Prepara tu siguiente viaje
photo_cameraPrepara tu siguiente viaje

Destinos

Basta ya de vacaciones desorganizadas, lo que debes saber antes de tu viaje

¿Qué pasos debemos seguir cuando preparemos el siguiente viaje?

Es una realidad, a muy pocas personas no les gusta viajar. La mayoría estamos deseando tener un fin de semana, una semana, o inventarnos una excusa para hacer un viaje. Preparar un viaje nos puede parecer una tarea fácil, al fin y al cabo, vamos a pasarlo bien y es nuestro tiempo libre. Pero, a veces, la preparación puede ser más complicada de lo que esperábamos.

¿Qué pasos debemos seguir cuando preparemos el siguiente viaje?

Comprar los vuelos

Hay algo que se tiene que tener en cuenta si lo que se quiere es conseguir vuelos baratos. El mejor consejo es tener flexibilidad en todos los sentidos: días que vas a viajar, horarios, escalas, aerolíneas…  El día de la semana más caro para viajar es el sábado, si puedes cambiar tu disponibilidad, y por ejemplo viajar un martes, puedes llegar a viajar un 20% más barato. También la hora del vuelo es importante, viajar a primera hora de la mañana siempre es mucho más caro que por la noche. Ten en cuenta que si por ejemplo tu vuelo sale a las 21h puedes ahorrarte mucho dinero y al día siguiente ya amanecerás en tu destino y tienes todo el día por delante.

Planificar una ruta

Existen varias opciones a la hora de planificar un viaje, dependerá si solo visitarás una ciudad (2, 3 o 4 días), o si tienes intención de hacer una ruta más extensa. Organizarse antes y durante el viaje es fundamental, las nuevas tecnologías facilitan mucho el trabajo, sin necesidad de desplazarse podemos pensar que haremos y organizar una agenda.

El itinerario puede ser variado por propia voluntad o por improvisación durante el viaje (esta es en parte la gracia de los viajes), pero siempre es bueno tener un guión previo. Siempre es preferible ver menos cosas, pero disfrutarlas y asimilarlas. Para preparar la ruta necesitamos conocer el tiempo necesario para visitar cada lugar, así como el transporte disponible, su frecuencia y la duración del trayecto. La ruta planificada debe ser racional, intentando minimizar las distancias a recorrer. Pero también flexible para que, en caso de imprevistos, dispongamos de margen de maniobra. El trazado de la ruta a seguir también debería tener en cuenta los lugares donde dormiremos.

Documentos para viajar

Si el destino es un país de la Unión Europea o algunos otros como Malta, Noruega o Suiza es suficiente con llevar el DNI, pero siempre verificar que no esté caducado. Para el resto de países necesitaremos el pasaporte. En este caso debemos comprobar con antelación que nuestro pasaporte esté en período de validez, teniendo en cuenta que en algunos países se requiere una validez mínima de seis meses a partir de la fecha de entrada en el país.

Además del pasaporte, hay países en los que también se necesita un visado. Se trata de una autorización que concede el país en cuestión y que se estampa en el mismo pasaporte, siendo imprescindible para entrar en el país. Por ello debemos informamos bien de si el país o países a visitar requieren visado para entrar. Esto lo podemos averiguar a través de la Embajada o Consulado correspondiente, o buscando por Internet (hay muchos blogs y webs que informan de los requisitos para entrar a distintos países).

Llegada al aeropuerto

En este punto del viaje lo más importante es no ir con prisas. Si nos queremos ahorrar un disgusto tenemos que ir con tiempo al aeropuerto. Cuando se sale de un aeropuerto grande, como puede ser el de Madrid o de Barcelona, con varias terminales, se tiene que revisar con antelación de que terminal sale nuestro vuelo (podemos consultarlo en la web del aeropuerto o en la de la aerolínea).

Mirar bien cómo llegaremos al aeropuerto, una buena opción es dejar el coche en el parking, así a nuestra llegada tendremos el vehículo allí y nos ahorraremos tiempo para llegar a casa. Si optamos por dejar el coche en el parking del aeropuerto, podemos mirar las opciones displonibles, ya que los parkings del aeropuerto suelen costar mucho y agotarse pronto, a veces puede ser conveniente echar un vistazo a páginas web que permitan reservar un aparcamiento a un precio más asequible, sin renunciar a la calidad del servicio recibido. Una buena alternativa la representan esas webs que permiten reservar online el aparcamiento en los aeropuertos como MyParking. Reservando con antelación podemos obtener importantes descuentos. Incluso si compartimos coche nos puede llegar a salir más a cuenta que ir en transporte público.

Presupuesto y dinero para el viaje

Es muy recomendable hacer un presupuesto realista para saber cuánto dinero debemos llevar. A partir de los precios que podemos encontrar en guías o internet, y de acuerdo con el tipo de viaje, elaboraremos presupuesto diario aproximado y lo multiplicamos por el número de días que va a durar nuestro viaje, y a la cantidad final le añadimos un pequeño porcentaje que pueda cubrir gastos inesperados que nos podemos encontrar durante el viaje (pero sin pasarse, para no llevar mucho dinero).

Otra opción, si no queremos llevar mucha cantidad de efectivo con nosotros (ya que en algunos casos puede ser peligroso) es la tarjeta de crédito. Cada vez son más aceptadas en prácticamente todo el mundo (sobre todo la tarjeta VISA y MasterCard), pero no debemos confiarnos demasiado, ya que en algunos países poco desarrollados no son aceptadas en todo el territorio (solo en zonas de gran interés turístico o en comercios grandes). Pero es importante disponer de una tarjeta durante el viaje, por si tenemos un gasto importante (hotel, restaurante...), o por ejemplo, si queremos alquilar un vehículo. Además la mayoría de tarjetas disponen de un seguro, que nos podría ser de ayuda en caso de accidente con el coche de alquiler.

Repasar la lista y viaje

Y por último, muy importante, repasar la lista dónde hemos apuntado todo lo que vamos a necesitar durante el viaje. Algo a tener en cuenta son los adaptadores para corriente (para poder cargar el móvil, tablets...) Pero lo que no nos podemos olvidar en casa, bajo ningún concepto es la documentación. Sin el documento de identidad o pasaporte no vamos a poder salir. Así que una vez tengamos revisada la lista, la ruta planificada, dinero, lleguemos al aeropuerto con tiempo suficiente, y pasemos el control… ya solo queda lo mejor: ¡el viaje!

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?