Tailandia.
photo_camera Tailandia.

Destinos

¿Todavía no conoces Tailandia? ¡Anímate!

Descubre qué es lo que realmente distingue este país de otras escapadas tropicales del mundo

Cada año, más y más turistas visitan Tailandia, la Tierra de las Sonrisas. Tal vez sea por sus playas de arena blanca, sus fabulosos hoteles, sus increíbles  templos históricos o su maravillosa comida. Lo que está claro es que este paraíso tropical tiene  mucho que ofrecer a los visitantes.

Si todavía no estás convencido de realizar un viaje a Tailandia y quieres saber qué es lo que realmente distingue este país de otras escapadas tropicales del mundo, a continuación encontrarás algunas de las principales razones que, sin duda, te animarán a visitarlo. De la mano de expertos, como destinosasiaticos.com, encontrarás el mejor viaje para disfrutar de tus vacaciones. 

La comida tailandesa es deliciosa

A lo mejor ya conoces la comida tailandesa, pero si en el restaurante al que sueles ir te gusta, en su país de origen la disfrutarás todavía más. Las especias, las fragancias o la variedad de sabores características de la cocina thai ofrecen una experiencia gastronómica sin parangón.

El vídeo del día

López insiste en la necesidad de una ley de pandemias

Además de la auténtica comida tailandesa que encontrarás en los restaurantes, en los puestos al aire libre sirven las mejores y más baratas comidas que puedes encontrar. No cabe duda de que la comida callejera en Tailandia es fundamental para la cultura del país. Qué mejor manera de descubrir a los tailandeses que disfrutando junto a ellos de platos como el Pad Thai o el Khao Pad en uno de los puestos de comida callejera que encontrarás por toda Tailandia. No importa la hora del día, siempre habrá algún sitio donde disfrutar de una variedad de platos que despertarán tus ganas de probar más.

Los tailandeses son gente muy amigable

Aunque en todos los destinos turísticos es habitual encontrar gente agradable y amigable, hay algo en los tailandeses que hace que aventurarse en este país en particular sea de lo más especial. Tal vez sea porque la felicidad que transmiten los tailandeses es contagiosa, pero lo cierto es que son extremadamente educados y serviciales. No obstante, aunque hablemos del país de la sonrisa, también se trata de un país con fuertes tradiciones y costumbres, que hay que respetar, aunque seas turista. Si bien es verdad que los tailandeses son gente amable, también aprecian que no le falten el respeto, por lo que, en todo momento hay que ser educado y mostrar empatía.

Miles de templos budistas para encontrar un poco de paz

El budismo es la religión predominante de Tailandia e influye en muchos ámbitos, desde la arquitectura, hasta la forma en la que las personas interactúan entre sí. Todas las principales ciudades del país tienen impresionantes templos budistas para visitar. Concretamente, existen más de 40.000 templos budistas en Tailandia, desde los clásicos de estilo Khmer, hasta templos insólitos como Wat Samphran, el templo del dragón, o Wat Pha Sorn Kaew, al estilo Gaudí.Por lo tanto, es fácil encontrar al menos uno que te llame la atención. Aunque los más singulares y abundantes se encuentran en la capital, cada provincia cuenta con al menos una de estas majestuosas maravillas arquitectónicas.

Hermosas playas

Tailandia tiene algunas de las mejores playas del mundo. Precisamente, existen muchos tipos de playas en este país, adaptadas al gusto de cualquier visitante. Además, este exótico destino vacacional cuenta con tramos de arena increíbles, que son tranquilos y aislados. Visitar playas paradisíacas como Railay Beach en Krabi, Rantee en Phi Phi Island o Sai Nuan Beach en Ko Tao, es uno de los planes que no puede faltar en tu viaje a Tailandia.

Puedes visitar Tailandia durante todo el año

El clima de este país es envidiable y, es que, independientemente de la temporada del año, nunca hace frío y es muy soleado. Esto convierte a Tailandia en un destino perfecto al que viajar durante todo el año.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?