Vista diurna y exterior del Coliseo de Roma desde la Vía Sacra
photo_cameraVista diurna y exterior del Coliseo de Roma desde la Vía Sacra

Destinos

Las 12 curiosidades más destacadas del Coliseo Romano

Es una de las Siete Maravillas del mundo moderno y Patrimonio de la Humanidad

El Coliseo Romano y Anfiteatro Flavio no deja de sorprender.  Cada año lo visitan alrededor de seis millones de personas y puede albergar hasta 3.000 personas al mismo tiempo.

Su masiva afluencia ha sido una de las razones por las que las autoridades romanas inaugurarán en 2022 una línea de metro con parada en las inmediaciones.

Además, las visitas al Coliseo cuentan con exposiciones eventuales y fijas, como la exposición permanente sobre la historia del anfiteatro Flavio, indica la web oficial.

Modelo para recintos deportivos

Aunque la estructura está seriamente dañada debido a los terremotos, el Coliseo siempre ha sido visto como un icono de la Roma Imperial y es uno de los ejemplos mejor conservados de la arquitectura romana.

Su enorme edificio ovalado de 189 metros de largo por 156 de ancho y 57 metros de altura, con un perímetro de la elíptica de 524 metros, ha servido como modelo para los recintos deportivos modernos por su diseño ingenioso y por ofrecer soluciones eficaces a problemas actuales como salida y entrada al interior por distintas puertas.

Es también un lugar ligado a la Iglesia católica y todos los años el papa encabeza un viacrucis durante el Viernes Santo ya que el Coliseo conmemora a los primeros cristianos que murieron mártires del Imperio Romano por defender su fe.

Curiosidades

La Buena Vida ha seleccionado las 12 curiosidades más destacadas del Coliseo para conocer algo más de la historia de uno de los monumentos arqueológicos más impresionantes en el mundo.

  • Su construcción tardó ocho años. No fue levantado por Nerón como parece reflejar la legendaria película Quo Vadís, sino que el anfiteatro más grande del Imperio Romano fue iniciado por Vespasiano en el año 72 d.C e inaugurado en el 80 por su hijo Tito.
  • Juegos de 100 días. Su construcción sustituyó al anfiteatro de Cayo Estatilio Tauro, edificado en época de Augusto y que fue destruido en el incendio del año 64. Se inauguró con unos juegos que duraron hasta 100 días y en los que se sacrificaron unos 5.000 animales.
  • Coloso de Nerón. Se levantó en la hondonada en la que Nerón ubicó el lago artificial Domus Aurea y su nombre posterior, Coliseo, y por el que es más conocido en la actualidad, se debe a una gran estatua que había cerca, el Coloso de Nerón.
  • Espectáculo gratuito. La pretensión de Vespasiano, fundador de la dinastía Flavia, era levantar un anfiteatro para la diversión y distracción del pueblo: ofrecer espectáculos de forma gratuita. De esta manera, el emperador acercó el poder a la población romana y se ganó la voluntad del pueblo.
  • 70.000 personas. Se estima que su capacidad era de alrededor de 70 mil personas. La clase baja y las mujeres se sentaban en los niveles superiores, mientras que los senadores y la orden ecuestre se sentaban en los niveles inferiores, cerca de la acción, protegidos por una red, destaca la web Musement.com.
  • Espectáculos de gladiadores y fieras. Los espectáculos no consistían solo en las luchas de los gladiadores. También se ofrecían escenas de caza con animales exóticos y feroces, y luchas de fieras. La última pelea de gladiadores de la historia está registrada alrededor del año 435. La caza de animales continuó por lo menos hasta el año 523.
  • Una iglesia en su interior. En el año 523 se prohíben esta clase de juegos sangrientos y fue cuando se construyó en su interior una iglesia y su subsuelo fue utilizado como cementerio.
  • Abandono. Desde su última representación hasta la Edad Media, el Coliseo cae en un estado de abandono que, unido a los innumerables daños que lo mutilan, presenta la imagen de un monumento destruido, recoge la web visitar el Coliseo.
  • Un lugar de comercio en la Edad Media. Durante los siglos XII-XIII el Coliseo se convirtió en un espacio dedicado a la venta de vino y ganado, a tenor de los hallazgos arqueológicos, que han permitido documentar restos de almacenes, graneros, establos y viviendas, así como tabernae, espacios abiertos situados en habitaciones de viviendas, sin conexión con estas, y que estaban destinados al comercio. Un sistema de recogida y almacenamiento de agua de la lluvia, también documentado arqueológicamente, permitía abastecer a las personas que allí vivían.
  • Donado al pueblo de Roma. En el año 1312 Enrique VII lo dona al Senado y al pueblo de Roma, lo que no impidió que durante los siglos XV y XVI fuera usado como cantera para la construcción de nuevos edificios.
  • Consagración católica. En el año 1749 el papa Benedicto XIV lo consagró en honor de los mártires allí asesinados, lo que contribuyó a su protección.
  • A finales del siglo XIX comienzan a realizarse labores de conservación y limpieza, iniciándose las excavaciones de las estructuras subterráneas.

Visitas guiadas

La mejor forma para contemplar la majestuosidad del complejo es reservar entradas especiales con acceso exclusivo al hipogeo o a los niveles superiores. También es recomendable organizar la visita en compañía de un guía local o con una audioguía para entender mejor la relevancia de este lugar en la historia de la antigua Roma.

Las entradas al Coliseo Romano pueden combinarse con el acceso al Foro Romano y el monte Palatino y, en este caso, suelen tener validez para 2 días, por lo que la visita se puede planear en función de las necesidades de cada uno, como recomienda y ofrece Musement.

 Se recomienda llegar temprano para evitar las multitudes y visitar el monte Palatino por la tarde, momento de menor afluencia de público. Aunque las entradas sin colas y la correcta planificación de la visita suelen ayudar a disfrutar de una mejor experiencia, la afluencia de público en los lugares de interés de Roma es muy alta, por lo que se recomienda armarse de paciencia.

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?