Dinero

40.000 trabajadores irán a la calle si todas las gasolineras implantan el auto servicio

Las petroleras responden así a la propuesta de la CNMC de prescindir de ese personal para reducir el precio de los combustibles

Coche repostando combustible en una gasolinera.
photo_cameraCoche repostando combustible en una gasolinera.

Después de la propuesta para recortar la retribución a eléctricas y gasistas, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) acaba de recomendar la eliminación de las restricciones regulatorias a las gasolineras automáticas, al considerar que las normas actuales dificultan la apertura de este tipo de estaciones de servicio. Un plan que ha movilizado estos días al sector de las petroleras.

Así lo reflejó la CNMC en un estudio publicado la semana pasada sobre el efecto competitivo de la entrada de gasolineras automáticas en el mercado de distribución minorista de carburantes. Destaca que son positivas para la competencia y el abaratamiento de los carburantes.

Para el organismo supervisor, “las estaciones de servicio automáticas tienen potencial para introducir más competencia en el mercado de distribución de carburantes, beneficiando a consumidores y usuarios”.

40.000 trabajadores irán a la calle

Pero la propuesta de la CNMC se ha encontrado con un frente común de sindicatos, empresas y algunas asociaciones de consumidores que, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de los movimientos, han comenzado a advertir del riesgo sobre la seguridad, los derechos de los usuarios y el empleo.

En España se contabilizan unas 10.000 estaciones de servicio, que dan trabajo a 60.000 personas. Fuentes sindicales alertan a ECD de que 40.000 de esos puestos se encuentran en peligro si las petroleras apuestan por el formato de gasolineras sin empleados que propone Competencia.

A día de hoy, aseguran, existen unas 300 gasolineras de este tipo en España, que suponen menos del 5% del total del mercado. En algunos países europeos este modelo supera el 60%.

Sólo la primera petrolera española, Repsol, cuenta con más de 3.500 estaciones de servicio en España, incluyendo las que pertenecen a terceros, que emplean a unas 20.000 personas. Pero la mayoría de las gasolineras operan por ahora con trabajadores.

El veto de las normativas autonómicas

Pese a las críticas de CNMC por las trabas de las autonomías a un modelo de negocio que, en su opinión, puede ser disruptivo para el mercado de distribución de carburantes y beneficiar a los consumidores, fuentes del sector destacan a ECD que catorce autonomías han impulsado normativas para prohibir las estaciones de servicio sin empleados.

Algunas de ellas, explican, han vetado en los últimos años la fórmula de gasolineras desatendidas o la han restringido, permitiendo sólo la ausencia de personal por las noches.

La CNMC ha subrayado que en Europa las estaciones de servicio sin personal son “un formato habitual” en numerosos países, lo que no ha originado “mayores riesgos para la seguridad del usuario y sí ha reportado beneficios” en forma de caídas de precios.

Como ejemplo, destaca que en Suecia, estas gasolineras suponen el 60% del mercado; en Dinamarca, el 65%; en Bélgica se aproximan al 20% y en Holanda al 23%.

Por el momento, Competencia no ha recurrido las normativas autonómicas que ya están en vigor, aunque en algunos casos (cuando se trata de normas inferiores a leyes, como decretos) tiene la potestad de hacerlo ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional si considera que vulneran la unidad de mercado.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes