Deportes

Los secretos de ‘míster’

Del Bosque explica cómo desactivó la guerra entre los jugadores de Madrid y Barça

Colocó un perchero para que colgaran la camiseta de su club y se le entregaba la de la Selección

Puyol y Sergio Ramos en un partido con la Selección.
photo_cameraPuyol y Sergio Ramos en un partido con la Selección.

Vicente del Bosque desvela cómo actuó tras los enfrentamientos de Barça y Madrid, los cuales estuvieron a punto de romper las relaciones de todos los futbolistas de ambos equipos que formaban parte de la Selección. El entrenador y su cuerpo técnico llevaron a cabo ideas simbólicas como colocar un perchero, utilizaron imágenes y vídeos, además de realizar terapia de grupo.

El seleccionador español explica al detalle todas las medidas que llevó a cabo después de que la situación entre los jugadores de Real Madrid y Barcelona alcanzase un alto grado de crispación tras sus enfrentamientos en los años 2011 y 2012.

Por entonces, ambos equipos dejaron imágenes de extrema dureza en sus duelos de Liga, Champions League, Copa del Rey y Supercopa de España. Pisotones, patadas, agresiones, insultos y acusaciones de un bando y otro. Algo que preocupó en demasía a Del Bosque, tal y como cuenta Gerard Piqué: “Le preocupaba mucho la imagen que se estaba dando, él se sentía aún parte del Madrid y no sabía cómo actuar”.

Una de las primeras iniciativas que llevó a cabo el técnico salmantino en 2011 fue colocar un perchero en la entrada de la residencia de Las Rozas, donde todos los internacionales se dan cita antes de los compromisos de la Selección. La idea era que los futbolistas depositasen allí la camiseta de su equipo y se les entregase la de España.

Este gesto, que pretendía simbolizar que todo lo sucedido en sus clubes quedaba atrás, surgió de un buen amigo de Vicente del Bosque: Luis Miguel Ruiz Pérez, catedrático en Actividad Física y Ciencias del Deporte en la Universidad de Castilla-La Mancha, de quien el propio seleccionador reconoce que le ha servido como psicólogo en más de una ocasión.

“Quien quiera ser un macarra, que lo sea, pero dejará de venir a la Selección”

El momento más crítico en la relación entre los jugadores de Barça y Madrid se produjo tras la Supercopa de España de la temporada 2011-2012. En el partido de vuelta, celebrado en el Camp Nou, se produjo una tángana en los instantes finales. Hubo puñetazos, empujones, Mourinho le metió el dedo en el ojo a Vilanova, quien le respondió con una colleja...

En la primera convocatoria de la Selección española tras este incidente, en septiembre de 2011, Del Bosque se dirigió a sus jugadores con un discurso contundente: “Si queréis ser tachados en vuestra vida como unos macarras, seréis unos macarras toda la vida. Será mejor que seáis considerados unos señores, no por lo que ganéis, sino por vuestro comportamiento. No podemos representar a nuestro país de esta forma. Es malísimo para nosotros. Si alguno se desvía del camino, dejará de venir. Prefiero trabajar con tíos majos que con gente que no merece la pena”.

Imágenes y vídeos para unificar a los jugadores

Otra de las medidas del seleccionador recomendada por Ruiz Pérez fue usar imágenes para que los jugadores captasen mejor el mensaje de unión que quería transmitir Del Bosque. Así ocurrió en la North West University de Potchefstroom, Sudáfrica, donde estuvo alojada España en el Mundial 2010.

Se colgaron fotografías por todas las habitaciones donde aparecían los 23 futbolistas del equipo con una palabra que les definía: Casillas-Concentración, Xavi-Control, Torres-Potencia, Villa-Ambición, Alonso-Personalidad, Iniesta-Inteligencia, Ramos-Energía, Piqué-Calidad, Busquets-Equilibrio...

La idea resultó satisfactoria para el cuerpo técnico de Vicente del Bosque, por lo que decidieron repetir en la Eurocopa de 2012 actualizando las imágenes con las nuevas incorporaciones (Juanfran, Negredo, Jordi Alba y Cazorla). En el Mundial de Brasil del próximo verano también se llevará a cabo.

El por entonces director deportivo de la Selección, Fernando Hierro, pidió al técnico audiovisual de la Federación antes de dejar el cargo que montase un vídeo “emotivo” para unir a los jugadores. En él, aparecían imágenes de todos los futbolistas en la celebración del Mundial 2010 por las calles de Madrid, con música de Antony and the Johnsons de fondo.

Según Hierro, el vídeo “emocionó” a los internacionales, por lo que se montó otro diferente con imágenes privadas de los entrenamientos y la música de la película El Último Mohicano.

Del Bosque, a Ramos y Piqué: “¿Cómo os podéis llevar mal?”

La supuesta mala relación entre los centrales Sergio Ramos y Gerard Piqué ha dado lugar a numerosos debates. El propio jugador culé explica que un día, tras terminar uno de los entrenamientos previos a la Eurocopa, Del Bosque se acercó a ambos y les espetó: “Vosotros dos, que sois unos tíos guapos, altos, buenos deportistas... ¿cómo es posible que os llevéis mal?”.

Piqué cuenta que rompieron a reír y que a lo largo de la concentración, Del Bosque insistió en que debían limar asperezas y tener una relación fluida, ya que que iban a formar la pareja de centrales titular de España durante los próximos años. Desde entonces, ambos han pasado a tener un trato amistoso. “Hablamos mucho de cómo son las cosas en el Madrid, yo le cuento cómo es el vestuario del Barça...”, asegura Gerard.

Xabi Alonso: “No fue para tanto”

A pesar de lo mucho que se ha escrito de lo acontecido durante esos clásicos, y de las medidas que llevó a cabo Vicente del Bosque, Xabi Alonso cree que se ha exagerado todo: “Había mucho en juego y cada equipo peleó por lo suyo, pero se habló demasiado”.

El mediocentro del Real Madrid reconoce que entiende la preocupación de Del Bosque. Sin embargo, insiste: “Se sabía que las cosas volverían a la normalidad, no creo que nadie obrara mal ni fuera un macarra”.

Mourinho no quiere oír ni hablar de Del Bosque

Los testimonios del seleccionador y de los internacionales son recogidos en la biografía 'Vicente', de la editorial Libros Cúpula y que sale a la venta el próximo jueves día 3 de abril. Los autores quisieron entrevistar a Mourinho para conocer de su boca cómo vivió él los enfrentamientos entre Barça y Madrid, pero el portugués rechazó la invitación.

Pep Guardiola, sin embargo, sí aceptó la petición y se reunió en Múnich con Miguel Ángel Lara y Miguel Ángel Díaz, dos de los autores, a los que confesó: “Los jugadores de la Selección me decían en los entrenamientos del Barça que estaban preocupados, que era todo muy feo. Yo les insistía en que tenían que arreglarlo”. Sin embargo, el técnico del Bayern dice sentirse “cero responsable” de los hechos acontecidos.

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?