Denuncias de los lectores

Sobre la pitada al himno en la final de Copa

A propósito de la fórmula publicada hace unos días para acabar con los pitos al himno en la final de la Copa del Rey, que me parece demasiado enrevesada, propongo otra alternativa mucho más sencilla. El Barcelona tiene cientos de miles de seguidores repartidos por toda España, la mayoría de los cuales no son separatistas ni antiespañolistas. Vista la poca confianza al respecto que ha demostrado el socio que normalmente acude a las finales, la RFEF debería repartir el cupo de entradas correspondientes al Barcelona entre las peñas que lo soliciten, incluidas las catalanas. De esa forma el 95 por ciento de los forofos no pitarían el himno y el otro cinco por ciento, vista su minoría, tendrían que limitarse a ver un partido de fútbol, que es de lo que se trata.

Terremoto de cerca de 6 grados golpea Creta

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?