Dinero

150.000 trabajadores en ERTE van a recibir una ‘paga extra’ de 1.200 euros

El SEPE ha corregido la deducción que había aplicado a empleados a tiempo parcial, les va a compensar con un único abono en su cuenta corriente, pero los afectados deben reclamarlo

La ministra Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministro celebrado en Moncloa, en Madrid (España), a 29 de septiembre de 2020.
photo_camera La ministra Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministro celebrado en Moncloa, en Madrid (España), a 29 de septiembre de 2020.

El Gobierno va a mejorar la paga que han recibido los afectados por ERTE que trabajan a tiempo parcial. Hasta ahora, el SEPE les ha reconocido ayudas menores que a quienes tienen un empleo a jornada completa. Trabajo va a recalcular las prestaciones de estos trabajadores y les compensará por el dinero que hayan dejado de percibir.

Según ha podido confirmar Confidencial Digital por fuentes conocedoras de la normativa, el departamento que dirige Yolanda Díaz ha establecido que, cuando las prestaciones por desempleo reconocidas en el ámbito de los ERTE se compatibilicen con la realización de un trabajo a tiempo parcial no afectado por medidas de suspensión, “no se deducirá de la cuantía de la prestación la parte proporcional al tiempo trabajado”.

Este cambio se reflejará automáticamente en las prestaciones tramitadas a partir del mes de octubre, y se abonará de forma efectiva en la paga que el Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) debe efectuar en los primeros días de noviembre a los trabajadores que todavía permanecen en ERTE.

El SEPE calcula 150.000 beneficiarios

Además, el Ministerio de Trabajo va a llevar a cabo también una compensación para los empleados a los que les ha reconocido ayudas menores que a quienes tienen un trabajo a jornada completa. Ha contabilizado que los afectados alcanzan los 150.000.

Esta especie de paga extra se abonará de una sola vez en la cuenta corriente de los beneficiarios, y será “equivalente a lo dejado de percibir por la deducción efectuada”.

Sin embargo la compensación no será automática, no se producirá por defecto, sino que debe ser solicitada por el afectado. El plazo de presentación de la solicitud finaliza el 30 de junio de 2021. El formulario de reclamación se encuentra disponible en la Sede Electrónica del SEPE.

Una paga única de 1.200 euros de media

Según las fuentes consultadas por ECD, calcular el coste de esta medida es mucho más complicado, porque depende de la base de cotización y la jornada de cada trabajador afectado. Pese a ello, este caso puede servir como ejemplo práctico:

Un trabajador tiene dos empleos a tiempo parcial, y en uno de ellos le han incluido en un ERTE. Hasta ahora, si cobraba 1.000 euros en la empresa en ERTE, se tenía en cuenta tan solo el 50% de esa cantidad y se le aplicaba el 70% correspondiente a la prestación por desempleo, por lo que cobraba una prestación de 350 euros.

A partir de ahora y, a efectos de la compensación, la prestación será el 70% sobre el 100% de su base reguladora, es decir, 700 euros. Sin embargo, para conocer la cantidad final que percibiría hay que tener en cuenta los topes máximos que aplica el SEPE, para los que sí se tiene en cuenta la parcialidad.

El vídeo del día

Finaliza la misión de la sonda de calor interno de Marte

Para un empleado sin cargas familiares, la prestación máxima a percibir es de 1.098 euros, por lo que si tiene una jornada parcial será de 549 euros.

A efectos prácticos, si el trabajador ha permanecido durante seis meses compatibilizando la prestación por ERTE con un empleo a jornada parcial, recibirá una compensación de 199 euros por cada mes, es decir, un único pago de 1.194 euros.

Una cascada de errores con los ERTE

Esta deducción indebida a los trabajadores a tiempo parcial se suma a la cascada de errores que se han registrado en los últimos meses con el pago de los ERTE

Personas que no tenían que haber percibido la prestación y han cobrado dinero; otras que no la han recibido y tenían derecho a ella; algunas han cobrado meses completos a pesar de que su ERTE había concluido antes. Hay trabajadores que tenían una cifra asignada inferior a la real, y ha habido hasta confusión en los números de cuenta bancaria de los beneficiarios.

Por si esto fuera poco, los trabajadores afectados por un ERTE con hijos a cargo se han visto especialmente perjudicados por el caos en los servicios de empleo. No se tuvo en cuenta el número de niños en las familias en el momento de reconocer las prestaciones y tres meses después comenzó a regularizar los pagos.

En el SEPE defienden que el objetivo era, en los momentos más duros de la pandemia, acelerar el reconocimiento de las solicitudes colectivas que presentaban las empresas con la relación de trabajadores afectados por expedientes de suspensión de contratos y reducción de jornada por fuerza mayor, o por causa económica, técnica, organizativa y de producción.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?