesarias. Si no es así, que las lágrimas de quienes los lloraron empapen sus conciencias

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes