Valencia
photo_camera Valencia

Destinos

Valencia: la ciudad ideal para vivir y trabajar desde casa

La oficina del futuro en el propio edificio

Los tiempos están cambiando. Buscamos vivir, cada vez más a menudo, en un entorno adecuado a las nuevas necesidades, acorde con la realidad laboral del momento. Trabajar desde casa presenta muchas ventajas cuando se desea optimizar tanto el tiempo dedicado a nuestra profesión como a encontrar momentos de calidad para disfrutar de la vida personal.

Las nuevas modalidades de empleo, con el teletrabajo a la cabeza, están facilitando elegir la manera y el lugar desde donde hacerlo. Podemos aprovechar esta oportunidad para vivir y trabajar en Valencia en un edificio de diseño, teniendo a nuestra disposición todos los servicios que precisamos para nuestra nueva etapa.

¿Por qué Valencia? La prestigiosa revista Time ha elegido a la capital del Turia —durante varios años consecutivos— como la mejor ciudad del mundo para vivir. Por medio de una macroencuesta, sus lectores han opinado sobre los aspectos más relevantes de la vida y el trabajo en decenas de ciudades de todo el planeta. La conclusión es que Valencia es la mejor elección.

La ciudad cuenta a su favor con el atractivo de su buen clima —con más de 300 días de sol al año— y con una amplia oferta cultural y gastronómica. Sin olvidarnos de sus magníficas playas, los entornos naturales y la cercanía con otros centros de interés. Además, en Valencia todo está cerca. Su tamaño medio y su moderna red de transporte público hacen que sea una ciudad totalmente accesible y muy fácil de disfrutar.

La oficina del futuro en el propio edificio

Valencia es una ciudad emprendedora. En la actualidad, cuenta con más de medio millar de startups y una veintena de aceleradoras públicas y privadas. Este entramado laboral facilita el caldo de cultivo para que todo tipo de profesionales se establezcan en la ciudad.

Ya tenemos nuestro lugar ideal para residir. Ahora, necesitamos un espacio donde trabajar con todas las garantías y comodidades necesarias. ¿Y si pudiéramos hacerlo en el mismo edificio en el que vivimos? No es una utopía. Ya existe esta posibilidad. Además, es una opción que va ganando posiciones entre las personas que necesitan mejorar su calidad de vida.

Disponer de un coworking en nuestro edificio de residencia solo presenta ventajas frente a la oficina tradicional. Nos ahorra tiempo de desplazamiento, posibilita aún más la flexibilidad laboral, permite ser más productivos y nos ayuda a separar la vertiente laboral y doméstica, inevitablemente mezclada en nuestras actuales viviendas.

Además, la familia al completo se beneficia de vivir y trabajar en un entorno especialmente pensado para que todos los servicios estén integrados en la zona de residencia. Podemos encontrar colegios, hospitales, centros de ocio y deportivos a escasos metros, evitando transportes costosos e innecesarios.

Este es el futuro hecho realidad. Es el momento de disfrutar de todas las ventajas que supone disponer de una oficina coworking en el mismo edificio donde vivimos. La conciliación entre nuestro trabajo y la vida familiar y personal nunca ha resultado tan sencilla como ahora.

El vídeo del día

Más de 60 medios y casi 300 personas participan en la extinción del incendio en Liétor
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable