Deportes

Revolucionarios métodos de entrenamiento

Un madrileño de 25 años, llamado a ser campeón del mundo de boxeo

En su primer combate profesional dejó inconsciente a su oponente. No ha perdido una pelea desde entonces.

Nicolás González .
photo_camera Nicolás González .

Nicolás González Pérez,  boxeador de La Cabrera, Madrid, es la gran promesa del boxeo español tras un arranque insólito y demoledor en su carrera como profesional: en poco más de 8 meses  acumula cinco victorias en tantos combates en la categoría de super ligero (todos ellos por KO).

Según explican fuentes expertas en el deporte de las 16 cuerdas a El Confidencial Digital, el inicio de González “no es normal” y que gracias a su “seriedad e implicación a la hora de entrenar, su concentración en el ring, sus ganas por mejorar y absorber conceptos  y un equipo que trata de que progrese día a día”, convierten al madrileño un boxeador con un futuro “increíble”.

Últimas noticias

“Lo que ha hecho en sus primeros meses como profesional y con sólo 25 años, un tiempo récord, reafirma que este púgil subirá seguro a lo más alto y se proclamará campeón del mundo en poco tiempo”,  garantizan.

Lo definen así: “Tiene una pegada diestra fuerte y fugaz, grandes reflejos y un noqueo que acaba con sus rivales con un solo golpe. Es un potente noqueador. Si una mano suya te llega clara, te caes al suelo. Está clarísimo. En su primer combate profesional se temió por la vida del oponente porque le dejó casi un minuto inconsciente”,

El vídeo del día

ERC y Junts cierran un principio de acuerdo para formar un Govern

Según ha podido saber ECD Nicolás González goza de varias claves que le hacen estar mejor preparado y situarse varios peldaños por encima del resto de boxeadores españoles;  los métodos, las horas de trabajo, y el entorno que rodean al luchador de la promotora madrileña “Guantes de Lobo” son la base que sostienen los resultados hasta la fecha obtenidos y el futuro de un noqueador excepcional en una de las categorías reina del boxeo nacional.  Ésta es la receta del éxito:

Entrenamiento seis días a la semana

Entrenamiento duro, exigente y comprometido: González entrena 6 días a la semana mañana y tarde. Al comenzar el día combina jornadas de ejercicio funcional (esfuerzo, balón medicinal, cuerda, abdomen, flexibilidad, salto, picas…) con otras de carrera, velocidad, resistencia y pesas. En estas sesiones siempre está acompañado por su manager Álvaro Gil-Casares.

Por las tardes acude al Gimnasio de La Colina(San Sebastián de los Reyes) para entrenar golpe y movimientos de reflejos, fuerza, defensa y ataque dentro del ring junto a sus preparadores Marcos y Diana. Allí acaba pasadas las ocho de la noche.

Este aspecto, que parece algo normal para boxeadores de alto nivel ,en el caso de Nicolás González es diferente. Según fuentes de este diario, el púgil de “Guantes de Lobo” dejó su trabajo; laboraba para sus padres en el restaurante que poseen en La Cabrera,  para dedicarse exclusivamente al boxeo. Esto fue algo que se empeñó su mánager Gil-Casares para hacer de González alguien campeón. Logró un patrocinador, una conocida marca de barritas  energéticas,  que le paga lo que ganaba en su anterior trabajo. Esto es algo excepcional. En España los boxeadores tienen que trabajar además de entrenar para pagar sus gastos. Ello les impide una dedicación total a pelear. No se ejercitan igual y la dedicación no es la misma.

Un equipamiento de alto nivel

La marca que lleva a Nicolás se encarga de cuidar al mínimo detalle cada parte de su preparación. Entre otras, destacan la máscara de entrenamiento de altitud que simulan desde 3.500 metros a 5.500. Es el primer equipo en España que comenzó a usar esta técnica.

Otras claves importantes del trabajo son grabar partes de la preparación en el gimnasio para analizarlas a posteriori o colocarle una mini cámara en la cabeza para estudiar sus movimientos.  También, en el recinto de San Sebastián de los Reyes no le falta de nada; Marcos, siempre pendiente de él, le pone personalmente los protectores en sus manos antes de golpear y se los cambia con gran cuidado y delicadeza.

Por último,  cuando se ejercita en el Polideportivo en el entreno funcional con Gil-Casares se ayuda de todo tipo de utensilios: balón de equilibrio, colchonetas, pesas, cuerdas, obstáculos, conos…

Motivación constante

 Cuentan personas que conocen y han visto a Nicolás González que antes de que saltara al campo profesional ya “se auguraba un tremendo futuro por su gran mentalidad”.

“Es sin duda uno de los mayores potenciales del boxeo nacional, tiene un mánager que está volcado con él, no como otros que tienen cien púgiles y al final no trabajan con ninguno, un gran equipo de entrenadores, unas cualidades físicas y técnicas de gran magnitud y una mentalidad y ambición como pocas se han visto”, afirman a ECD.

Además, las mismas fuentes indican que aunque el salto al boxeo profesional siempre es “difícil”, González llevó los nervios, la responsabilidad y las ataduras físicas “con endereza, frialdad y gran capacidad para absorber conocimientos”.

“En otros casos es difícil verlo, pero Nicolás cuenta con gran arrope familiar, una vida muy ordenada, una disciplina de trabajo impecable y una ambición que le dan confianza y garantía de éxito. Esto es importantísimo. Queda demostrado en esta carrera meteórica que lleva”, indica alguien que cuenta con muchos años en los gimnasios.

Además,  apuestan a que antes de que acabe el presente año González estará “dispuesto” a asaltar el campeonato de España.

“Su carrera amateur fue muy rápida, pero desde que empezó como profesional no dio opción a sus rivales. En el quinto combate del pasado mes de marzo ganó por KO a un boxeador que llevaba más de 45 peleas. Terminó con un golpe de escuela, una ejecución para enseñar a los que empiezan, una esquiva sobre recto impecable que llevó a cabo en décimas de segundo”, recuerdan.

“Ahora tiene que seguir peleando y formándose, pero si sigue con su progresión, no queda mucho tiempo para que pelee por un título mundial y lo gane. Cualquiera de los que hay, o los que se proponga, porque no debe tener ningún techo”, opinan a este medio.

Todas las fotografías que se muestran a continuación pertenecen al fotógrafo Juan Luis Recio:

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?